ARGENLAC y LA JUNINENSE: los más dulces recuerdos de Junín…

Acá empieza el prometido homenaje a las marcas del ayer. Preparate para una saga de colección…

Argenlac-Junín-nenaLa niña soy yo. Pero al revés que Dorian Gray, mientras en el retrato sigo chiquita, en la vida real estoy hecha una vieja cho… lula y hedonista que muere por el dulce de leche!

Arranco a lo grande… Por “LA MARCA”. La que sigue arriba como nata en el ranking de las más queridas y recordadas de nuestra ciudad.

ARGENLAC fue una fábrica de lácteos de la Liga Agrícola Ganadera, orgullo de Junín durante los 70 y 80.

Hace unos 4 años se fundió (le robaron todo) y la compró Mastellone de La Serenísima. Dicen que el nombre sólo quedó registrado para el exterior. Querrá Don Pascual cobrarse los años que por la GG (gran ganadora) no nos pudo meter sus lactobacillus?. Yo creo que sí…

Argenlac-JunínLa fábrica sobre Ruta 7 al otro lado del Río Salado

ARGENLAC fue una industria modelo. Venía gente de afuera a conocerla y las escuelas nos llevaban de tour.

No sólo exportaba a Brasil, sino que inventó el sachet en lugar de la botella de vidrio. Y fue pionera del marketing sustentable porque las señoras reciclaban todo!. Los cosían tipo patchwork para hacer bolsas de mandados, y otras usaban los tarritos del dulce como yerbera y azucarera.

Argenlac-Junín-sachetSí, creelo, conseguí un recorte intacto del rollo de envasar

ARGENLAC producía leche, manteca, quesos (hasta el cremoso de las famosas pizzas de la Ribas).

Una anécdota láctea: por los años 50, un señor Natalio vendía “leche de burra” a la salida de la Escuela N°1. Eran unos bloquecitos masticables muy pegajosos, color rosa y blanco. Qué marketing oportuno!. No porque casi inventó los Palitos de la Selva, sino por vender leche de burra en la puerta de la escuela!!!.

Los yogures eran de primera, con durazno, frutilla o ananá fresco y esencias naturales. Me acuerdo que mi papá los tenía en su almacén de Morse a la par de Yoplait y Gándara.

La ambrosía (paaa) se completaba con el postrecito de vainilla acaramelado que sugerían comer con su dulce de leche.

Ahh, y los flancitos! (con huevo, pero sin el aceite de Mamá Cora…). Hablando de flan, la frutilla del postre era el dulce de leche!!!. (Qué bomba me salió la mezcla…).

Marketing puro como la leche…

Diego Walton (papá de Cynthia) es un virtuoso pintor y letrista local, fileteador de los colectivos de aquella época, entre otras obras artesanales. Fue el publicista de ARGENLAC por más de 20 años, en la época de esplendor de la Liga, bajo la gerencia de Tusso.

Pintó decenas de carteles y hasta los tanques térmicos (camiones refrigerantes). Diseñó los packs (vasitos, sachets) y folletos, siempre inspirados en la naturaleza.

Argenlac-Junín-folletoWalton proponía la idea, hacía la puesta real para que Lapine sacara las fotos, y mandaba el cliché para imprimir.

Walton me contó historias increíbles de una empresa pujante que parece mentira haber perdido.

La tenían clarísima hasta con el “POP”. A los negocios revendedores les daban de todo: pizarras de chapadur tipo sandwich, espejos “logueados” y hasta mini stands con promotoras para degustación de jugos. Ahh, y las degustaciones en la Rural, donde regalaban galletitas con dulce de leche!!!.

Pero el ícono del merchandising fue la jarra amarilla que aún se conserva en varias cocinas memoriosas…

Argenlac-Junín-jarraCon diseño registrado y marca en relieve. Tomá de la jarra…

Pasando el dulce…

La cajeta (sorry, pero esto se lee también en Mex) de ARGENLAC era un arequipe de rechupete. El repostero, supremo.

Eso sí, tuvo pegajosa competencia, como la marca más local de todas: LA JUNINENSE, de Tomasito Adaglio (abuelo de Marina, la conocida profe de danzas árabes).

Estaba en Avellaneda y Ataliva Roca, donde hoy hay cocheras.

Precisamente de Roca, pero el pueblo, nos apiñaba como a moscas el aclamado y vigente CORRALITO, el del bebé que lo manoteaba tras los barrotes… Pobechito, déjenle probar el dulce a ese nene!!!.

dulce-de-leche-CorralitoBebe en pañales = dulce color cacona… mmm

Como CORRALITO, LA JUNINENSE se envasaba en cartón. Se distribuía a la zona en cajones de madera arriba de los camiones y colectivos. Así nomás, traqueteando como “lechón pal pueblo”. En verano se te verdeaba la capita de arriba, pero lo raspabas un poco y aparecía el más artesanal y exquisito Vauquita-Chimbote-Havanna. Ahhh, dicen que en un tiempo, La Juni fue proveedor de los alfajores de Mardel!.

