Comercios de Junín bajo la lupa (bonus…)

 

Naaaa, me estás jodiendo… 

Si acá te resuelven los problemas de las Pymes, yo tengo la fórmula de Coca Cola… 

CAPYNOBA (Cámara Pyme del Noroeste) no es tan popular como Comercio e Industria, pero desde hace 12 años te cuenta (repitiendo y soplando) el mismo discurso. Juntos son algo así como la vernácula “cadena del desánimo” empresarial…

El tema rankea entre mis especialidades favoritas. No de casualidad, uno de los primeros seminarios que hice en mi carrera fue MARKETING PARA PYMES (si mirás arriba en QUIÉN SOY). 

Además es un caso que conocí por dentro, tal como cuento en la primera nota de este blog: http://verorezk.com/2011/11/pymes-de-junin-de-eso-no-se-habla/  

Pero qué hace Capynoba (o dice que hace)?. Veamos…

Se autodefine como una institución sin fines de lucro (alguien me contó algo de una financiera pero este blog habla sólo de marketing…) con el objetivo de apoyar microemprendimientos. 

Es más, por estos días adhirió al programa de “Entramados productivos locales” que busca generar empleos de calidad a partir del apoyo y fortalecimiento de microempresarios. Se suma al compromiso de construir un país más justo, productivo e inclusivo, tomando el valor agregado como clave del modelo. O sea, si de ellos depende en parte el empleo local, vayamos sacando pasaje de Iberia para ir a lustrar al oso y el madroño…

Sigamos…

Capynoba dice que es Escuela de Negocios.“Es la herramienta más fuerte que puede tener una empresa”, lanzó su primer presidente De Antoni con una ráfaga de optimismo made in Climatécnica…

La realidad se encargó de mostrar que lo único fuerte era la adicción a las “cámaras” de las sucesivas autoridades.

Ya lo conté, pero vale la pena recordarlo…

Su primera cara visible fue la señora GH, quien aseguraba tener un fuerte capital humano, con comisiones de trabajo específicas para cada problemática. Calificados asesores en economía y finanzas, gestión de negocios, diagnóstico para empresas, marketing e imagen, etc. Pavada de equipete. Ahh, y encabezado por un supuesto Doctor Honoris Causa de Harvard… (Sánchez Díaz, por si alguien lo conoce y puede dar fe de sus credenciales…).

Pero si algún emprendedor se acercaba con una idea o necesidad, se la recibían ellos mismos: la señora de la casa de confecciones, el señor de la climatización, el señor de la mueblería (Bucalá), y el de la estación de servicio (Elisei).

Todos formados en Ciencias Económicas, Administración, Marketing… Ah no???. Bueno, entonces imaginate la “concienzuda” evaluación de proyectos de inversión, que derivaba por ejemplo, en la factibilidad de una fábrica de escobas…

Por si fuera poco, la Cámara tiraba ideas propias para microemprendimientos “productivos”. Ejemplos: termos con dibujitos, cuadritos graciosos y cría de ranas para restaurantes finos.

También dictaban cursos como el de Lombricultura. Así, mientras en Junín cerraba un negocio cada 3 días, instruían sobre cómo alimentar a la lombriz roja californiana. Bueno, pasa que a nadie se le ocurrió poner un Rainforest Café!. Si la gente no sabe ver la oportunidad ellos no tienen la culpa… 

Mención aparte para la Expo Pyme en la Rural, la que aseguraron, marcaría “un antes y un después” en el sector. Bueno, lo que sin dudas no tuvo antecedentes fue el discurso apertura donde se compararon con el vuelo de los gansos… (ya mostré archivo). 

Como dije: Capynoba hacía/hace lo mismo que su entidad hermana (del corazón y la lengua). Trámites legales, gestión de créditos, de descuentos, e intermediaciones con funcionarios de todo rango, siempre con micrófono o flash de por medio…

Juntitos llamaron también a la unión de los comerciantes para los tan “mentados” shoppings a cielo abierto. En Primera Junta pusieron pasacalle y todo!. 

Pero si hay un mérito de Capynoba, donde incluso le gana a Comercio e Industria, son los RECLAMOS!!!!. Cómo no!!!

-“Quien tenga la responsabilidad de salvar el comercio que la tome”. Oh sí!. Qué parte no entiende señora presidente?.

Para ellos, la falta de competitividad y los problemas sin solución de las Pymes tienen dos grandes verdugos.

A nivel local: falta de financiamiento, impuestos, intereses, inundaciones/sequías, crisis del campo, chinos, saladitas, sindicatos, costo de los alquileres… 

A nivel nacional: desde la inflación hasta todas las hecatombes internacionales como el efecto Tequila de México, Vodka de Rusia, Caipirinha de Brasil y Anís de Turquía. Y sí, sólo alguien pasado de copas puede decir que eso determina el futuro de nuestras Pymes juninenses…

Y se reúnen, y debaten, y dan notas. Y hacen petitorios, comunicados, asambleas. Y reclaman a la AFIP, a los bancos, al municipio, a la provincia, a la nación o alineación de los planetas. Una vez hasta convocaron a una movilización pública para dar vuelta un sistema perverso que nos va llevando a la peor de las calamidades” (Elisei dixit). 

Siempre la culpa del otro. Siempre clamando por soluciones utópicas y ridículas. Siempre con el DISCURSO CATÁSTROFE. 

