Fuiste a la Rural?

 

Después de 66 años sigue siendo uno de los encuentros regionales más convocantes del país. Quizás sea también un referente en calidad y número de remates, en avances genéticos y “yuyos varios” como la soja…

Pero bueno, hay que hablar de lo que uno sabe. Por eso del toro Aberdeen Angus sólo te voy a decir que es negro, no verde, y que Vassalli sigue tan colorado como cachete de gringo tomado.

Va entonces un resumen de la cosecha comercial 2012. Algunos estarán para la cucarda de campeón y otros irán derecho al brete. Riesgos de toda gran “exposición”…

Lo que mejor rindió

 

Primera mención para el presidente de la Sociedad Rural, Rodrigo Esponda. Las veces que lo escuché hablar, estuvo muy bien detallando todas las actividades. Claro y convincente, que por estos tiempos, no es poco…

Número central. Este año la atención estuvo en la presencia de Los Nocheros y el sorteo del auto con la entrada.

Al fin un espectáculo bien a tono con el tipo de público (no como fue Manuel Wirtz el año pasado…). Aunque me asusté un poco cuando en el noticiero de Canal 10 salió vía telefónica Álvaro Teruel prometiendo un show muy “power”. Una vez que yo iba a decir que era coherente… jajaa.

Por suerte el domingo salió el sol y entraron 40.000 personas.

También se vio un importante despliegue de “fierros”. Estaban todas las marcas con todos los modelos.

Autos como el deportivo Scirocco, chatas como la nueva Ranger y maquinolas como la New Holland se dejaron disfrutar por fuera y por dentro. Un atractivo clave, salvo en el caso de la amarga Renault que fajó todas las puertas y le dio a sus coches la pintoresca imagen de secuestrados…

Pero lo que no anda sobre ruedas es la originalidad. Por empezar, los diseños de las 4 x 4 son cada vez más parecidos. Las mismas líneas, la misma gama de colores. Esto hace imperioso que las concesionarias muestren algo diferente. Con semejantes productos (casi nada baja de $ 100 mil), podrían jugarse con algo más que un test drive…

Pero no, siempre las banderas en los mástiles, una carpa o gazebo, unos folletos “autoadministrables” y una mesa con un par de vendedores “materos”. Te alejaste 2 metros y ya ni te acordás lo que viste.

Ahhh, no puedo dejarlo pasar. El vendedor de los planes de ahorro de Montanari, representante VW. Anticipó la expo en el noticiero de la tele, que seguro confundió con la línea 60, ya que sólo le faltó decir “La nueva Amarok para la cartera de la dama y el bolsillo del caballero”.

Una verborragia apabullante e insoportable, como el repechaje de Feliz Domingo pero repitiendo 3 o 4 veces lo mismo!.

“Nos hace una llamadita perdida, un mensajito de texto y lo llamamos para que no gaste”. Decadente.

El slogan de VW es “Das auto”. Pero el vendedor no da ni para remate de sulkys…

 

Aaadeeeentro…

 

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero sirven como referencia. Si hace 76 años el stand de Guerriero tenía una fuente con chorros gigantes de cerveza, hoy deberíamos poder admirar como mínimo una réplica de la Fontana Di Trevi…

No señores. Es lo que hay. Y no precisamente porque se siga la pauta de que menos es más. En mi jerga se dice “involución”.

Los stands más modernos de la cúpula fueron sin dudas los de Acerca y Proyecto Alvear.

A favor: simples, prolijos, vistosos y amigables.

En contra: el mismo concepto estructural para dos rubros muy distintos: internet wi-fi y barrio de vida familiar al aire libre. Tecnología y naturaleza no pueden compartir experiencia sensorial.

El de Acerca, en todo caso, estaba más coherente. De hecho es también una de las marcas más respetuosas de su color institucional.

Pero en Proyecto Alvear no me cerró el posicionamiento. Su casi bucólico slogan de “Con los pies en la tierra” no aparecía ni como luz mala en el piso vinílico, el living blanco y las banquetas de acero. Lo vi más onda deptos. céntricos de Roggero. ¿O en ese caso tendría deck de madera, farolas y muebles de quincho?.

El resto, más de lo mismo. Mucho puff de ecocuer y silla de Colombraro (hasta en el stand más rústico como Talabartería el Chino).

Se nota la falta de creatividad y a veces de inversión. Ya sé que esto último es muy discutible. Pero lo cierto es que hay comercios que gastan igual (o más) en proyectos que no suman nada a su recordación de marca.

