La Reina Batata.El marketing también es cosa de chicos…

Enero. Mes de Reyes y también del aniversario de María Elena Walsh. Demás está decir por qué pensé en esta nota…

La Reina Batata es, desde hace 5 años, “la juguetería” de Junín.

Pero esta “Reina” no está sentada en un plato de plata (como decía la inolvidable María Elena). Está parada todos los días en la puerta del negocio para chicos que más en serio se toma el juego…

Ya teníamos a los históricos Maulini (con buena infraestructura pero sin sorpresas) y Belgrano (en evidente declive). Pero faltaba un grande que nos sacara siempre ese guaaaau tan esperado. Y eso lo logra, de primera nomás, la colorida muñecota de la vereda, ayudada por un contexto competitivo donde escasean las ideas creativas (o los cojones para ponerlas en práctica). “En el país de los ciegos, el tuerto es rey”, refrán que en este caso se cumple, aunque sin restarle méritos propios.

Mamá quiero!!! Volver a la infancia…


Debo reconocer que cuando paso por La Reina Batata me es imposible no parar.

Primero por su atractiva doble vidriera, armada por la profesional de mayor experiencia de la ciudad (mi socia Cynthia Walton). Ahí vemos la torre de soñados bebotes, y espacio suficiente para que se luzcan cochecitos, cunas, sets de cocina o bicis con el mismo “derecho” de cartel. Porque a quién no le pasó (a mí sí) ir a una casa de artículos para el hogar y señalar la muñeca que está al lado del neumático, que a su vez está al lado del colchón y la cortadora de césped!. Inconcebible en estos tiempos de segmentación y venta de experiencias emocionales por sobre cualquier stock apabullante de “mercadería”…

Adentro, las góndolas están organizadas por edades y sexo. Las barbies nunca se mezclan con los Hot Wheels, ni los juegos de ingenio con el merchandising del Sapo Pepe.

Hay áreas definidas para los productos de licencia, backlights con personajes de Disney y un LCD con canal de dibujitos. Tambiénacciones de valor agregado como sorteos, venta de entradas de espectáculos infantiles y maquiladoras de painting.

Casi todo se ve coherente, que no es poco. 

Juguemos a que yo era…

 

En Time Square, el punto neurálgico de Broadway en Manhattan, está la cadena del rubro más grande del mundo: TOYS R US. Ahí alucinan hasta los abuelos. Tiene una rueda de la fortuna y una gigante y soñada mansión de Barbie. Y obvio, fantasía a pleno. Los niños pueden desde adoptar bebotes “recién nacidos” hasta crear sus propios juguetes que luego les envían a domicilio.

A esta cadena pertenece FAO SCHWARTZ, la tienda ícono, sobre la 5ª Avenida, donde se perdió Mi Pobre Angelito y Tom Hanks tocaba con los pies el piano gigante del suelo en la película “Big”.

En FAO te reciben amables “saludadores” vestidos de soldados cual Palacio de Buckingham y un oso tamaño oso. Quizás por eso sea también el lugar preferido de los famosos para sus compras navideñas.

Como en todo negocio que sabe interpretar el mercado actual, hay sectores separados y ambientados para cada tema: bebés, libros, música, golosinas, muebles para casitas, e infinidad de peluches en todos los tamaños (hasta más de tres metros!).

Salvando las distancias, La Reina Batata está muy bien orientada dentro de estos conceptos.

 

Se lleva la corona

Por todo lo antedicho, es que en un trono (y no precisamente de lata), podemos poner sin chistar a La Reina Batata.

Otro ejemplo de que si lo hacés bien, te va bien. Que más allá de presupuestos o contextos, se debe usar la misma mente en Disney o en la República de los Niños. Y que de esa forma, y como dice Tom Wise, SÍ SE PUEDE.

Hasta el próximo caso! (porque esta canción no se terminó…).

 

CONCLUSIÓN FODA

Fortalezas: tamaño, ubicación estratégica, ambientación, acciones de valor agregado (personajes, sorteos, venta de entradas).

Oportunidades: tiene un solo gran competidor al que puede ganarle por su mejor aproximación al marketing de experiencias.

Debilidades: un rubro dirigido a la generación digital no puede estar sin presencia en la web. Carece de página y su Face no se actualiza desde hace más de 5 meses.

Amenazas: cualquier sucursal/franquicia de Giro Didáctico, El Mundo del Juguete, Imaginarium o Cebra (posible dada la creciente producción local de juguetes), por su nivel de profesionalismo. Y que a FAO ni se le ocurra mirar para el sur! Jajaa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>