Un paseo por los negocios “Anti-Niño”…

Qué finde!. Por suerte ayer salió el sol y los peques tuvieron su merecido día.

Porque el sábado, entre la lluvia, el granizo y lo que te voy a contar, a más de un padre como a mí (que soy tía…) seguro se le vino la noche…

Situación: invité a mis 2 sobrinitos (7 y 9 años) a recorrer la city en busca de sus preciados regalos. Vienen tan sobreestimulados y demandantes que pensé que era mejor que ellos eligieran en vivo y en directo.

El problema no es que fuimos de paseo en un auto feo, sino que era tan feo lo de afuera que nunca se quisieron bajar del auto!!!.

Riesgos de recorrer los “mentados” centros comerciales a cielo abierto de nuestra querida y a veces disfrazada ciudad…

¿Querés ver qué pasó?. Ajustate los anteojos.

(Aclaración: para preservar la identidad de los menores, los llamaré a lo Mamá Cora: el Kevin y la Sharoncita… Y cualquier parecido con la realidad es pura intención…).

 

Intento 1: JUGUETES

No podíamos empezar por otro lugar que no fueran las “teleterías”. Sí, porque ya no venden juguetes, son muestrarios de objetos de deseo de la tele…

La Sharoncita ya tenía fichado el karaoke de Barbie y no sé qué bártulos de las Princesas de Disney.

El Kevin perdió la cuenta de su colección de Hot Wheels pero quería otro más y el muñeco de Transformers, o en su defecto, del Hombre Araña.

Dentro de todo, bastante clásico, por lo que amagué frenar en las que nos quedaban a mano…

No hubo caso, no los pude hacer bajar. Nunca me creyeron que adentro tenían algo más moderno que los carteles…

-“Mejor nos das la plata y nosotros lo compramos cuando vamos a Buenos Aires”, me tiró muy diplomática la chiquita mientras se dejaba cambiar de plan.

 

Intento 2: ROPA

Le digo a la Sharoncita: -“¿Querés que vayamos a ver si está la camisa y la calza animal print que viste en la revista?”.

-“Dale, dale!”, se entusiasmó rebotando su traserito en el asiento trasero.

Fuimos a dos tiendas que también estaban al paso.

Inútil. Tampoco se quiso bajar jurando que todavía le andaba la remera de Bananas en Pijamas.

El Kevin por primera vez le daba la razón a su hermana. Algo no andaba bien….

Pensar que en mi época nos tirábamos en palomita con tal de entrar al primer Patachín donde había cosas de Hendy, OshKosh o John L. Cook. O mucho más acá, Manolitos, que tenía la marca Nueva Gente, la que en nuestra adolescencia usaban los chicos de Clave de Sol!!!.

Pero claro, Patachín del 85 se veía París Fashion Week al lado de estos locales que se muestran desnudos de toda decencia marketinera en pleno 2012.

 

Intento 3: BICIS

-“Ahhh, y yo???”, reclamaba el nene por su turno aún cuando ambos venían invictos en su cosecha festiva…

-“Paciencia. Ahora vamos por la cross de Spider!”.

-“Buenísimo!!!!. Es la que tiene Facu y está re copada!!!”.

Me quise asegurar yendo a las fuentes, al especialista. No sé si iban a soportar un nuevo fallido.

Para qué!!!. Desde media cuadra antes la Sharoncita empezó a burlarse y al Kevin se le saltó la cadena!!!.

Traté de calmarlos pero tenían motivos. Ni Spiderman hubiera sobrevivido a las telarañas que los niños se imaginaron adentro de ese frente…

Ahí nomás encaré para los otros 2 que asocio con 2 ruedas.

Pero che!. Parecía la rueda de la “desfortuna”…

De Maulini me discutieron (ya colorados) que no era la que habían visto por Facebook. Yo les juraba que era la única, la histórica, pero mirando el cartel y cruzados de brazos me pucherearon feo.

Peor puntería cuando enfilé para El Chavense creyendo que podía haber rastros de un rodado 26. Casi se bajan a buscar una linda pata maciza para partírmela en la cabeza. Es que sí, aunque parezca increíble, donde dice Bicicletería venden muebles de algarrobo!!!