Ej: el Automoto promocionaba la próxima fecha de TC en el Autódromo de Junín con un más que discretito espacio. Los chicos escuchaban el ruido de motores y se acercaban como moscardones esperando encontrarse con un simulador o algo interactivo, y sólo había un monitor LCD sobre una mesita… Era como un déjà vu del lanzamiento de Scalextric

Otro. Udendors (Columbia, Timberland, Merrel) regalaba los “inéditos” globos de cumpleaños para los chicos, que encima, digamos, es el símbolo opuesto de la aventura y deportes extremos.

Los que aportaron al menos una adrenalina virtual, fueron las motos Honda y cuatri Yamaha de Tommy Perkins y los autos de exhibición de Eusebio Marcilla y el Stopcar.

Y poco más. Casi podría asegurar que lo más exitoso de la cúpula es desde años el patio de comidas. Como ya es un clásico, las facturas de Patay (en su más que modesta cantina), el dulce de leche Campo Quijano, los chocolates en rama y las frutillas con crema.

Y afuera, las ya también clásicas (¿para una rural?) papas fritas McCain.

 

¿Qué tiene que ver chorizo con velocidad?

 

Es un tema que ya toqué pero nunca me parece menor ni reiterativo: la falta de coherencia en los “co-branding”. Esas asociaciones involuntarias que hace nuestra mente cuando ve marcas tan dispares en el mismo corral.

Ejemplos: los salames y los vestidos de novia y 15 de Scarlett’s alta costura. Los alimentos para chanchos y las camisetas de fútbol o hockey del Social. El telar mapuche y DirecTV. Las fotocopiadoras de Ricser y las botas de carpincho. Molina Campos y el wi fi de Acerca.

Al menos los vestidos podrían haber ido al Salón de la Mujer… Así era como Susana Yópolo cuando presentó sus creaciones de 15 en el Club Junín con el auspicio de Freno Oscar, Nutrición Animal e YPF Elisei…

Para mí, las exposiciones deben respetar la temática para no desvirtuarse. O por lo menos, deben estar sectorizadas por intereses.

Pero este mix indiscriminado no. Tiene el mismo efecto “residual” que La Casa de las Cosechadoras en el desfile del Camino Costero, o los demás ejemplos que puse en la nota sobre “Malas compañías”. (http://verorezk.com/2012/08/malas-companias/)

 

Los borregos primero

 

En la Rural, los chicos no jugaron precisamente al Estanciero. Tenían para elegir inflables, un samba y columpios. El Magic KIngdom al lado de otros tipo kermese que supo haber en años anteriores.

También unos simpáticos ponys para la “facebookeana” foto campera.

Está bueno porque para algunos es la posibilidad de disfrutar como en un verdadero parque que quizás aún ni conocen.

Qué más, qué más?. Estaba la carpa de los artesanos, la carpa de Quilmes, el auto de Niní

Las sorpresas: el globo gigante de helio en el centro de la cúpula y el stand de Costa Verde. No, no fraccionaron las quintas que no venden en feed lots… Es una homónima fábrica de aberturas de PVC. Pobre, parece que al utópico proyecto Costa Verde cada vez se le cierran más puertas…

Cierro con una frase que decía mi abuelo, gallego del campo pero sabio de la vida. Cuando alguien terminaba la conversación con un: “Así es la cosa Don Constantino”, él respondía. “No, así la hacemos…”.

Continúa en la nota de abajo…

2 comentarios en “Fuiste a la Rural?

  1. Jimena

    No entiendo que hacían los vestidos de novia o camisetas de fútbol…no lo entiendo… me parece que los expositores deberían estar relacionados con el campo.-
    Que le cambien el nombre…”expo rural y urbana”.-

    • verorezk

      Hola Jime,

      No se entiende porque escapa al sentido común. Pasa que lamentablemente, muchos comercios piensan que donde está “la plata” (en este caso gente de campo) es negocio estar.
      No analizan si el tipo de público es afín o no, qué rubros pueden tener de vecinos, y si eso le suma o le resta a su imagen.

      A la Expo como temática rural no le suma, y a los expositores de alta costura o deportes les resta porque los desvirtúa.
      La adolescente que está por cumplir 15 no elige su vestido entre los chorizos. La que quiere empezar a jugar hockey, tampoco. No son sus ámbitos y la asociación es contraproducente.

      Aunque se llame Exposición Industrial y Comercial, debería “entenderse” que de productos y servicios que tengan algún tipo de conexión.

      Siempre digo que la lógica puede ser el recurso más creativo cuando nadie la usa…

      Gracias por tu comentario.

      Besos!

      Vero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>