¡Con estos números estoy de fiesta!

(dijo una tana que me parece que conozco…)

Vero-Rezk-Rafaella Carra

¡Qué numeritos nena!, me dijo alguien asombrado por las visitas al blog que tira Google.

¿Cuántas?. Veamos…

80.500-visitas

Y yo pensé: los ’80… números… Ahhh. Esto me suena a algo. A una canción de Raffaella Carrá!!!.

“03 03 4 5 6 (por el prefijo, casi que vivía en Concordia Entre Ríos…) al teléfono espero que llames tú…”.

Aunque el tipo lo sabía, ella se lo repetía por las dudas que se hiciera el fo… “Fosfovita abstemio” (falto de memoria, o sea…).

¿Y si él esperaba que llamara ella?. ¡Jamás! (antes me corto el flequillo con la taza de la nona Pelloni, dijo Raffaella Maria Roberta Pelloni alias “La Carrá”…). Pero che ¿qué le costaba?, si hasta Barack le pegó tubazo a Raulito…

Muy convencida, dijo que esperaba un rato y si no sonaba, se marchaba.

Fin de la historia.

Unas letras tan ricas y profundas que Graham Bell se revuelca en la tumba y marca redial para volver a revolcarse…

Ésta es la versión que tuvo que hacer para zafar de la censura. Abajo de la nota, tenés la “original”. Por favor mirá los “efectos especiales” que se usaban!. Increíbles…

¡Qué piccola pazienza Raffaella!. Por lo menos te hubieras quedado en la poltrona cantando la del Paz Martínez: Hoy no me llamó, que pasará, por qué esta vez no me llamó, estoy pendiente del teléfono y no, esto me empieza a preocupar”… 

Eso sí, al Paz le sonó y atendió. Aunque al reverendo cuete, porque fue como loco a su encuentro, con la boca reseca y sin aliento, para que al final… sea equivocado!!!. ¿Y quién era?. “Ese estúpido que llama” a la Pimpinela y es el hermano haciéndose pasar por otro.

Vero-Rezk-pinup-telefono

¡Ay Dios!. Después nos quejamos (ya por las dudas) del 4G. Dramas eran los de A.C. (antes de Claro) sin identificador de llamadas.

Al margen, la que usa la canzone numerale es la publicidad de Speedy Dúo Plus que viene con películas.

Ah, y hablando de películas, todavía tengo un vinilo con la BSO de “Bárbara”, la que hizo acá con Jorge Martínez. Si habremos cantado “Pedro Pedro Pedro, Pedro Pé, el mejor de toda Santa Fe”. (Y ahí es cuando Binner despechado le decía que se olvide de la autopista Roma-Bologna…).

Vero-Rezk-Rafaella1

En los 70, La Carrá ya era una completa show girl. Pero en los 80 explotó como su corazón. Filmó especiales para varios países, incluida Argentina (furoooooor).

En la RAI hizo el fenómeno “Pronto Raffaella”, que la convirtió en diva de los teléfonos durante la hora del almuerzo. Pero nada que ver con la Chiqui. Sí mucho con Susana, para la que Ovidio García de ATC copió el formato 4 años después. Todo igual. El nombre (“Hola Susana”), los llamados, los invitados internacionales, el capelli biondo y la sacudida de testa para atrás, pero no tan flaquita ni con la cuenta suiza tan gordita… Y cuando Raffaella pasó su súper producción a la noche, la Su, anche al primetime en Telefé.

En los 90, Carrá siguió con audiencias millonarias. Claro, también… A los 50 años, después de ser la primera en mostrar el ombligo en la tele y ser censurada hasta por el Papa, abría el programa con el “Soca Dance” (una lambada más hot que el toquetón tuca tuca…).

Raffaella-Carra-look

Esa era Raffaella. Inconfundible melena, vestuario, tonada, ritmo, baile. ¡Qué caso fabuloso de marketing artístico!.

