Video Charles: Marketing al rojo vivo…

 

Video sex shop Charles Junín

Lo tenía en mente hace tiempo. Pero era “la nota” para San Valentín. Porque me APASIONA contar casos de éxito basados en las buenas prácticas. (Y sí, si son de éxito…). Esta vez, de alguien que AMA lo que hace y no para de pensar en cómo seguir mejorando. Y que, no de casualidad, tiene el sex shop más famoso de la ciudad.

Charles lleva 28 años en un mercado donde los videoclubes tuvieron destino de cancha de paddle. Vio pasar crisis y prejuicios. Creció, cambió, y hoy es un ejemplo de creatividad e innovación del que se puede aprender como en un Kamasutra de los negocios temáticos.

Fui, hablé como 2 hs. con el dueño, saqué fotos por todos los rincones, y me metí hasta “el fondo” para mostrarte como siempre, el lado que nadie se anima…

Entrás?

Video sex shop Charles Junín

Charles fue el 2° videoclub de Junín. (Después del desaparecido “Barcelona” en Galería Boo). Ver aclaración en los comentarios de final de nota.

Era el 86 cuando inauguró en Saavedra y Coronel Suárez. Al año, se mudó a Roque Vázquez y Mitre (hoy Asatej Viajes). En el 2000, se corrió media cuadra, sobre la esquina de XX de Setiembre, la calle cortada más oscurita y sexy del microcentro. Ideal para el Charles que vendría…

Heber Blaiotta es el 5° dueño (se hizo cargo en el 99 con su socio Eduardo). Un intuitivo que lo hizo todo desde su propia sensibilidad artística, la que fue “entrenando” sobre la marcha, porque venía de un rubro que nada que ver.

Heber buscó crear algo distinto. El Charles anterior era acorde a los “Tiempos modernos” pero se veía frío (mucho metal y color plomo). No gustaba. Y se basó en ese dato para reconvertirlo.

Video sex shop Charles Junín 2

Quería que la gente viviera una experiencia más allá de lo que iba a buscar. Se propuso evitar lo común que es la estantería con miles de cajitas (donde ves todo pero no ves nada). O sea, la simple “exhibición y despacho” que aún conservan la mayoría de los locales de cualquier rubro.

Video sex shop Charles Junín 3

La idea fue representar un callejón sin salida (o con entrada a la fantasía) estilo americano. Tal cual. Charles tiene esa mística yanqui de los sitios de entretenimiento nocturno de Orlando. (Al menos cuando anduve por International Drive, eran así).

Una onda comic muy descontracturada. Un mix de colores llamativos y cálidos. Un clima retro y loco, pero a la vez “relajado”. (Por esos años del país “la gente estaba un poquito alterada”, recuerda Heber).

Video sex shop Charles Junín 4

Video sex shop Charles Junín 6

Video sex shop Charles Junín 7

Cada género tiene su cartel alusivo. Hay graffities en las paredes y la luz es la base como en “cámara-acción”. Lámparas colgantes, mangueras de led, láser giratorio…

El lugar atrapa desde lo visual, como el mismísimo arte de Chaplin que evoca la marca. A propósito, el personaje de Charlot, símbolo mundial del humor y el cine mudo, siempre estuvo en la deco de distintas formas.

Video sex shop Charles Junín 9

Video Charles Junín Chaplin

Video sex shop Charles Junín 10

Sobre la puerta hay un arco de troncos con un indio y una india a cada lado. Además, ventanitas con vitraux, balcones y gatos en el tejado (como aquella serie de Sacristán).

Los detalles “fluyen en el momento” dice Heber, sin saber exactamente de dónde viene la inspiración. (Quizás de tantas escenas del ex celuloide que se reelaboran en su inconsciente con el año que hizo de Bellas Artes en Capital).

Video sex shop Charles Junín 8

El proceso estético de Charles llevó 6 años. Fue por etapas y por sector. El propio Heber se encarga también de materializar las ideas. Trabaja en madera, cartón y cemento blanco. Hizo hasta un Charles tamaño natural de 1,8 al que todavía no le encontró lugar. Ah, y los clientes les regalan “Chaplines” que traen de sus viajes o ven en alguna feria. (Ves “Tío Lucas”?. Hasta los regalos te perdés por no corporizar la marca…).