“NUESTRO” Dulce de Leche…

La-Juninense-dulce-de-lecheFoto de 1964 aportada al grupo de Facebook por familiares de Adaglio

Son muuuchos los que coinciden: nunca probaron un dulce de leche igual.

Los testimonios del grupo de Facebook “Si sos de Junín no podés olvidarte de…”, son imperdibles.

“Un sabor que se instaló en la memoria del alma. Todo el centro tenía ese aroma que nos volvía locos…”. Ni hablar de la tentación en los recreos de la Escuela Nº1 frente a la plaza principal (a 2 cuadras de la fábrica).

Adaglio regalaba caramelos a todos los chicos del barrio. Dicen que era un gran tipo, como Aguiar de El Record y Franco de La Malocha. No por casualidad, gestaron 3 de las “lovemarks” más importantes de la ciudad.

Los recuerdos ligados a la infancia son parte del mejor capital que puede tener una marca. LA JUNINENSE era tan rica en eso como en su oscuro y espeso dulce.

Algunos cuentan que iban con el frasco y lo cargaban con dulce calentito. Otros, que en la merienda había trincha recién horneada de La Nueva Época (hoy Center Deportes de Bto. de Miguel) con manteca casera y el tarro de 1 kg de LA JUNINENSE. Y la mayoría, que era un placer raspar lo que quedaba en el fondo del tarro, ya durito y azucarado. Decenas de experiencias auténticas que cualquier publicidad envidiaría.

Hasta hace unos 10 años LA JUNINENSE se conseguía en La Cabaña (también de Ataliva Roca). Pero venía de Tres Sargentos donde otra fábrica compró la marca y la receta original a principios de los 90. También estaba por Mercedes o en la estación de servicio de Carmen de Areco.

Googleando encontré un trabajo de alumnos de Ingeniería Industrial de la UBA que estudiaron el caso. LA JUNINENSE se retiró del mercado cuando ya no dio más plata dulce… No se entiende cómo puede ser “inviable” después de 55 años de amor con la gente.

En una encuesta a revendedores y consumidores de todas las edades, más del 60% la recordaba, y fuertemente vinculada a la idea de alta calidad. El pote de etiqueta azul con las 2 vaquitas es un sello imborrable.

dulce La JuninenseEl único e ingrato vestigio que queda (al menos en la web) sobre las  célebres vaquitas…

Dónde quedó todo eso? se pregunta un fan. Si volviera, sería el primer dulce en venta, asegura otro. Quizás esta nota sea un estímulo para recuperarla…

LA JUNINENSE también fabricaba unos increíbles cuadraditos (chatitos, chiquitos) de dulce de leche. Nuestros “Mu Mu” vernáculos. Los inolvidables caramelos TITO!

Caramelos-Tito-JunínFoto de Fer Muscariello

Eran como La Vaca Lechera de Arcor pero duros como los Butter Toffees. “Me saqué una muela”, confiesa uno del grupo.

caramelos dulce de leche
A propósito… “Tengo una vaca lechera, no es una vaca cualquiera, me da leche merengada, ay que vaca tan salada, tolón tolón, tolón tolón”… Tontolón es el que inventó la canción… Cuál es el mensaje de una vaca que hace un merengue con sal en vez de azúcar?.

Por suerte a la vaca salada la reemplazó la vaca dulcera de SanCor, el dulce de leche con gusto a fiesta!. “Había una vez una vaca que trabajo no encontraba, quería ser bailarina pero el cuerpo no le daba. (Gracias a Dios era una obrita de títeres y no Zulma Lobato en el Maipo!).

Más actual es “La cucharera” de La Sole para los clásicos de La Serenísima.

Enganchando con la publicidad local, alguien contó que recuerda la voz del estadio Sarmiento: “La Juninense de Tomás Adaglio e hijos”. Porque eran Tomás y Tomasito (mucho antes del primogénito de Guido Süller…).

Casi tan añorados como los TITO (creo que también venían chupetines), eran los caramelos de miel de La Malocha.

Pero sigamos con nuestros dulces, y que se revuelquen los del primer mundo untados en su asquete Nutella.

También antes hubo uno (parece que mortal) de los Hnos. Mendizábal, más conocidos por las mantecas Mendi y La Elvira. Y ya más acá, aunque no tan masivo, el dulce de TORRETTA (y la crema para combinarlo con chantilly!), que tenía tambo en Morse, fábrica en Quintana y Tucumán y sigue vendiendo sus productos en El Colonial de Primera Junta.

