Locales del “búfalo rojo”: qué creatividad explosiva!…

“En estas fiestas no lo dudes, WILL POWER BULL te trae lo mejor”, encaraba la publicidad.

Y la verdad que ahí nomás dudé. Porque en menos de un pum de petardo, me sonó al hermanito de Speed…

El aviso seguía diciendo que tenía tres showroom en Junín (uno en Rivadavia frente a la Muni). “Los únicos locales del búfalo rojo”, aclaraba con toda impunidad.

Incluso la empresa (representante de Cienfuegos) se asoció al diario La Verdad para hacer una campaña pro locales autorizados.

Red Bull es una bebida energizante inspirada en Tailandia con sede en Austria. Tiene un efecto “power” por el alto contenido de cafeína, por eso se toma en momentos de alta exigencia física y mental (y bolichera…).

No es precisamente una “marquita en decadencia”, como para que nadie se dé cuenta de la travesura… Red Bull está muy presente en los deportes. Incluso tiene eventos internacionales propios como el Red Bull Air Race, sponsorea equipos de fútbol yanqui (en su estadio Red Bull Arena), Fórmula 1 (pilotos y 2 escuderías propias), Rally como el Dakkar, etc.

Por eso es inentendible querer identificarse legítimamente con el mismo logo (o isotipo). Es casi como copiarte de Nike!!!.

¿Fue Rustici?. No, por una vez zafó…

El “red bull” vernáculo lo hizo un estudio que se llama Antylope, que se dedica a diseño, web e ilustración.

Como es mi trabajo, indagué un poco más. Y lo que descubrí abona mi teoría sobre los “informales” que cometen este tipo de torpezas y se creen piolas…

El diseñador (que no conozco ni el nombre) es un pibe de 24 años que se autodefine así:

Ocupación: algo relacionado con el diseño y la lucha contra los zombies (porque haciendo logos él es un vivo bárbaro…)

Hobby: tener todos los hobbies posibles (sobre todo tomar bebidas energizantes mezcladas con vodka…).

Habilidad especial: sacar algo mínimamente bueno en tiempo record (o copiar contra reloj, le faltó agregar…).

Intereses: pintura, música, cine, libros, series, historietas, magia, historia, computación (menos fijarse lo que existe o no clonar alevosamente…).

Mirá qué paradoja: Búfalo Bill es un cazador del lejano oeste. Y éste cazó la primera latita que encontró en la heladera y oh casualidad, le salió el Bill Power con el el mismo bufalito…

Una idea para tirar “cuetes”… que ameritó que en este blog se queme con “Cienfuegos”…

¿Y vos?. ¿Comprás en el Búfalo o le metés los cuernos con Júpiter?. Aunque mejor, cuidá a tu mascota!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>