Video sex shop Charles Junín 11

Video-Charles-Junín graffiti

Video sex shop Charles Junín 12

Los clientes de Charles siempre esperan algo nuevo (aparte de los estrenos). Incluso se sorprenden cuando descubren algún objeto que no habían visto. Lograr eso en una época de tanta atención dispersa, es un mérito doble del lugar.

Definitivamente: entrás a un mundo que trasciende el “producto”. Es más, en las pantallas siempre proyectaron videos musicales y no películas. Charles fue el primer local en poner televisores en lugar de radio. Supongo que ayer habrá sonado el reggaetón que invoca la súper hot novela “Cincuenta Sombras de Grey”.

Yo no soy Christian Grey, el que te canta es… Raúl!!! de Venezuela… (triste, pero juro que dice eso! Jajaa)

 

Lo que ellos quieren…

 

La especialidad de Charles es el cine europeo. Tiene los dramas y comedias que pide la mayoría, pero apuesta a las joyitas alemanas, francesas, inglesas o italianas de los nuevos directores. Y el público lo agradece.

Heber y Eduardo conocen muy bien el rubro. A un cliente no le podés decir: “ni idea de qué se trata”. El asesoramiento es muy importante porque a veces, por ejemplo, piden lo que escucharon en TN cuando todavía ni salió. (No señora, Metegol está en vestuarios, y Campanella tiene para un rato lustrando el Goya…).

Heber reconoce que el clima del lugar predispone mejor, incluso para recibir sugerencias. Ya conoce qué le gusta y qué no a cada uno. 

Video sex shop Charles Junín 13

Para completar la experiencia, sumó el infaltable “popcorn” (pochoclo) que se vende en un packaging propio. También cargas virtuales y Pago Fácil, con horarios que permiten pagar una factura hasta un sábado o domingo a la noche. Eso es tener en claro la idea de “servicio” adaptándose a lo que el cliente necesita.

Otro acierto es el enfoque “colaborativo”. Charles siempre apoyó a los cines locales (antes Lumiere, hoy Cinema). Hasta promocionaba en sus vidrieras las pelis que se daban en las salas de R. de Escalada (donde hoy está La Nueva).

El cine hace que la gente tome conciencia sobre la piratería. De hecho, los clientes de Charles esperan para ver la peli con buena calidad de imagen y sonido. Valoran el contenido más que la primicia. Distinto a los que con tal de ser primeros, no les importa si se cruza hasta la cabeza del mantero de Once…

El cine también mantiene la cultura de ver en casa y eso se transmite. Charles va por la tercera generación de clientes. De los padres que arrancaron con el VHS (que aún se conservan como piezas históricas) al DVD de sus hijos y hasta el Blu-ray 3D de los nietos!. Y ya existe el 4K para ver en 75 pulgadas!.

Asegura Heber: “El que verdaderamente ama el cine jamás va a dejar de consumirlo”. (Nunca mejor dicho para San Valentín).

blu-ray-3D

El Pay Per View de DirecTV o el catálogo Netflix (suscripción online) tampoco son amenazas. Y mucho menos los colegas: Isidoro, Nolavi, Casablanca, Libertad, La Cueva, Sol, Green, y otros que ya cerraron como Nippur o Flashback que incluso hasta alquilan en Charles.

Vuelvo sobre lo dicho: Charles no vende películas, vende una experiencia. Los clientes pasan con gusto más tiempo buscando y eligiendo (algunos están más de 1 hora!). Valoran esa comodidad, el no sentirse “apurados” a comprar, como en tantos otros lugares. Son tratados como amigos. Desde ahí arma Charles su ventaja competitiva.

A eso agregale lo que sigue…

 

Si lo vamos a hacer, vamos a hacerlo bien… 

 

En Junín no hay una movida de sex shop como en Capital. (El otro día vi un movilero de Telenueve disfrazado de diablita y casi me muero!).

Hay un par de locales (en el Paseo y por Bto. de Miguel), y algunas reuniones en domicilio con el famoso formato “tuppersex”. “Cosas de chicas” o “La puerta roja” promocionan juguetes, golosinas, cosméticos, ligas con “adornitos” o “cositos” a cuerda como tiene el Cotillón Pibes. O sea, más onda despedida de soltera.

