Silvana Vattier y las damas de blanco…

Silvana Vattier alumnasNo son fantasmas de Recoleta ni cubanas que luchan por la libertad de sus presos. Son bailarinas “re top” en una ochentosa producción inspirada en el “Ad Libitum” mediterráneo.

 

Mientras Sherezade y Onur siguen tratando de superar “la noche negra”, acá veremos cómo en Junín se puede (porque ya se pudo) hacer algo distinto en base a la ropa blanca.  Esa moda que de la mano de diseñadores como Charo Ruiz o Tony Bonet, representa el espíritu de Ibiza en el mundo.

En la nota anterior sobre el tema, tiré como idea recrear esa atmósfera en alguna tienda para salir de las trilladas promos de verano. (El centro es una lágrima, diría un paisano de Morse…). Pero recorrí, busqué, y nada. Entonces confirmé una teoría que tengo desde hace un tiempo: en muchas cuestiones creativas, nuestra ciudad mostró mejores cosas en el pasado.

Un ejemplo lo encontré muy cerca, en unas cajas de fotos que aún siguen en Morse en casa de mi familia.

En los 80, mi hermana Lili hacía clásico, español y jazz en el estudio de Silvana Vattier, que era “lo más”. Y no hablo del virtuosismo o lo técnico, sino de toda la experiencia “adicional” que envuelve a las marcas exitosas.

¿Vemos de qué se trata?

 

blanco-dress-code

Primero una breve intro…

Hay muchos motivos para vestirse de blanco.

Seguro sabés del ritual del 31 de diciembre en Río de Janeiro. Hablo del Festival de Yemanjá (diosa del mar) donde cariocas y turistas “copan Copacabana” envueltos en blanco, símbolo de la pureza y renovación del nuevo año. Le ofrendan flores (o lo que venga) en barquitos iluminados que sueltan mar adentro. Lo mismo pasa en Salvador de Bahía, donde el blanco de vestidos y túnicas contrasta con las devotas mulatonas.

Siguiendo la onda playera, también están las exclusivas Fiestas de Blanco de Punta del Este y Pinamar, donde los famosos e invitados VIP cumplen con el glamoroso “dress code”.

En ninguno podría faltar Alan Faena, el topísimo empresario que con Paula Cahen d’Anvers fundó Vía Vai, y cuando se cansó de los jeans se enfundó en lino blanco (o Natalia Lobo le devoró la ropa de color, no sabemos…). Alan dice que “el blanco es todo”. Hasta su oficina de Puerto Madero y uno de los restós del Hotel son impolutos. ¿Y cómo será la estancia que tiene en O’Higgins?. (Nati Breme pasá la data!).

Artistas como Abba o Roberto Carlos lo hicieron su sello. Pero la única que le puso nombre al “vestirse de blanco” fue Ibiza. Y se llama Adlib.

Ahora sí, apuntemos al blanco que nos convoca…

Mi hermana es re “low profile”, pero como no lee el blog nunca se enterará que la estoy relanzando a la fama! jaja. Hablando de “Fama”… Las chicas “de Silvana” bajaban por las escaleras de Sáenz Peña 69 (pegado a casa De Luca) con las calzas de lycra de colores y polainas a lo Jennifer Beals en Flashdance. Eran la “atracción” del centro. Incluso las llamaban para desfiles y presencias en tiendas de moda.

Lili-Rezk-bailarina

Silvana se destacaba por sus súper producciones sobre el escenario del Teatro Italiano, cuando a fin de año mostraba sus teatrales coreografías y un fabuloso despliegue de vestuario. Me acuerdo especialmente de “Carmen” donde mi hermana era coprotagonista. En realidad estaba siempre adelante porque era de las mejores!. Lo digo yo y las que se acuerdan de ese talentoso grupo donde había muchos nombres conocidos de Junín.

En simultáneo a los festivales, hacían books de fotos como éste de hace (digamos apenas) 30 años. No fue en una cala ibicenca, sino en uno de los campos con más leyenda de la zona: estancia Las Petaquitas. (Abajo te cuento).

También repitieron en la quinta de Massi (Paula de Olaf, fue protagonista del team Vattier) en la ruta 65 cerca del ahora Hotel Cerrito Colorado (antes fue una quinta de otra alumna de Silvana).

Silvana era la mentora y las lookeaba ella misma con prendas de su colección personal.

Adlib3

Adlib4

Adlib5

Ésta es la esencia del Adlib: libertad, femineidad, delicadeza, poesía

Además de blanca, es una moda artesanal, con mucho tejido crochet como el “hand-made” de la diseñadora nacional Agostina Bianchi, y con bordados exclusivos como los que identifican a las prendas de la ex modelo Catalina Rautemberg.

Son prendas atemporales que se atesoran por años. Ej: la falda que luce mi hermana en la foto que sigue era de Porota Cifredi. Todavía la guarda junto con otras polleras plato en colores pasteles de People Ten.

Adlib7

Adlib8

Adlib13

Adlib11

Adlib9

Adlib2(La versión argenta de princesa hippy ibicenca es la indiecita Aimé Painé…)

Las tomas fueron de Alfredo Espinosa, el fotógrafo histórico de Morse que retrató bautismo, jardín, escuela, comunión, confirmación, 15 años y casamiento de todo el pueblo.

 

El escenario ideal…

 

Como te dije, las fotos están sacadas en Las Petaquitas. (No hay fotos en todo Google!!!!).

Según la RAE, una petaquita es una enredadera de flores rosadas. O donde se guardan las penas, según una canción de Violeta “Parra”, o sea, la enredadera de uvas con las que se hace el vino. Y la botellita de licor también se llama petaquita. Todo tiene que ver con todo…

Bueno, en esta ocasión, es el más famoso de los campos cercanos a O’Brien (partido de Bragado) sobre la ruta 46.

Según el portal www.obrienciudad.com, fue de los hijos de Juan Manuel de Rosas, cuando recuperaron las tierras tomadas por la provincia luego de la batalla de Caseros.

En 1893 lo compró el Dr. Elías, no el cirujano de los famosos, sino un abogado de Mercedes, muy prestigioso, radical y ricachón. Fue antes de la fundación de los pueblos y el ferrocarril. (Es más, de la ruta 5 no existía ni el negro de la brea del asfalto).

El Doc viajaba 3 días en galera (qué coqueto Gravier!. No, es el coche tracción a sangre) desde Mercedes hasta llegar al campo. Un pionero. Y un corajudo importante, porque del otro lado del Salado era un desierto sin civilizar.

Elías igual construyó la actual casa de la estancia, en medio de pastizales salvajes y hasta plantó un monte. A propósito, entre sus peones italianos estaba un tal Cavenaghi, del árbol familiar de Cavegol. Era el que sacaba a escopetazos a los gauchos matreros que asaltaban a los chacareros de entonces (hasta con la excusa de entrar a comer duraznos…).

Era tiempo de pulperías, con rejas en el mostrador y sótano para refugiarse de los indios. Una estuvo en La Bellaca (paraje entre O’Brien y Morse). