Chanchadas en la Expo…

Ayer terminó la Rural. Ni bien llegué a casa me puse a recopilar el material para la nota.

Tratando de ampliar algunos detalles, fui a la web oficial, que no es precisamente una “muestra dinámica”. Lo único que encontré en tiempo real fue la hora y el clima… Entonces seguí por el Facebook, ya que casi todos los eventos y empresas bien comunicadas lo tienen.

http://www.facebook.com/expo.junin

Historia repetida. Dos segundos para darme cuenta que detrás está el mismo personaje haciendo “chanchadas”, que no fueron pensadas precisamente por la coherencia temática con la Expo…

Cuando un trailer dice por ejemplo “del mismo director de Titanic y Avatar”, es para recordar el prestigio que significa el nombre James Cameron. Acá, es justamente al revés. Cuando algo lleva el sello de este mismo diseñador, seguro es una chantada. Curiosa analogía entre el séptimo arte y el arte de cuarta…

Y como ya sabés, pienso que en estos casos la culpa es más del chancho que del que da de comer…

 

Hay gente que tiene Face para todo…

 

Facebook es una red social. Una empresa la usa precisamente para eso, para socializar, interacturar con sus clientes y responder sus inquietudes.

En el sitio de Expo Junín, los interesados preguntaron de todo. Y nunca nadie respondió.

Sólo dijeron que estaba manejado por “terceros” y no tenían información. Y si no la tenés, buscala!. ¿Para qué se supone que estás a cargo de la comunicación de la marca???.

Dicho de otro modo: ¿Entonces para qué abrís un Facebook?. Qué buena pregunta!. Porque es de esas que se contestan al toque. De nuevo es para “zafar y llevar agua a mi molino”.

Al autor del sitio no le tiembla la mano a la hora de sacar ventaja con la marca que sea. Aunque esas pobres marcas se vean obligadas a hacer lo que no les conviene.

Mirá este ejemplo. A Expo Junín le gusta Damasco. Una librería súper moderna y divertida, pero que nada que ver con Los Nocheros. ¿O acaso Alvarito leerá Gaturro?

¿A qué se debe?. Damasco es otro cliente del que hizo el Facebook de la Expo. Lo mismo encontrarías al costado de los salteños si en vez de una librería fuera una frutería. Porque a todo le pone marca de ganado.

No importa si es un gimnasio cool, un sanatorio de 90 años o un molino de más de 110. Tampoco si venden tablets, alimento para perros o viajes para jubilados. Todos deben mutar a cancheros para pegar onda con Vermú.

Comprobalo.

Vermú es un revista para adolescentes. Tan “progre” que todavía cree que un caballo montando a un policía es humor transgresor… Satiricón de hace 40 años!.

O sea, que a los mismos pibes que pretende reclutar para esa tribu, los invita a exponer entre los paisanos. Increíble desfachatez.

Nada de a Expo Junín le gusta INTA, Nidera o Expo Agro. Nada de sumate a Súper Campo o Clarín Rural…. No no, Damasco y Vermú. Impresionante lo que sabe de posicionamiento y co-branding este muchachito….

Ahhh, otra prueba que podés ver también en ese mismo Face.

Hay un spot de TV animado. Un jingle mezcla de Pipo Pescador y el ochentoso Tubbi 4. “Vamos a la Rural en el coche, los grandes y los chicos también…”. Con una voz hippona, batería y guitarra eléctrica. Claro, si le ponés de fondo “La chacarera del rancho” con bombo legüero de Los Nocheros, le desentona fiero con su kiosquito.

Qué modus operandi más obvio y berreta.

 

Tirate un peso…

 

Las redes sociales son, como cualquier otro, un canal de comunicación del cliente. No se pueden usar para negocios propios. Es como si en un aviso del diario le comés un “cuadradito” para poner “sumate a Vermú”.

Una falta total de respeto. (Después encima algunos patalean si los escrachás…).

Hay más ejemplos de que el diseñador usa los Facebook ajenos para el autobombo. Para eso, si sos tan vivo, te pagás un hosting y te hacés un blog como éste (que seguro es una pavada), y ahí ponés toooodo lo que querés, porque es tuyo.

Como dice Lanata de La Cámpora: “Si querés hacer militancia hacelo con tu guita no con la del pueblo” (en este caso la del cliente).

A esta altura sospecho que lo hace para salir en verorezk.com. No queda otra. Tanta chantada “casual” es demasiado. O no?.

Bueno, le voy a dar el gusto…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>