Varieté: bailando con el especialista…

 

Varieté Junín

(Foto de Gisele Álvarez)

“Más de lo mismo” es lo que jamás habría que escuchar decir sobre un negocio.

En Junín pasa y mucho. Cuesta creer que a esta altura, con la complejidad del consumidor y la competencia, sigan abriendo algunos para vender “para cualquiera” y exactamente lo que está enfrente.

Entonces, cuando veo ejemplos que hasta por intuición saben moverse como corresponde, es un gusto poder destacarlos.

Es el caso de Varieté, una “boutique de danse” (ortografía en francés!) de calle Rivadavia casi Padre Ghío, en la entrée de Villa Belgrano.

Su dueña es la reconocida bailarina y profesora Adriana Conde. “Una apasionada de la danza”, según ella misma se define. Y no quedan dudas.

Varieté-Adriana Conde

Un día le pedí que me cuente su historia y hoy te la comparto para que una vez más lo comprobemos. Es mucho mejor dominar los pasos de un solo rubro, que intentar bailar en todos y estrolarse contra el suelo…

 

Cómo llegó a su propio negocio?

 

Para crear la marca, Adriana partió de su personalidad.

Varieté (que viene del francés) es un espectáculo variado. Una “melange” de talentos artísticos. Y ella se reconoce en ese ambiente fascinante, entre tules y plumas, como una auténtica “bataclana”.

Empezó con apenas 4 años en el Instituto de Arte Junín de Nené Gralatto (que lleva casi medio siglo de trayectoria). Hizo toda la carrera de Danza Clásica. Después Educación Física y Danza Jazz en Buenos Aires.

Varieté-Adriana2

Hoy es profesora y coreógrafa en el Instituto, y tiene con Nené una amistad de toda la vida.

Justamente con la hija de Nené empezó a vender ropa para las alumnas del estudio. Hasta que decidió abrir al público porque vio que en Junín no había una casa de artículos de danza. Creo yo que desde “Swing” en los 80, que estaba por Heredia Deportes. (No es que me haya calzado la media punta. Me acuerdo porque ahí compraba mi hermana con sus compañeras del Instituto de Silvana Vattier, en las gloriosas épocas de los festivales en el Teatro Italiano).

La cuestión que Adriana tenía la idea clara de qué quería y cómo lo quería. Disfrutó naturalmente del proceso, y con la ayuda de su esposo Mario, inauguró su propio negocio el 7 de abril de 2012.

Varieté Junín -frente

Arrancó eligiendo el mejor lugar: justo abajo del estudio de Nené.

Las chicas de Pérez Pereyro interpretaron el estilo que la identificaba: muy femenino y teatral.

Un espacio pequeño pero con gran gusto, donde el protagonista es un espejo rococó dorado a la hoja (estética que se repite en el cartel de la fachada).

Varieté-local

Para las vidrieras y la puesta en escena general, la ayudan sus colaboradoras Joanna y Naty, o Laura Canale para fechas especiales como Navidad.

Varieté-máscaras

Adriana completa con souvenirs que trae de sus viajes. Hay abanicos españoles, máscaras venecianas y hasta un glamoroso zapato cual Cenicienta del Lido de París.

También colecciona folletos y programas de espectáculos nacionales de los que no se pierde estreno (Freddie, Chicago, etc).

Varieté-folletos

Ella sabe cómo llegar a su público. Reparte sus tarjetas/postales en el local, en las clases de tango de la profe Francina Pedrini o las milongas de Malajunta.

Pone banners en espectáculos de La Ranchería o en los cursos de capacitación que ella misma organiza con grosos de Capital como Gustavo Bertuol (coach de Ritó en el “Bailando por un sueño”).

Siempre en sintonía promocional, tuvo una vitrina de exhibición en el gimnasio Wellness.

Varieté-vitrina

Lógicamente usa Facebook y tiene una web personal en la que, ni bien se abre el telón, se presenta con la frase: “Bailar es la forma más bella de expresar los sentimientos más profundos”.

 

Qué encontrás en Varieté?

 

No hay dudas que Varieté es Especialista en Danzas. Clásico, español, jazz, tango, salsa, hip-hop… Menos hula hawaiano y árabe, hay de todo.

Mallas, pollerines, tutú, can-can, castañuelas, mantones. Puntas, zapatillas de ensayos y zapatos (Gyff’s para flamenco y los codiciados stilettos de Flabella para el 2×4).

Varieté zapatos

Varieté tiene una línea exclusiva de remeras, toreritas y accesorios (como las simpáticas bolsitas portatutto) con ilustraciones de la artista plástica Karina Elisei y de la diseñadora Gisele Álvarez, que además de estamparlas, se encarga de otras piezas gráficas y de la aplicación de la marca.

