Expo Mujer. Qué quisieron hacer?. No entendí…

 

La idea sonaba bien.

La Dirección de la Mujer del Gobierno Local organizaba para el 1 de mayo, la Primera Exposición de la Trabajadora Juninense.

Aunque tiendo a desconfiar cuando de calidad de eventos primerizos se trata, esta vez, me salió un curioso “Qué bueno!”.

Es que en distintas notas justificaban la promesa. Decían convocar, además de trabajadoras comunes, a empresarias y prestadoras de servicios “porque en Junín hay puestos importantes ocupados por mujeres y esto nos llena de orgullo”. “Sentimos la necesidad de honrarlas. Es como una reivindicación”… 

En ese marco recibí un mail con la invitación. Querés saber cómo siguió?

 

“Si te interesa participar: 4-63 mm… mm… (teléfono de la oficina). Esperamos contar con tu presencia”. 

Obvio contesté que sí, pensando que sería interesante cubrir en mi blog un evento destacado de nuestra ciudad. De hecho, el leit motiv ya lo había abordado estando en el Departamento de Marketing de La Pequeña Familia allá por el 98.

No es la primera vez que cuento (“a lo Sofovich o Romay” que ya inventaron todo, jaaa), que con la entonces Directora de Producción Municipal Mercedes Guirao, organizamos el 1er Certamen de Microemprendimientos Femeninos con el fin de premiar las buenas iniciativas comerciales. Luego de la inscripción por rubros, hubo evaluación in situ y recuerdo que lo ganó la pujante Verónica Patiño con su marroquinería de calle Lavalle, hoy dueña de Potro Cinturones.

Volviendo…

Tenía que llamar a la Sra. Marisa Chila para que me explicara en detalle de qué se trataba.

Marisa, muy voluntariosa y amable, me contó que la organizaban junto a la Escuela 41 y la Sociedad de Fomento del barrio. Que era en el ex campito Sánchez de Villa Talleres donde venían los circos… Que el stand tenía 2 metros y había que llevar una mesita vestida. Ah, y si quería “hacerme unas tarjetitas” para repartir…

“Me parece que le pifié con la expectativa…”, dijo la ficha mientras me caía desde el planeta “esto ya lo vi”…

Agradeciendo la invitación, dije que no era el ámbito apto para que yo pudiera mostrar lo que hago.

Demás está aclarar acá, que después de 18 años de profesión me dedico a un blog… (ya me veía tratando de postear enredada entre el potus…).

Te presento a las marketineras y competitivas berenjenas en escabeche, aceitunas adobadas y vizcachas al curry!!!

 

La realidad es que la mentada Expo Femenina se trataba de una informalísima feria de artesanías, oficios y ventas varias. Con entretenimientos para toda la familia (como la exhibición de zumba) y musicales como los del Grupo Mambo’s y Paco Maracaibo…

 

Más que válido, pero… A quién se le ocurrió que yo podía estar ahí???

Me mató el afiche de depilación en el tronco del árbol. Sería como el pelo “wanted dead or alive”…

 

Pobre, la mejor intención mostró Chila, pero alguien debió explicarle que los publicistas no nos inspiramos precisamente entre flores de goma eva, ajíes en vinagre y dulzones alfajorcitos de La Pascuala…

Bueno, capaz que si primero aprendo a batir un huevo, el año que viene sorprendo con unos omelette de creme brulée pa’ rechuparse… (Ojo, a ver si todavía doy el batacazo…). 

 

Quién dijo que todo sirve?

 

Esto era igual a lo que mostré de la última Expo Junín en la Rural con su falta de coherencia en las alianzas “espontáneas”. Te acordás?. Los salames secos junto a los vestidos de novia de Scarlett’s Alta Costura, o los alimentos para chanchos con las camisetas de hockey del Club Social…

Como en cada acción promocional, sea de empresa o gobierno, siempre hay que respetar la temática. Hay que definir el objetivo, el qué decir. Y en función de eso cómo, dónde y a quién. Segmentación básica!.