También hay “disimulados” entre otros productos, como en la Farmacia Verrilli que vendió adminículos entre el Cicatricure o el Asepxia para el acné. (Hasta vi un Face donde ofrecen brindis o picadas eróticas y más abajo… juntan tapitas para el Garrahan!).

sex shop Charles Junín

Charles Collection empezó en el 2002. No para insinuar, sino con la explícita intención de hacerlo en serio. Por eso en 2006 se lanzó como marca nacional en un Festival de Cultura Erótica de Buenos Aires.

Pasó de revendedor a fabricante y proveedor directo de otros sex shops del país. Hoy ofrece sus propios productos y pronto tendrá hasta su exclusiva línea de lencería.

sex shop Charles Junín 2

Qué se puede contar?. Que hay desde fragancias intensas, geles saborizados y aceites para masajes, a distintos aparatos de “diseño elegante” como consoladores con sopapa, realísticos con ventosa, esposas y látigos para sado, y lo que nunca creyó que podía conocer la “Bamba” de Alessandra Rampolla.

Y por supuesto, babydolls y disfraces (colegiala, mucamita, enfermerita, maestrita y hasta monjita…).

disfraces-hot

Para ellos, Charles tiene la representación de Narciso, ropa interior y trajes de baño con diseños jugados que no sólo usan en la intimidad sino también en el gym o las vacaciones en el exterior. (La zunga en Río y la tanga de Cristian Castro en Cancún…).

Es la marca del Bailando del último ShowMatch y que hace campaña con chicos musculosos estilo Abercrombie (a los que seguro les calzaría mejor que a Beto César…). Narciso nació mirándose en el espejo gay, y después de 20 años, se hizo para todo hombre y circunstancia gracias al poder masificador de Tinelli…

Narciso-boxer

Hay de todo. Quienes llevan sus fetiches como complemento de una peli. Los “consumidores” exclusivos que quizás nunca pasan por la pantalla. Y al revés. Quienes sólo ven condicionadas y no necesitan estimulación material extra.

La salita del video triple X tiene desde lo “común” estilo Venus a lo bizarro y la zoofilia. Eso sí, algunos piden “con argumento”. Y no es sólo cosa de hombres. Ron Jeremey (el pornostar N°1 de la historia) o Rocco Siffredi (por favor no asociar con la pobre Porota!) son más conocidos por las damas que los papis de Telefé…

En fin, encontrás desde la trágica “El imperio de los sentidos” hasta propuestas “didácticas” como la “Guía interactiva del amante”

el-imperio-de-los-sentidos

Quiénes compran?. No esperes que te tire nombres!. Imaginate parejas de cualquier género y edad que quieren simplemente mantener el fuego o bien probar meterse en la boca del volcán. No hay estereotipos. Desde el soltero solo a la señora viuda, se rompen todos los tabúes. Eso sí, arranca en los 20 años. En la página web está bloqueado el ingreso a los menores.

Se atreven a consultar?. Claro, porque al menos en Charles, ya lograron una confianza y nivel de apertura impensado para otras épocas.

Qué se ve en la web?. Hay tips afrodisíacos (de ostras y caviar hasta ajo o clavo de olor), info sobre anatomía, glosario (desde afrodisíaco a zonas erógenas). También venta online (llega en discreto paquete por Correo).

sex shop Charles Junín 4

Y para San Valentín qué se regala de todo eso?. Tanguita, perfumito, aceitito. Es muy raro que alguien quiera sorprender a su chica con un obs… obsequio de 30 x 8…

 

Para seguir sanvalentineando…

 

Para un sábado cachondo, hay cientos de opciones. Ya no es como en los 80 y 90 que la mayoría sacaba turno para alquilar Emmanuelle, El último tango en París, 9 semanas y media, Orquídea salvaje, Bajos instintos o las “almodovarianas” de Antonio Banderas.

9-semanas-y-media-orquidea-salvaje

Hoy es muuuuy variado. Y tampoco necesitás conformarte con “Día de San Valentín”.

