Ballet MalaJunta: la década bailada…

 

Ballet-MalaJunta

El viernes hubo milonga!. Fue por los 10 años del Ballet MalaJunta.

Los festejos empezaron en abril, pero éste era el esperadísimo cierre de gala.

Como ya es un clásico, los chicos nos recibieron en el Club Sirio de calle Belgrano. Irreconocible gracias a la “moulin rougesca” ambientación de Fernando Calvo y Daniel Miedema (del propio ballet).

Varios colgantes de caireles, escenario de lamé plata, sillas vestidas, lamparitas en el centro de las mesas, banners artísticos y hasta el precinto de la servilletas con el logo.

Clima al rojo vivo…

Malajunta-deco1

Malajunta-deco

En pantalla gigante y en un led, proyectaron momentos de toda la historia: actuaciones, producciones de fotos, backstage de viajes y camarines: desde Villa Gral. Belgrano y Justo Daract a Finlandia y Turquía.

Así cenamos y matizamos, viendo a los chicos entre los distintos paisajes que marcaron su carrera. El puerto de Valparaíso o la Quinta Vergara de Viña del Mar, el Hipódromo de Maroñas en Montevideo… Montañas del sur, playas cariocas y caribeñas, ruinas incas, catedrales luteranas y mezquitas islámicas.

Malajunta-historia

Tuve el placer de acompañarlos en muchas de esas experiencias. Filmando, recopilando material para sus notas y siendo testigo de la sorpresa y aprobación de públicos muy distintos. Por ejemplo en Seinajoki, allá sobre el Golfo de Botnia, a media hora de la Laponia finlandesa de Santa Claus. Para el álbum de oro.

 

Lo mejor de la noche…

 

Y por supuesto, la milonga es bailongo!. Esta vez con orquesta en vivo, “bien pulenta”, como ameritaba la ocasión.

Los invitados?. El Sexteto Milonguero. Un grupo joven que ya lleva tantas giras por Europa como años de formación. Después de Alemania, Dinamarca, Suiza o Singapur, derecho viejo al cumple de Malajunta!.

Malajunta-Sexteto Milonguero

El Sexteto tiene 2 violines, 1 bandoneón, 1 piano, 1 contrabajo y una voz con cuerpo y pilcha que para qué te cuento!. Javier Di Ciriaco, de la Compañía Argentina de Tango “Estampas Porteñas”, es el líder y atracción de las pebetas. Un gitano guapetón (diría la tía Felisa). Altísimo, melena de rulos, mezcla del bailaor flamenco Rafael Amargo y el Cimarro “Pasión de Gavilanes”…

Encima canta de todo!. Milongas, tangos, folklore y hasta cuarteto!. Un acierto para repetir…

Malajunta-Sexteto-Milonguero

Las milongas malajunteras ya son parte del circuito. Había gente de toda la zona, de Capital, Rosario, La Pampa, y hasta de Italia!.

Vieras la pintusa!. Ellas se tiran todos los “brillores” encima. Vestidos largos, sandalias doradas, flecos plateados, tajos, vuelos. Ellos, con lompas y tamangos bien facheados, no se quedan atrás.

Y el que te saca te saca. La gentileza siempre se devuelve en pista.

Malajunta-milo

Es un ritual digno de ver. Están los que hacen pasitos cortitos, los que se animan a las figuras, los que se dejan llevar con los ojos cerrados, y los que tararean casi todas las letras. Pero todos girando al compás y sin chocarse!.

En una milonga entendés el por qué de ese sentimiento bailado con las entrañas que atrapa al mundo.

 

Buenos y Nuevos Aires…

 

Silvia Guzzo y Gabriel Di Sábato fueron los fundadores y directores de MalaJunta.

Silvia, de deslumbrante colorado en honor al corazón de su marca, contó que fue la primera soñadora y “apasionada” del proyecto. La que empezó paso a paso junto a Gabriel hasta llegar a este presente de renovaciones.

Agradeció a la gente por el apoyo y le pasó “la posta” oficial a Francina Pedrini y Martín Beligni, dos de los “históricos” y un símbolo de la actitud MalaJunta.

Malajunta-directores

Martín ya había hablado del sentido de pertenencia, de cómo se ponen la camiseta del ballet más allá de las individualidades. Y contó que el nombre lo eligieron porque reflejaba la realidad del grupo: distintas edades, actividades e historias personales. De hecho, pasaron varios integrantes que luego fueron haciendo su propio camino, como es natural en el baile de la vida…

Pero el alma MalaJunta no cambia. Esté quien esté, la pista vibra como el primer día.

Francina y Martín bailaron precisamente el tango “Malajunta” de la orquesta de Julio De Caro.

Malajunta-Fran-y-Martín

Qué pareja!. Qué porte!. Teatrales, elegantes, simpáticos, y con una entrega y disfrute que trasladan al público y transforman en ovación.

Una semana antes también encendieron La Ranchería, en la Noche de Ballet de Nené Gralatto (que estaba presente en la milonga).

A los nuevos directores los acompañan Aimar y Bárbara, Francinita y Daniel, y los chacabuquenses Kamila y David, que son los que representarán a Malajunta en el Festival Perú Tango de los próximos días.

Malajunta-10-años(Con Silvia Guzzo y Valentina Tomasella, de la primera etapa de Malajunta)  

Los chicos saben de show. Conectan con los seguidores, los conocen por su nombre, están atentos para que todos se sientan cómodos y lo vivan a pleno.

Y como parte del agradecimiento, hacen sorteos de regalos. Esa noche hubo desde vinos y productos de Bringeri Max, a un traje del sastre Miguel Mancera. A propósito, este reconocido artesano capitalino expuso sus creaciones y hasta tenía una promo especial para comprar ahí mismo.

Fue una noche donde algo quedó claro: de MalaJunta tienen sólo el nombre. La letra del tango habla de sueños de gloria que quedaron truncos, ilusiones perdidas y sólo recuerdos.

Acá es todo lo contrario. Los chicos crecieron, y aunque ya lo tienen remanyao, le ponen garra cada día y no se apoliyan en los laureles. Siguen soñando. Por eso hay MalaJunta para rato. Es más, ya están armando una agenda “fetén fetén” para el 2014…

Feliz Cumple MalaJunta!!!. “Pugliese Pugliese” para lo que sigue, y Gracias por regalarnos tanto talento!

Malajunta-torta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>