Qué momento!!!. Cómo lo remontaba!!!. No daba robarles la inocencia explicándoles el caso de las marcas bipolares

Probé una forma de zafar. –“Bueno, bueno, bueno, la tía les quería hacer una broma!. En realidad vamos a volver al centro para comprar un skate en Surface y los rollers en Tudisco!”.

-“Eso ya nos regala la abuela”!!!.

Dios, no era nuestro día…

 

Intento 4: PELIS

1 hora y media dando vueltas sin consumar ningún consumo.

Quise ponerle onda, por si la cosa no mejoraba (a esta altura poca garantías quedaban). Propuse un par de pelis para la noche.

Por suerte se engancharon y descomprimieron el clima. –“Sí sí, el DVD de One Direction”, me dijo la Sharoncita sin dudarlo respecto a 5 inglesitos que yo ignoraba olímpicamente…

-“Ok, vamos en esa dirección entonces”. Otra vez doble intento…

-“No no tía, está bien, nos arrepentimos. Preferimos ver Paka Paka y la repetición de la cadena nacional con mamá..”

(Ay, estos negocios me van a volver loca!).

 

Intento 5: REVISTAS

-“Bueno, compramos algo en el kiosco así por lo menos van mirando… Pero se bajan conmigo porque yo no sé que les gusta”.

-“La TKM o la Top Teen, que siempre traen de Justin o Selena y están mortales”.

-“Y yo quiero Gaturro”, dijo el nene cuando al pasar por Damasco vio que ya estaba cerrado.

Por fin los entretengo un rato (pensé) hasta encontrar “el regalo” que ya se hacía imperioso.

Y de repente, la cara se nos transformó a los 3…

Les juré que antes los llevaba a ponerse la antitetánica a la guardia del Sanatorio. Menos!!!. Casi me comen sin anestesia…

 

Intento 6: CUBANITOS 

Hablando de comer, me vino una idea: les tapo la boca con las perdiciones de dulce de leche!.

“Chicos, qué les parece un rico recreo y seguimos con el paseo?. Ustedes me avisan cuando vean la primera panadería (o la segunda, por las dudas…)”.

Silencio masivo.

De golpe el Kevin se asoma por la ventanilla y me grita: –“No, graaaaciaaaaas, en mi casa hay pan duro”, mientras la nena me pedía que acelerara para evitar sus predictivos cólicos.

-“Perdón, perdón!. Juro que después vamos a Dolce a buscar las galletitas Toddy (que se las devoran) o preguntamos en Naldo cuánto sale la pochoclera…”

Ya no sabía qué cuento meter!!!

 

Intento 7: LICUADOS

-“¿Saben qué? (me salió como el hallazgo del día). Compramos bananas y frutillas para hacer licuados mañana mientras estrenamos los ‘futuros’ juguetes!”.

-“Nooo, me equivoqué!, quise decir que pasamos por la Bambi a tomar un batido!!!”.

Igual ya me creían menos que a Moria…

 

Intento 8: COMIDA!!!!

Después de casi 3 horas de tour y meriendas truncas, lo único que los haría bajar era el hambre. Así que ofrecí lo que no falla. Para la Sharoncita: los sanguchitos de ananá, y para el Kevin, lo que más ama y casi nunca lo dejan: comer pollo con la mano!.

Y allá fuimos!!!

-“Tía, mejor llevanos a casa y jugamos a cualquier cosa”, apabulló con sentido común el santo de Kevin.

-“Menos al veo-veo porque nos arden mucho los ojos…”, remató la Sharoncita. (¿Quién dijo que los chicos no tienen ironía?).

Eso sí, me advirtieron a coro con adulta convicción. -“Si nos portamos mal, preferimos tomar la sopa encerrados con los piratas de la Era de Hielo!”.

El tema finalmente terminó con un montón de fichas para los jueguitos de Match. Ahh, y con un justo resarcimiento que me hicieron prometer tras duro ultimatum:

-“Tía, ya que escribís tanto, más vale que todo esto lo pongas en ese blog que tenés!!!”.

