Tarjeta Naranja. Buenos amigos… del marketing…

 

Tarjeta-Naranja-Amigos-promo

Atajada preelectoral: no es ningún mensaje encubierto de campaña. Naranja era naranja mucho antes que la provincia optimista de Scioli y que la mezcla de un poco de Macri (amarillo) con De Narváez (rojo) .

Es un “caso oasis” dentro de tanto desierto o campo minado de dudosas ideas…

Además, después del “Cóndor gate”, nos merecemos saber cuál fue la mejor acción promocional del Día del Amigo en Junín!.

Fue de Tarjeta Naranja, que es cordobesa, pero vale porque en nuestra calle Mitre pasan las mismas cosas que en las sucursales del todo el país.

Para el buen marketing es exultante ver tantos aciertos juntos. (Sí sí, dije “exultante”, lo que te mostré en la retro-nota anterior era “insultante”…).

Aprendemos otro poco de creatividad?

 

Tarjeta Naranja dice que la Amistad es tan importante que la festeja todo el mes.

Tiene la suerte de llevarlo en su ADN de marca. De hecho te cuenta por qué llaman AMIGOS a los socios. Porque la tarjeta nació de un proyecto de dos amigos profes de gimnasia que querían ayudar a otros profes a conseguir elementos para sus clases… O sea, que sus primeros clientes fueron sus Amigos.

Por momentos puede sonar como exagerado, pero no se puede negar que se apropió del concepto y lo aprovecha más que abogado a deudores incobrables…

La Amistad Naranja tiene gajos para todos los gustos. Desde regalitos para los Colaboradores (no le dicen empleados) hasta los Comercios Amigos, y por supuesto, los Amigos “posta” (clientes…).

Lo que más me gustó de este año fueron las bolsas temáticas.

En el Blog Naranja las presentaron como un obsequio para guardar lo que quieras evocando juegos y momentos compartidos con los amigos de la infancia. Es genial, aparte de las muy oportunas ilustraciones.

Tarjeta-Naranja-amigos

También como todos los años, en los locales hicieron el ritual de las huellas en las paredes. Pero esta vez, a las manos de los empleados sumaron las de los titulares Amigos (clientes) para que dejaran junto a sus mensajes alusivos.

El gesto simboliza unión, compromiso, y? adiviná… Amistad!!!.

Tarjeta-Naranja-manos

Un detalle de color (literal). En el caso de los empleados, el color de las manos varía según la cantidad de años que tengan en la empresa. Así, hay manos blancas (menos de 5 años), naranjas (desde 10 años) o doradas (desde 25 años).

Tarjeta-Naranja-manos1

Y ahora te cuento la acción in situ para premiar a los “viejos amigos”. Sigue todo el mes. Yo la vi en vivo hace unos 15 días a las 5 de la tarde.

De entrada me sorprendieron las bolsas puestas en pirámide y colgadas del techo. Un clima muy “Espíritu Naranja”.

Cuando se juntó buena cantidad de gente en las colas, empezó a sonar Danza Kuduro de Don Omar.

Un empleada se paró arriba de una silla, tocó un silbato y pidió que le prestaran atención. Casi como un juego de esos que hacíamos en los cumples.

Explicó que por ser el mes de la amistad, premiarían al socio más antiguo que estuviera en ese momento en el local.

Varios se acercaron al mostrador con su tarjeta, del 2008, 2007, 2006… Finalmente ganó un nene rubio de anteojitos (en representación de su mamá). Tenía una cara de felicidad envidibale para cualquier spot publicitario, y una gran ansiedad por saber cuál era su trofeo!!!. Si me gano un celular lo vendo!” dijo, jajaaa, divino.

La empleada le entregó la bolsa y el nene descubrió su jarrito de cerámica que decía Feliz Día. Otra empleada le sacó foto junto a su mamá. Y la cajera, desde allá atrás, preguntó: -“Te gustó la taza chiquito?”. -“Mortal!. Ahora me voy a tomar la leche!” respondió el enano, y salió ante la mirada de todos que, aunque no en un blog como yo, seguro lo comentaron a alguien al llegar a su casa.

