El viejo que sale con un gato…

Smart-Kitty

 

Bueno, salía…

Ahora quién le dice al señor que Kitty ya no es un felino?.

Pobre, va todo ilusionado en cuatro ruedas y después de 40 años se entera que a la susodicha nunca se la vio en cuatro patas (tal cual lo informó el autor). Aclaro que yo también soy del 74 y que tampoco… sé caminar más que con dos…

Obvio que sabés de qué hablo. Hasta la estudió una antropóloga y no se dio cuenta. Pero los creadores confesaron que Kitty White es una niña inglesa que va a tercer grado.

Pues debe ser bastante burra, porque las orejas nunca las perdió. (Las 2 orejas sirven, las 2 orejas, para escuchar canciones y algunas quejas. Por favor no me tiren de las orejas… cantábamos en 1er grado).

Además, a Hello Kitty le faltan algunas sesiones de Soprano XL. Y sí, siempre tuvo más bigote que Conchita Wurst!

Sanrio es la empresa ponja que con la híbrida criatura factura más de 7.000 millones de dólares al año en merchandising. Dicen que es un fenómeno casi inexplicable. Imaginate, para que un señor maneje un “viril” Smart rosa en la Costa Azul francesa…

(La foto la saqué en pleno puerto de Niza en junio de 2012 y sabía que en algún momento sería noticia…). 

En fin… Él, ella, gatúbela arrepentida, michifuz, Kitty de la V…

Qué dirá Lanata?

https://ar.mujer.yahoo.com/kitty-gata-153520542.html

 

PD: Al margen, vi unas cosas re lindas de Hello Kitty en 47 Street de Rivadavia. Me trajeron dulce nostalgia como los cosméticos de Sarah Kay de Farmacia Rodríguez.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>