Señorita Beronica escriva algo mas constructibo!

A veces las notas surgen de un hecho aislado. A veces, de varios que se relacionan. Hoy, un ejemplo de lo segundo…

Siempre respeté el lenguaje. Era la materia que mejor llevaba y la que determinó mi vocación de comunicar. Tener la posibilidad de expresarse es para mí una herramienta vital, que plasmé en este zummum que significa un blog personal.

Y al estar expuesta, claro, recibo todo tipo de “feedback”. Por suerte mucho más del motivante y calificado.

Digo esto porque me planteo algo curioso. Por qué, en la general, los que adhieren escriben bien, y los que atacan no hilvanan o muestran la hilacha ortográfica. Alguna razón debe haber…

Para empezar, reconozco que me cuesta considerar cualquier comentario “defectuoso”. Para eso, al menos tiene que ser digno de leer. Si no es como querer “ubicar” a un economista cuando a vos no te dan ni los números del documento…

Durante estas 11.000 visitas, coleccioné varios ejemplos de enemigos (del diccionario…).

Uno de los “pioneros” fue el fotógrafo Mono Shanahan que me sugería rever las palabras que uso, porque es un blog sin recursos y de pobre opinión. Y que no hay que mirar lo que hacen los otros y menos cuando lo hacen mal. (O sea, no criticar a los pletóricos de recursos de rica opinión que escriben como la mona… por ejemplo…).

Otro fue el diseñador Mauro Caliri dando clases de ética profesional, tratando al blog de vergonzoso, de falta de respeto, y de… “porong-”!. No es fino? (y coherente sobre todo…).

Archiconocidos son ya algunos “cerebros sanatoriales”, que pretendían sermonear sobre comunicación escribiendo “incapié” sin H,todabía” con b larga o “menospreción”, en cruel menosprecio a la Real Academia…

Y como broche, la infaltable puteada: “Por qué no te vas a la m— “ (y sigue el rosario) de parte de Juani Rustici, que sólo se dedicó a hacer lo que mejor le sale… . Bueno, lo dice hasta Moria: “Qué se puede esperar de un burro más que una patada”…. (No lo salvaba ni el Negro Fontanarrosa en aquel Congreso de la Lengua…).

Para variar, esta semana tuve otro episodio “retórico” (porque me quiso retar… jaaa). El empleado de Bringeri ninguneó mi crítica primaveral de las vidrieras con un calamitoso lenguaje escrito y exigió el correspondiente “rectracto”.

A tooodo eso, se sumó lo de la semana anterior. El país hablando del “Harvard-La Matanza” de CFK.

No podía entonces dejar de hablar de la EDUCACIÓN!!!!

En la era de la información cada vez se habla y escribe peor. Chat, mensajitos, apuro, falta de lectura y desidia, atrofian la lengua y el cerebro. Degradan el lenguaje y las ideas.

Entonces me pregunto: ¿de qué depende zafar o no de eso?. ¿De la la suerte donde te toque estudiar?. Opino (y lo consulté con profesionales en el tema) que NO. La cultura no pasa sólo por las aulas. (“La universidad no corta las orejas” decía alguien que conozco). El que es bruto puede seguir siendo bruto tanto en Harvard como en la Matanza.

O sea, se puede tener el conocimiento específico en un área (ej. hacer un balance o un círculo cromático) y no saber escribir ni con corrector de Word.

¿Y qué pasa cuándo se escribe mal?. ¿Es como no acordarse el Teorema de Pitágoras?. NO, más grave. El teorema, salvo que seas profe de Matemáticas, no te define. El lenguaje sí, porque es nuestra identidad. “Somos lo que hablamos”.

“Pensamos con palabras”, dijeron varios filósofos como Heidegger o Sócrates. (Por las dudas aclaro, esto que comparto 100%, lo recopilé de un coincidente material de distintas fuentes: apuntes de cuando estudié Redacción Corporativa, blogs de Argentina, España, Chile, Uruguay, México y otros países de idioma español).

Cuando el lenguaje se empobrece en cantidad y calidad, inevitablemente el pensamiento lo acompaña. O sea, quien habla y escribe mal, piensa mal. 

El lenguaje (oral y escrito) influye en el pensamiento crítico. Por eso a algunos no les conviene promoverlo…

En la novela “1984”, Orwell describe el “newspeak” (“nueva forma de hablar”). Es el lenguaje que se simplifica al máximo, reduciéndolo a lo más básico, para debilitar el pensamiento de la gente y fortalecer el poder del Estado…

Dicen que una vez le preguntaron a Confucio (el filósofo chino) por dónde empezaría si gobernara un país. “Yo quisiera mejorar el lenguaje”, contestó ante el asombro de todos. Y aclaró: “Si el lenguaje carece de precisión, lo que se dice no es lo que se piensa. Si lo que se dice no es lo que se piensa, entonces no hay obras verdaderas. Y si no hay obras verdaderas, entonces no florecen el arte ni la moral. Si no florecen el arte y la moral, entonces no existe la justicia. Si no existe la justicia, entonces la nación no sabrá cuál es la ruta: será una nave en llamas y a la deriva”.