Una escena descontracturada, fresca, simple, sorpresiva, efectiva. Como debe ser una buena y memorable acción de marketing!.

 

Una marca que está en todas, como los amigos…

 

Tiene sus cosas, claro. Al menos las que yo veo, como la campaña “Financieramente incorrectos. Mucha gente no se creyó eso de que una tarjeta de crédito llame a sus clientes Amigos y los “invite” a ser como dice el polémico slogan. Es más, en algunos tuvo el efecto contrario porque lo asociaron a un incentivo del consumo irresponsable. Ej: que la gente “reviente” la tarjeta y se meta en deudas imposibles de levantar… Y sí, incorrecto es no cumplir con lo esperado.

En un tema tan sensible (dinero de por medio), hacerse los cancheros en el discurso puede ser muy riesgoso.

Algo más discutible, porque es muy subjetivo, son las campañas actuales de Plan Z, donde hablan y escriben todo con Z, cosa que ya se hace insoportable. Y por si fuera poco, el Chulengo al galope… Un tipo montado en el tambor que otros usan para hacer el asado de los domingos… Como mínimo, raro…

Tarjeta-Naranja-Z

Pero en lo grueso, a Tarjeta Naranja siempre la pongo como ejemplo de coherencia.

Insisto: si el nombre es NARANJA, su Cultura es Naranja. El cartel es naranja, los tocetos del piso son naranja, la credencial es naranja, los uniformes son naranja, las bolsas son naranja y hasta los caramelos son naranja!. Es más, hasta los caños del desagüe son naranja!.

Igual que el Banco Francés (que en Junín está enfrente). La marca es azul y todo es azul. Sillas azules con pintitas grises y sillones del empleado gris con pintitas azules, porta folletos, dispenser de numeritos de turnos, cestos, carteles de prohibido fumar, lapiceras, y hasta abrochadora más azul que los Pitufos!.

En Tarjeta Naranja uno de los mayores logros en la identidad corporativa es el UNIFORME.

El uniforme es un tema casi siempre crítico en las empresas. “Que no me gusta, que me queda mal, que no quería pollera, que no lo pude planchar”… Y lo terminan desvirtuando con otra prenda, con abrigos, zapatos o accesorios de otro color.

Hoy, en general, cada uno se pone lo que quiere, y eso no le hace bien a ninguna marca. Por eso siempre me llamó la atención que encima, Tarjeta Naranja sea ejemplo también en este rubro.

Tarjeta-Naranja-uniformes-2012

Tarjeta-Naranja-uniformes-2013

Y el uniforme naranja no sólo es coherente, sino de lo más trendy del mercado. Desde la primavera pasada los diseña Benito Fernández!. Sí, uno de los más top en alta costura, pero que se enganchó con la idea y lookeó a los pibes con camisas, pantalones y chalecos súper cancheros.

Lo sabías?. Yo me enteré en el Encuentro Latino de la Moda del año pasado en la Universidad de Palermo, donde él disertó y contó la novedad luego de llegar de la Semana de la Moda en París.

El calzado también se pensó para que salten de alegría!, decía el folleto “Click!” que mandan todos los meses a los titulares.

Imaginate un chico/a que trabaja en la empresa y le dan el uniforme con una etiqueta que dice “Naranja by Benito Fernández”. Es para contárselo de una a todos sus amigos… 

 

CONCLUSIÓN 

 

Felicitaciones para Tarjeta Naranja y su personal de Junín.

Aliento a que muchos tomen el ejemplo. No de copiarse, ooobvio, sino de ponerse las pilas para regalar buenos momentos a los clientes y empleados.

Porque estas cosas que parecen “pavadas” o un juego de niños, son justamente las que pueden hacer que las marcas se vean importanteZ y grandeZ en Zerio…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>