Soy gente de palabra…

 

FIN

 

Lo que sigue es toooodo bonus track porque son casos que lo merecen. Negocios más cercanos a los chicos de hoy. Chicos digitales, de Play, Wii, iPhone y iPod. De ídolos y fenómenos de la pantalla como Violetta y Beyblade. De colores, brillos y sentidos.

En fin, negocios que los representan y tratan de hablar su mismo idioma!.

 

JUGUETERÍAS

 

La Reina Batata es la más completa y atrapante. Tiene la muñecota en la vereda y un trono de pana con corona para sacarse fotos. Hacen maquillaje artístico, venden entradas de espectáculos, etc. Para más detalles, ésta es la nota que le dediqué en los inicios del blog:

http://verorezk.com/2012/01/el-marketing-es-de-grandes%E2%80%A6-y-chicos-el-caso-ejemplar-de-la-reina-batata/

Como dijeron los chicos. Maulini de afuera decepciona porque quedó en el tiempo. Adentro es como un gran depósito de juguetes. Lo que está bueno es su Facebook, donde muestran gran parte de su catálogo, lo cual no es poco si miramos la deficiente presencia en la web que abunda en los negocios locales.

 Babilonia es el referente en juegos didácticos. Y la versión Mini de All Brown tiene la onda más naif y monona del centro.

 

VIDEOJUEGOS

 

Match es el único lugar de videojuegos y encima está en la mejor esquina de Junín. Pero no se duerme en eso. Siempre sorprende con alguna novedad que los chicos festejan. Lo último es el Simulador Typhoon, una atrapante cabina con 6 opciones de experiencias sensoriales tipo Disney.

Además de los infaltables flippers, motos, Daytona, pool, juegos de películas, caza de peluches y hasta de artículos electrónicos.

 

ACCESORIOS DE ONDA

 

El boom del último tiempo. Cositas y Chucherías son las más nombradas por las niñas coquetas. Teléfonos de labios, bolsitos, estuches y stichers con brillos para celulares, todo el merchandising de Kitty, los veladores bolicheros y las famosas lámparas de lava.

Otros reductos fashion son The Yellow Frog (hebillitas, pulseritas, pins, mochilas, remeras de comics y superhéroes y todo dividido por colores), Buenas Migas (con la línea Quitapesares), Wow y las tiendas de accesorios como Clandestine (esmaltes craquelados, bijou pañuelos y toda la moda).

También en deco para el cuarto hay muy buenas opciones, como Mini All Brown, Cielo & Tierra y Tendencias.

 

ROPA TEEN

 

Simón & Simona es la “pilchería” más nueva (un año y pico) y la más instalada entre los casi teenagers. Prolijito en su imagen y con un buen Face donde muestra sus colecciones.

Calabaza y Escorpio son 2 clásicos con calzado canchero. Y para los más minis, la mayoría está en buen nivel: Coccole, Maulini o-3, Pío, etc.

 

Los que más pelota le dan al marketing…

 

Los peloteros siempre estuvieron un paso más adelante en el rubro infantil.

Desde los pioneros Pata-Pata y El Dragón Panzón, hasta los últimos más “elaborados”.

Colorín y Colorados fue uno de los primeros en novedades de alto impacto. Ej: el divertísimo pegabichos (que hasta me di el gusto de probar en un cumple de adultos) y la reciente bola gigante para girar al estilo la bioesfera de Tinelli…

Imaginaria es un servicio a domicilio con castillos y animales inflables.

Piedra Libre, Bichos y Bichitos, Pececitos, o las cocineritas que arman candy bar, enseñan a hacer cup cakes y esa onda yanquilandia que tanto pegó.

Y para los cumples de los más grandecitos también está el Bowling Sacate, que incluye pool.

Una yapa para destacar: el kiosco Homero Dolce!.

(Otra nota alusiva del blog: http://verorezk.com/2011/12/las-mieles-y-los-pirulines-del-exito-el-kiosco-con-futuro-es-el-nuevo-dolce/)

 

Inolvidables de niños y grandes 


Si miramos para atrás descubrimos cosas geniales que fueron diversión de todas las familias.

