Los Reyes tienen mil versiones, menos en la publicidad local…

 

Reyes-pedido

(La ilustración es del blog “dondevasconzapatillas”)

 

Creo que nunca se aplicó tanto la creatividad como con ellos. En el relato sobre los que son parte del pesebre junto a José, María y el niño Jesús, nadie se ahorró detalle “original”.

Pensar que la Biblia sólo dijo “magos de Oriente”. Ni cuántos, ni cómo se llamaban, ni si eran reyes o tenían coronita. Capaz eran pobres y daban más pena que Echegaray y Víctor Hugo comiendo la rosca en mantelito de papel y tomando Guaraná en vasitos de Plásticos Martínez.

Respecto al origen extranjero, cada GPS marcó su ruta. Persia o Babilonia. Europa, Asia, y África. Pues para el Papa Benedicto XVI los reyes eran españoles (o sea, ganó la gallega del GPS…). Mientras no se descubra que venían de Castilla con la Duquesa de Alba… porque flor de susto para los pobres pibes…

Y los nombres?. La Wiki tira que en algún momento respondieron a Melichior, Gathaspa y Bithisarea… Bue, si los bautizaban Carmen, Moria y Xipolitakis, igual para esta fecha seguro había más cola en Maulini que en el Atlas de Mardel.

La cuestión es que los susodichos buscaban al rey de los judíos que había nacido en Jerusalén y una estrella los guió a Belén. Por suerte en esa época funcionaba hasta la astronomía. Si se tomaban La Estrella o el Pullman de acá, gracias que llegaban a La Agraria…

Los Reyes homenajearon al Jesusito con saludables ofrendas: oro (antiinflamatorio), incienso (calmante de la depre) y mirra (antiséptico, cicatrizante). Más o menos como aparecerte hoy en un baby shower con un ramito de pachuli y un jabón Espadol.

Pero según el villancico de Félix Luna y Ariel Ramírez, los regalos fueron arrope, miel y un poncho blanco de alpaca real. Es más, el niño Dios muy bien lo agradeció, tomó la miel y el poncho lo abrigó. Y tanto inventaron los autores argentos, que a medianoche el sol relumbró (sería para no competir con la Luna de Félix…). Changos y chinitas duermansé que mañana les contamos la verdad…

O sea… Desde San Mateo hasta Magnetto, cualquiera inventó la versión que quiso.

Entonces…

Por qué en nuestra publicidad local siempre vemos lo mismo???

 

 

Reyes Bringeri Grupo Márquez

2013: Grupo Márquez y Bringeri hasta con los mismos dibujitos!!!

Reyes-Bringeri

2014: Bringeri con “otros mismos” dibujitos…

Audiocanje-Reyes1

Maulini-Reyes1

Lo que yo no supe encontrar es la diferencia! (salvo el logo y año de publicación…)

Y lo más curioso: las promociones de productos que en nada se relacionan con la ocasión.

Como Bringeri y un aire acondicionado LG que metió en ele aviso de ayer. –“Mamá mirá, me trajeron el 3000 frigorías! Qué capos los Reyes!. O las carpetas y mochilas de Rucci. –“Qué bueno, ya me regalaron lo que quiero para el cole. Por favor que empiece ya!”. Muy real…

Pero si hay algo que seguro no pide ni el niño que nace albañil, es lo que publicó Garro.

Garro-Reyes

Medio complicado para que te dejen los porcelanatos 55 x 55 adentro de las Havaianas. Pero bueno, mientras no se te caigan arriba del juanete! (y sean color arena del desierto, ya que está…). Ay ay, pensar que alguien puede incluir un piso en la cartita soñadora es ser más cuadrado que una baldosa…

Cómo explicarlo… No es que hay que prenderse a cuanta efeméride adorne el almanaque!. Algunas no dan para el rubro y/o marca. Ej: cuando La Granja de Doris le dio la bienvenida al Papa Francisco. Por más éxtasis religioso que provoque en los dueños, es una pollería!. Por más que Bergoglio diera la Misa de Gallo, no tiene nada que ver!!!.

En fin… La historia de los Reyes Magos está repleta de interpretaciones. Lo único que no logra aportarle su cuota propia de fantasía es la publicidad de los comercios donde ellos “compran”.

Las “ideas” son las mismas. Las opciones, también: celus, tablets, Play 3, rollers, skates, piletas, y por supuesto autitos, muñecos y juegos de mesa. A propósito, ojalá que a Bracchi le hayan traído el “cruzapalabras” que estaba de oferta en Naldo!.

Al resto, lo que hayan pedido con devoción.

“Ufa, la ropa no es regalo”, dicen los chiquilines cuando les falló el correo epifánico de una de las tías. En ese caso, no queda otra que consolarlos lavando con Camellito ni bien la ensucian con pastito

Y?. Por ahí pasaron?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>