A propósito, quise saber por qué me habían convocado (me intrigó cómo estaría clasificada en tan particular base de datos…).

-“Me dijo Silvio”, fue la respuesta. (?????). Soldán? (lo conocí en el Festival de Justo Daract acompañando al Ballet Malajunta, pero no creo que se acuerde entre tantas minas…). Scasso? (Director de Gestión de Calidad de la Muni, valga la paradoja… quiero creer que no).

Alguien, opino, que quizás vio como ventaja mutua el “juntos y revueltos”. Una especie de win-win versión kermesse…

Lo cierto es que aglutinar gente en eventos populares le puede servir a la Senadora Baro para su posicionamiento masivo, o al Intendente para su promoción social (incluso las fotos que ves las saqué de sus sitios de Facebook).

A los que buscamos innovar en los medios digitales, no nos aporta nada. Al contrario, un blog que rompe estándares y va por las 25.000 visitas, tiene detrás todo lo opuesto al made in “Caseros”…

Si alguien cree que nos puede sumar valor meternos a volantear abajo de un toldo entre ofertas de saldos a $ 10, es porque muuuuy poco entiende de esto.

Un ejemplo claro. Si se hiciera un encuentro de publicistas, o como hubo en su momento, reunión de la ACV (Asociación de Comunicadores Visuales), a nadie se le ocurriría participar a la señora del barrio que teje telar mapuche. No porque sea menos digno su trabajo, sino porque simplemente no tiene naaaada que ver.

Cuando vinieron capos del marketing como Tom Wise o del diseño como Ronald Shakespear, no se repartieron entradas en la Feria de calle Alem, ni estaban los hippies en primera fila fumándoselos como sahumerios…

Ni mejor ni peor. Cada uno en lo suyo, con su público y sus intereses.

O sea, no se le puede chingar tanto!.

 

Tenía otra imagen…

 

La Dirección de la Mujer, a cargo de Cristina Rizzo, es un espacio gratuito que brinda apoyo de todo tipo, desde asistencia legal y psicológica, a la atención de las crecientes demandas habitacionales.

Trabaja en forma conjunta con Salud, Servicio Social, y en temas muy serios como Discapacidad, Violencia Familiar y Asistencia a la Víctima.

La primera Directora fue la recordada y respetada periodista Alicia Bianchi. En su honor, para el Día de la Mujer se entrega la distinción homónima a las mujeres destacadas. Incluso el último 8 de marzo se hizo un evento en La Ranchería donde actuaron Silvana Tomicic, María Eugenia Alvear, y buenas representantes de nuestra música y danza.

Por eso, con lógica razón, esta expo me descolocó.

Una participante hizo público su deseo de que sea el puntapié inicial para nuevas ediciones. Por supuesto. Hay muchos artesanos y gente que necesita un espacio para mostrar y vender lo suyo. Hay muchas mujeres que la reman para ayudar en la economía de su casa o directamente mantenerse gracias a la habilidad que tienen.

Cuando ya no me lea ni el Google Panda, capaz cambio de rubro y le compito a Silvia con unas zarpadas maniobras en mi Deering ’24…

 

Si es por acá… “Te lo agradezco, pero no”, dice Shakira. (Aclaremos por las dudas que para Junín y sus voces no tiene agenda…).

Y no se trata de “Aaay, de qué se las da…” (el que lo diga es porque no me conoce).

Me encantan las artesanías (para los regalos es común que piense en el MAJ). Tengo años en el campo, con galopes incluidos. Modelé arcilla y tejí al crochet. Manejo la Singer desde que le hacía la ropita a las muñecas. Y soy capaz de mandarme 6 tortas fritas al hilo en la Fiesta del Cosechero de Morse (mi pueblo que siempre nombro con orgullo).

Pero… laboralmente me dedico a otra cosa!!!!!. Lo digo para que algunos vayan tomando nota a los fines de ahorrarse papelones.

Y si la próxima no llego, arranquen… Seguro me voy a demorar escribiendo sobre las nuevas técnicas de bonsai y cartapesta…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>