El fotógrafo que iba por los barrios, para el recuerdo eterno con la llama.

La Casita de los Enanos de Blancanieves en la Laguna, más el trencito de José y el de La Gallina Turuleca.

El Circo Papelito en Av. San Martin y República. Siempre recordado porque había que ir con la silla!. Y por la increíble anécdota de cuando anunciaron que se iban a presentar Los Cantores del Alba y eran gallos que “zapateaban” sobre una chapa caliente! jajajaa. Tan gracioso como las obras del Circo Patagonia.

En la Laguna también hubo pileta y un altísimo Tobogán Gigante, donde los chicos se tiraban sobre una bolsa de arpillera, que no se tenía que correr para que no quemara la chapa.

Y en pleno centro, frente a la fuente del Milenio, donde hoy está la torre más moderna de Junín, quién no extraña la mítica calesita Pluma-Pluma de Pacífico. Si hasta tuvo su “operativo retorno” en CQC!

Ya en los 90, el “shoppingcito”  La Máquina de Jugar, con el laberinto del futuro, el tobogán y la cama elástica.

Luego debutó en Junín el formato de ciudad en miniatura. Fue el logrado y luego malogrado Junior City (donde hoy está la Farmacia Amcipa de Ataliva Roca).

Más acá, la propuesta lúdica de Aprendijuegos y la Expo Bajitos en el Complejo Municipal.

Uy!. Y el cotillón Crocki-Crocki de Rivadavia. Súper vistoso, marcó tendencia.

Pero uno de los espacios que más se extrañan, sin dudas es Lollypop. En Arias y Saavedra (hoy Personal) una esquina con aire retro americano.

Hamburguesas, licuados y jugos helados. Sala de recreación con niñeras y un ciber. Era el lugar ideal para los festejos de cumples y para que los papás comieran tranquilos viendo a los pibes entretenidos y cuidados detrás del vidrio. Justamente lo que falta hoy.

 

Homenaje a Casa “SÁNCHEZ”

Años 70. Sobre Sáenz Peña entre Arias y Gandini (hoy Juvent). Al lado de la legendaria Casa “El Hogar”. Ahí estaba la que hoy es evocada como la juguetería más hermosa y entrañable de la historia local.

El local de don Sánchez tenía una vidriera irresistible, para pasar horas mirando con la boca abierta. Algunos se tiraban al suelo llorando, y otros sólo iban al dentista si luego le compraban un juguete ahí.

Para las nenas tenían todo como de verdad: jueguitos de cocina de aluminio, juegos de comedor de lata, juego de dormitorio de madera, lavarropas y heladeritas, palitas, escobitas y baldecitos en miniatura. Además de las primorosas muñecas, claro.

Para los nenes: pelotas “Pulpo”, aviones de madera balsa, autos a cuerda, camiones, lanchas, ametralladoras de plástico, ladrillitos de goma, bolitas saltarinas y juegos de ingenio.

Y los famosos chascos, toda una atracción para la época. Pastillas picantes, milanesas de madera, calienta sillas, cucarachas de plástico para poner en el café y bombitas de olor que muchos se divertían tirando en el cine.

Los padres sabían que lo que buscaran, por más raro que fuera, lo encontraban en Casa Sánchez. Incluso la plaga de insectos, serpientes, murciélagos y ratas de goma que había en la entrada cual adelantada especie de Rainforest Café.

En Navidad y Reyes trabajaban hasta las 12 de la noche, recuerda una ex empleada.

Definitivamente. Estoy descubriendo que en los negocios de antes había más innovación, atención y efectividad que ahora

Para pensarlo no?

 

Agradezco especialmente a “Si sos de Junín no podés olvidarte de…” un grupo de Facebook que hace honor a la Pizzería Ribas, el Cine San Carlos, la Confitería 9 de Julio y todos esos recuerdos que marcaron la historia social de la ciudad más linda del noroeste. 

Si no lo conocés, sumate. Está buenísimo. http://www.facebook.com/groups/138680891616/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>