Varieté-Karina-Elisei

Varieté-remeras

(Fotos de Gisele Álvarez)

En Varieté también encontrás ropa deportiva Jut Now (una marca de diseñadoras de Junín), por ejemplo para Pilates, porque no sólo está relacionado sino que la gente lo pedía.

Pero la verdadera “etoile” es el Ballet. Hace unos años que viene en “grand jeté” (quizás gracias a la mediática pista de Tinelli). Eso sí, con algunos cambios.

Antes la pasión se transmitía por “herencia familiar”. Ahora las niñas se conectan directamente con la experiencia. No sueñan con llegar al Colón, el Bolshoi o el Royal Ballet de Londres. Ni con bailar El lago de los cisnes o Giselle. Tampoco admiran celebridades, como lo hicieran sus madres o abuelas con Maya Plisetskaya y Jorge Donn o Alessandra Ferri y Julio Bocca.

Les basta con jugar a ser como Angelina Ballerina de Discovery Kids, la ratoncita apasionada que vive a las piruetas con sus amiguitas de la academia.

Bailar es juego y fantasía. Hasta ensayan con rodete y tutú rosa. Y así se sienten diosas!.

Angelina-Ballerina

Otro dato de estos nuevos tiempos: la nena decide. La madre le puede preguntar “pollerín o tutú?” pero ella elige lo que le gusta. Mientras yo hacía la nota, una “Angelinita” de no más de 6 años, se llevaba sus zapatillitas para estrenar en las clases de la profe Julia Mansilla, encargada del ballet infantil en el Instituto de Nené.

 

El valor de ser especialista…

 

Michael Porter (profesor de Harvard y padre de la estrategia competitiva) demostró que si no sos líder en costos (precios bajos), tenés que serlo en diferenciación. Más aún, en un segmento específico, donde te concentrás para ofrecerle mayor valor. Eso se llama “enfoque”.

En el Anuario N° 30 de la Asociación Argentina de Marketing están los mejores casos, y también de los otros.,, En el informe “Errores que enseñan”, se dice que el fracaso deja más lecciones que el éxito. (“Un hombre inteligente aprende de sus errores. Pero un sabio aprende de los errores ajenos”).

Rescato un ejemplo clarísimo: Bic Underwear

Bic-Underwear

Hace 10 años, la marca de lapiceras y encendedores lanzó ropa interior!. Encima usó la misma red de kioscos para hacerla “práctica”. La gente no la aceptó porque nunca encontró relación entre ese logo y la tanga (ni siquiera con las maquinitas de afeitar).

La misma marca para productos que no tienen nada que ver, es un gran error estratégico. (“Farmacia anexo verdulería” dijo Dolina, ja!). Si se pierde foco se pierde fuerza. Y puede salir muy caro. Lo traté en una de las primeras notas de este blog sobre Naldo Lombardi. Dije y confirmo: perfumes y neumáticos nunca pueden compartir marca, planta comercial, catálogo, avisos, etc.

La “megalomanía” es la tentación de ampliarse a todo el mercado o categorías. Muy pocas lo logran con éxito, como Virgin, que empezó como disquería y hoy tiene línea aérea, banco, celulares o ropa.

“Ofrecer algo para todos es ofrecer casi nada para nadie”, dice Al Ries (padre del Posicionamiento) en sus “22 leyes sobre branding”.

Veamos otra opinión ultra calificada sobre la importancia de especializarse.

El viernes pasado en Reporte Publicidad (por América 24) estuvo Fernando Vega Olmos, uno de los publicitarios argentinos más reconocidos a nivel mundial.

Vega Olmos coincide con Al Ries: “Si sos para todos no sos para nadie”. Dice que tenés que destacarte en algo. Es como una orquesta. “Si sos el mejor violinista, tocá el violín”.

El mercado cambió brutalmente, tiene otra exigencia, y no se puede ser bueno en todo. En el caso de las agencias de publicidad, es contundente: “Hoy la industria está como el pato: nada, vuela, camina y hace las 3 cosas mal”.

Son tiempos en que se quiere abarcar “a lo Carlomagno” y al final la energía se dispersa en la falta de compromiso o profundidad.

Por eso te conté el ejemplo de Varieté. Para reforzar ideas básicas del marketing exitoso y en consecuencia, de la efectividad comercial. Diferenciación de la competencia, segmentación del mercado, coherencia de marca, identificación con el consumidor, enfoque!.

Esto lo logra porque, valga la paradoja, en Varieté está la especialización.

Varieté Junín tutu

(Foto de Gisele Álvarez)

Aplausos y reverence…

 

PD: La semana que entrevisté a Adriana justo recibía a Margarita Fernández (coreógrafa de Hernán Piquín). Con ella preparó a su grupo para el clásico cierre de año del Instituto de Nené, el 29 y 30 de noviembre en La Ranchería. En esas noches, el grupo de Danza Jazz presentará “Tip-Top en colores”.

Adriana Conde Jazz

(Foto de Gisele Álvarez)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>