Heber recomienda dos “clásicos” bien románticos:

“PD: te amo”, un drama que encabeza su ranking por el impresionante realismo de las actuaciones (memorable la escena donde él llora). Y “Diario de una pasión”, de esas historias de amor por sobre toda diferencia social (diría Rodrigo…).

También una novedad que lo sorprendió por su maravillosa estética. “El romance del siglo” coescrita y dirigida de Madonna (que ya le había puesto su anatomía a “El cuerpo del delito”…).

peliculas-románticas

Si querés subir el tono, tras la puertita vaivén está lo que ya te conté más toda la colección del famoso director italiano Tinto Brass, incluyendo Calígula, ícono mundial del XXX y la escandalosa censura.

Calígula

Bueeeno, y digamos también que Geraldine Chaplin, la hija de Sir Charles, visitó hace unos años el Hogar Pimpinela para la Niñez… (La que no sabía cómo salir del tema, jajaaa).

 

El nuevo Charles

 

A fines de marzo, Charles se muda a Álvarez Rodríguez y Avellaneda (ex UPCN).

Hacía falta más espacio. Sobre todo para el sex shop, definido como “un mundo aparte”.

Se viene algo diferente. Un despliegue escenográfico con dos sectores totalmente nuevos para el rubro. Pero es todo sorpresa. Bah, yo lo sé, pero no te puedo contar hasta que abra. Sí prometo mostrarte fotos que seguro nada tendrán que envidiarle a algún reducto de Amsterdam o al Boulevard Clichy de París (en la zona roja de Pigalle).

Pigalle-París

Y si bien tendrá más protagonismo, nunca está demás aclarar que el sex shop jamás se mezcla con el resto. Ni que hablar con las películas infantiles!. De hecho siempre tuvo un ingreso privado donde no se mete ni Borromeo…

El desafío es seguir creciendo con un único Charles. Es un modelo de negocio tan personal que no admite sucursales ni franquicias, algo que lógicamente le propusieron varias veces ya que no existe nada parecido ni en la zona.

 

CONCLUSIÓN

 

“Mi mejor publicidad es el boca a boca”, tiene en claro Heber. (Y no se refiere precisamente a que anda besuqueando a los clientes).

Es así. Aunque parezca paradójico, como publicista doy fe. Cuando un lugar “lo dice todo” en vivencia sensorial, atención y capacidad de sorpresa, lo demás es accesorio (y no precisamente para el placer).

Como enseña Kastika (capaz también Kusturica): siempre hay que profundizar y mejorar lo que tenés. Evolucionar manteniendo la esencia como James Bond. Al igual que el amor, Charles perdura porque quienes lo sostienen saben reinventarlo día a día.

Eso marca la diferencia con otros que, aunque vendan sex toys, no le provocan ni la lengua a Moria. Ni hablar en este rubro tan “360 grados” (por lo integral y por la temperatura…).

Digo: no es lo mismo que te inviten a una cena con show erótico en “Te mataré Ramírez”, a “Si me quieres matar, hubieras elegido otra manera”, y que te cante el Paz Martínez en la Laguna…

(Por las dudas, acordate que Charles cierra a las 23. Después no digas que te quedaste con las ganas…)

2 comentarios en “Video Charles: Marketing al rojo vivo…

  1. verorezk

    Hola Gabriel,
    Desde ya que no sabía que el video de ustedes fue el primero y te pido disculpas. El dato de “Barcelona” del año 85 me lo dijo el mismo Heber (conocedor de su mercado) en relación a que Charles había sido el segundo en Junín. Por la seguridad de su relato, y porque la nota apunta al marketing y tematización del local por sobre su rigor histórico, no me generó la duda para chequearlo. Gracias por la aclaración.
    Besos!
    Vero

  2. Gabriel

    Hola Vero, como siempre muy buenas las notas. Solo un comentario histórico junto a una fe de erratas: El primer VIDEOCLUB que hubo en Junín lo inauguró Mario Massano, en el paseo Saenz Peña, Local 10, oficialmente el 4 de diciembre de 1983, junto con la inauguración del Paseo Saenz Peña ( cuyos 30 años pasaron desapercibidos) Y antes de tener el local ya se alquilaban películas en el domicilio particular de la familia Massano, además de ser los primeros en hacer videofilmaciones sociales en la ciudad y en la zona. ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>