Tomá. Éste sí que la tenía clara. Confucio no se confundía, valga la paronimia…

 

Por no pensar baila el mono… 

 

Tener un cerebro más desarrollado para “hablar y pensar” es nada menos lo que nos diferencia de los demás animales!. El cerebro humano tiene conexiones especiales para desarrollar la inteligencia.

La inteligencia y la capacidad de adaptación fueron la clave para sobrevivir sobre las otras especies. El hombre primitivo tuvo que pensar para evolucionar. Si no, todavía estaríamos arriba de los árboles…

¿Y qué es la inteligencia?. La capacidad de captar, acumular, procesar y transmitir información. Entender, aprender, abstraer, definir conceptos, sacar conclusiones, imaginar, crear…

Hay “varias inteligencias”: la lingüística, que es la habilidad para expresar ideas con claridad y agudeza. También está la musical, la lógico-matemática, la corporal… Sí, incluso algunos son muy buenos guitarreando o bailando el 2×4 en los arrabales…

Un examen, un empleo, un ascenso, se pueden perder por un error de expresión, de ortografía, de comprensibilidad. La buena imagen también.

En fin. Nuestra redacción es nuestra imagen. Y cuando redactamos para empresas, tenemos sus marcas en nuestras manos y nuestro teclado…

Si somos comunicadores, nuestra RESPONSABILIDAD es ESCRIBIR COMO CORRESPONDE.

 

Vero en Veritas…

 

Conocí Harvard en enero del 99. (En la foto, el río Charles congelado, y al fondo, la John Hancock y Prudential Tower).

Desde Manhattan, llegué a Boston, en el Estado de Massachusetts. Y de Boston, cruzando el río, a la ciudad de Cambridge.

Estuve recorriendo sus instalaciones y hasta los negocios donde venden su propio merchandising.

En Harvard Square, justo frente al pórtico de entrada, estaba J. August Co., el store oficial con todos los bártulos que usan los alumnos en sus cátedras y hasta en el gimnasio. Compré un cuaderno universitario y un par de bolígrafos que obvio, aún conservo.

Obvio que en Boston se respira educación. Las residencias de los profesores, las cúpulas coloridas de las distintas facultades y hasta un monumento a Sarmiento!.

Sí, en uno de los barrios más tradicionales de la histórica ciudad, está nuestro máximo maestro sobre un pedestal, en 3 metros de barro y bronce fundido. (También hay homenajes en las universidades de Michigan y Texas).

Y en medio del campus, John Harvard (1638) con el zapato gastado, ya que la tradición es tocarlo para que dé suerte. El mito dice que John no es su fundador, y que tampoco es él ese modelo de bronce…

También en Cambridge, está el célebre MIT, Instituto Tecnológico de Massachusetts, la mejor escuela de tecnología e ingeniería del mundo.

Fue fundado en 1861, y tuvo un proyecto de fusión con Harvard que no prosperó.

Este “Balseiro” yanqui fue y es cuna de los mayores avances científicos del siglo XX. Dio más de 80 premios Nobel entre sus egresados y docentes. Desde astronautas de la NASA (Apollo 11), a los inventores de las computadoras, Internet y los misiles argentinos “Cóndor”, pasaron los genios más eclécticos.

Y quedaron otros para siempre en sus muros, que tienen grabados nombres de nenes como Aristóteles, Newton, Franklin, Pasteur, Arquímedes, Darwin y Copérnico…

 

CONCLUSIÓN

 

“Chicos, no estamos en Harvard, estamos en verorezk.com!. Los descargos mal escritos son para… revisarlos antes de que los escrache!!!!!

 

6 comentarios en “Señorita Beronica escriva algo mas constructibo!

  1. gi

    ¿ …y no pasate por el MediaLab del MIT ?.
    GI.-

    • verorezk

      Hola Gustavo, no entré, y pensar que quizás estarían diseñando el prototipo de Facebook!!!
      Podría haber traído información del futuro!!! jajaaa

      Saludos

      Verónica

  2. Claudia

    Yo no estudié filosofía del lenguaje ni mucho menos… Pero la lengua escrita tiene cierta forma (variable a través de los siglos) para que otros la entiendan, para que el mensaje perdure, para que las palabras queden. O será que junto a la estructura del lenguaje también perdimos el valor de comunicarnos con el otro.

    • verorezk

      Hola amiga, creo que sí. Un lenguaje pobre con ideas pobres, difícilmente esté acompañado por riqueza interior para profundizar en los vínculos.

      Che, es tema para este blog??? jajaaa

      Besos!

      Vero

  3. GONZALO

    VERO DECIAS QUE CAPU TENDRIA DEBERIA HABER REFLEJADO EL MAL HABLAR ACA HAY ALGO PARA QUE TE ENTRETENGAS http://www.youtube.com/watch?v=ib_x7oGkkCc&feature=related http://www.youtube.com/watch?v=dzxW5NBQyws

    • verorezk

      Gracias Gonzalo por el aporte!. Voy a publicar lo de Capusotto a ver si algunos se “rescatan” con el pobre idioma español…

      Saludos

      Verónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>