El Colonial de Torretta, el Estilo Colonial de La Serenísima y la época colonial… donde la criada de Rosas se olvidó la leche hirviendo con azúcar y casi le salió un hallazgo científico Cicatricure… Como al que se le cayó la fruta amasando pan e inventó el pan dulce. Lástima que nunca me quedé sin gas cocinando pejerrey de la Laguna, que si no patentaba el sushi flecha de plata…

 

CONCLUSIÓN

Para los juninenses el dulce de leche no es sinónimo de panqueques, piononos o cualquier cuchuflí relleno, sino de los cucuruchos de Heladería Iris o los del kiosco del cine Guaraní (donde luego estuvieron los boliches de calle España). Pero sobre todo, de las irresistibles e inolvidables delicias de ARGENLAC y LA JUNINENSE.

Cómo pudimos perder esas marcas de tremenda identidad local?!. Hasta las autoridades tendrían que haber salido al rescate. Pero si no cuidan el patrimonio de Evita, imaginate lo que les puede interesar un caramelo TITO… Bueno, al menos desde hace unos añitos, el Municipio apoya una nueva fábrica en el Parque Industrial. Es el dulce de leche “Buenas Costumbres”. Nunca lo vi… (Ojos que no ven y lengua que no prueba…).

Yo haría lobby por otro lado…

Por favor Don Pascual, lance un Danette de dulce de leche ARGENLAC y con otro esfuercito, un Serenito de LA JUNINENSE (*). Usted puede. Nosotros lo merecemos. El país agradece. Y Cristina habla por cadena nacional… (Los lácteos mejoran la flora intestinal…).

(*) O un bocadito Holanda, o un Cabsha, o un Tofi corazón juninense…

 

Gracias a Diego y Nora Walton por los testimonios y el material que me prestaron. Al grupo de Facebook que ya te conté y siempre consulto. A mi papá, que me aporta datos desde su experiencia en el comercio desde el 52. Y y a mi mamá, que me consigue lo que le pida para ilustrar las notas…

11 comentarios en “ARGENLAC y LA JUNINENSE: los más dulces recuerdos de Junín…

  1. Ricardo Alberto

    Me encanta leer tantas historias vividas

    • Vero

      Hola Ricardo,

      Muchas gracias!

      Y sí, es lindo nutrirnos del pasado, valorar lo que tuvimos y redisfrutarlo en el presente.

      Saludos

      Vero

  2. Ricardo Alberto

    Me llamo Ricardo y es la primera ves que entro en este sitio, espero entrar muchas mas,soy de Olivos(Bs.As.), quiero compartir con uds. estos temas, me encanta todo lo referido a los lácteos. Cuento con una colección interesante de botellas de leche de 1889 hasta la década del 60, todas de nuestro pais.
    Lamentablemente de la Zona de Junin no pude conseguir ninguna pieza, si algundato lo tienen a mano, seria muy importante.
    Gracias por poder compartir este tama con uds.

    • Vero

      Ricardo, en Junín hay coleccionistas o gente que guardó por simple gusto o nostalgia algún sachet, jarra
      o pote de dulce de leche ArgenLac. No tengo datos sobre quiénes podrían estar dispuestos a vender, ceder
      o desprenderse de esos tesoros, pero podés preguntarme lo que que quieras que te averiguo.

      Saludos

      Vero

      • Ricardo Alberto

        Hola Vero, muchas gracias por responderme, sos muy amable, es la primera ves que estoy en este sistema, nos podemos comunicar a través de telefono o mail? sin compromiso asi te cuento sobre mi colección y mi busqueda.
        Muchas Graciaspor tu atención

  3. Diego y Nora Walton

    Vero,
    Espectacular la nota sobre Argenlac, nos hiciste recordar hermosos tiempos vividos.
    Muchas gracias y estamos para lo que necesites
    Un beso grande

    • verorezk

      Hola Diego y Nora,

      Muchas Gracias a ustedes por acercarme a una marca/historia de tanto valor local.
      Es muy enriquecedor escuchar a gente como ustedes con tanta amabilidad y generosidad para
      compartir lo que saben.

      Besos!!

      Vero

  4. Diego y Nora Walton

    Vero,
    Espectacular la nota de Argenlac, nos hiciste recordar hermosos tiempos vividos.
    Muchas gracias por tus palabras y conta con nosotros para lo que necesites.
    Un beso.

  5. walter

    Simplemente… Me encantó !!

    • verorezk

      Gracias Walter!!!

      Y ojalá te haya revivido muchos más sabores, olores y amores de infancia por estos dulces pagos.
      Besos!
      Vero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>