Hay frases que son de antología:

-“El gobierno nos hunde día a día, desgasta la creatividad del empresario, lo llevan a situaciones dramáticas. No le dejan más alternativa que achicarse o cerrar”.  

-“Se necesitan medidas de fondo, todas juntas y de shock para una expansión violenta”.
A saber: eliminar impuestos, controlar la aduana y la evasión de los grandes grupos, eliminar las actividades clandestinas, subsidiar exportaciones, achicar el gasto estatal, reactivar la economía… Pedían hasta la integridad moral de los políticos. Sí, y todos queremos paz en el mundo… Qué ganas de hablar al cuete para la “Cámara”!!!. 

-“Ninguna de las medidas esperadas se adoptó. El comerciante o industrial no sabe si cerrar o no”.  

-“No encontramos la forma de hacerle frente a la recesión. Todo lo que podemos hacer es captar el primer salvavidas que se nos tire”.

El actual presidente Balestrasse declaró: “El momento crítico sólo podrá ser revertido con medidas gubernamentales. Toda probabilidad de solución irá atada a lo que el gobierno decida”. 

Todas falacias y encima apocalípticas. Conclusiones desde la IGNORANCIA Y LA IMPRUDENCIA. Porque vuelvo a aclarar que cada uno puede decir lo que se le antoja, pero cuando está en esos puestos de representatividad tiene (debería tener) otra responsabilidad. 

Un ejemplo simple. Yo puedo decir en mi casa: “Me parece que empezando las clases en febrero a los chicos se les va a achicharrar el melón”. Pero si lo dijera siendo autoridad en el Ministerio de Educación, me tenés que dar como mínimo con el puntero en las amígdalas…

Volviendo. Un funcionario que está para brindar soluciones a las Pymes, primero debe reconocer el verdadero problema. Saber sobre qué puede y le corresponde actuar. Y acá vuelvo a rescatar la frase del Dr. Misner (fundador y presidente de BNI, la organización de redes empresariales más importante del mundo): “Usted no puede controlar la economía. Usted no puede controlar la competencia. Pero sí puede controlar la respuesta a la economía y a la competencia”

Como sostengo con Comercio e Industria, jamás vi a un “camarista” llamando con tal ímpetu a las empresas a mirar para adentro, a mejorar la atención, renovar sus locales, a innovar y ofrecer algo diferente. 

Eso sí, donde hay una “Cámara” siempre hay urgencia por opinar…

http://verorezk.com/2012/04/locales-del-centro-alquileres-caros-y-opiniones-baratas/ 

 

“Iluminados” por los flashes…

 

Capynoba empezó en Cabrera, al lado de la ex Farmacia Martí (pero no fue el remedio…). Siguió por Francia (no no, la calle, no ofendas al país de La Sorbonne…). Y terminó en Gandini, casi en la esquina de B. de Irigoyen, donde comparte sede con el Foto Club Junín (será por el discurso monocromo?).

Bueno. Acá no sé cómo voy a hacer para que me creas. Porque ni yo pude ante semejante escena… (encima con lupa!!!).

Quéeeeeee???????.

Sí, esto decía el cartelito el día que fui a sacar la foto (4 de diciembre, Día de la Publicidad, precisamente). 

Si no fuera por los testigos y los propios protagonistas que se deben hacer cargo, cualquiera diría que lo puse a propósito. (Y sí, reconozco que es mucha mala suerte que te pase eso justo cuando voy yo a buscar evidencias…).

Del Foto Club no conozco demasiado. Dicen los diarios que está federado y que el año pasado varios exponentes ganaron premios nacionales e internacionales. La cuestión es que en este edificio mixto enseña, hace concursos, muestras y salidas de práctica. De eso, supongo, se trataría el mensaje. Con la complicidad chistosa entre profesor-alumnos del Curso de Iluminación.

Pero caramba!. Eso apaga la poca vela de seriedad que le queda a Capynoba!. A la que valga la paradoja, no se sabe por qué aún le tienen la vela…

Es “básico 1”, como el taller de fotografía. Imaginate un pobre tipo que no sabe qué hacer con su comercio y se le ocurre justo ir a golpear la puerta!!!. No entiende nada. O peor. Puede irse hasta el Hotel Colón para mandar a Balestrasse y compañía al carajo! (la parte más alta de la carabela de Colón che…).

Aunque quizás no fue una mala coincidencia… Después de todo es una consecuencia esperable. Qué nos puede sorprender a esta altura de tales “iluminados por los flashes”? (a la Cámara siempre me refiero).

Qué diferencia hay entre eso y cuando la señora GH habló del perro negro de Sáenz Peña entre las causas de inseguridad en el centro?.

También lo dije en otra nota. El lenguaje expresa nuestras ideas y el nivel con el que pensamos…

 

CONCLUSIÓN

 

Creo que no había un remate más real para el tema que ese simple y delator cartelito en la puerta de Capynoba.

Que se quejen también por esta nota si quieren!. “Toy onde nunca vanestar”. Analizando con fundamentos a las Pymes. Buscando que vean la otra cara. Que reaccionen por su bien y que no le den letra al lamentable discurso político de la Cámara Pyme del Noroeste Bonaerense…

 

FIN DE ESTA SAGA

Gracias por valorar el esfuerzo de la investigación. Ya vendrán nuevos episodios… 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>