Bueno, una vez cortada la ochentosa deliberación, paso a los datos duros…

Porque aunque he sabido que es peligroso decir siempre la verdad, mal no me fue. La cantidad de visitas y lectores muestran que por el éxito de este jugado blog, puedo hacer una Fiesta!.

 

A Google no le podés hacer el oso…

En épocas electorales escuchamos de encuestas, posiciones, rankings. Pero ¿Cuándo te dicen de dónde salen los números?.

La única forma de ofrecer datos confiables es citando la fuente para que otros puedan verlo y confirmarlo. Siempre que, obvio, esa fuente sea verdadera y respetable.

Ej: si yo digo “fui Jurado del Premio Mercurio”, tiene que haber webs para chequear que la institución organizadora existe y qué reputación tiene, fotos que muestren que estuve, diploma o algún elemento que acredite la condición. (Qué casualidad, todo lo que hice…).

En muchos casos nos “venden” que fulano fue a tal lugar, ganó tal cosa o va primero en otra, y todo se queda en el limbo. Total, para el ruido del momento les sirve (o eso piensan…).

En el mundo online no zafan, porque todo es más fácil de comprobar y medir. Y en eso, el Rey es Google. Te digo más, los seguidores en Twitter y los “likes” de Facebook se pueden comprar. De hecho miles de empresas, artistas y políticos lo hacen.

Google-Panda-filtro

En Google no podés dibujar nada. Porque los algoritmos (como Panda) son cada vez más rigurosos y se basan en varios factores para posicionarte. Ya lo comenté varias veces: desde la velocidad de carga de un sitio, la actualización o frecuencia de publicaciones, la permanencia de los lectores, hasta la originalidad del contenido. Por supuesto, que no haya nada copiado de otros sitios!!!

Google prioriza la calidad en los resultados de búsquedas para mejorar la experiencia del usuario. Premia lo fresco, único, distinto al resto. Quiere que quien googlea encuentre contenido de valor. O sea, lo que está bueno.

Panda no se puede manipular. Como pasaba con aquellos que en sus webs posteaban hasta recetas de bizcochos para “poner algo” y que “dé” actualizado.

Esos hoy están atragantados. Y los que trabajamos por la CALIDAD (y no para zafar o lograr resultado fácil), adoramos al oso chino de Google.

¿Y cómo verlo en números concretos?.

Por Google Analytics, que es la herramienta para demostrar todo esto que te dije. No existe contador de visitas, barrita cuenta ganado, ábaco o sanatero digital que valga. Los métodos serios dicen qué y cómo están midiendo.

Analytics-80

El año pasado conté que en el Congreso de Marketing Online más importante de Latinoamérica (que se hizo en el Sheraton Libertador) disertaron desde el Director General de Google Argentina hasta los expertos de Comscore, el gigante de las métricas y análisis de campañas digitales.

Ahí aprendí que para llegar a resultados como éstos, sólo sirve laburar y pensar qué contenidos son importantes para la gente.

Peeero…

¿Y si alguien duda de Google? (porque no es de libre acceso). Puede meterse en los medidores de tráfico a nivel mundial, al menos para saber en qué puesto está una página o blog entre los 200 millones colgados en la red. Dos de los que siempre te sugiero son Alexa (de Amazon) y SimilarWeb.

Concluyendo… 

Hasta me podría estampar un par de remeras dedicadas a aquellos que al principio me ningunearon y casi recitaron la guía de los insultos baratos. Esos que hoy, ante las evidencias, se quedaron bien calladitos.

No hace falta. Porque Google habla solo. Y claro, cómo no va a “parlare singolo” si Raffaella no esperó a que sonara el teléfono y se fue sin decir adiós. Igual que la Laura de Nek.

Al final estos tanos son más cabrones. Aguante el Paz Martínez…


 

Acá la letra original, donde era ella, re calenchu, que lo llamaba al tipo porque necesitaba acariciarlo y deseaba su cuerpo ya!. Marcaba y marcada y no podía más. Estaba desesperada porque el tipo no la atendía (doblemente literal…). A falta de Tinder…

Es la que cantó con Natalia Oreiro hace un par de años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>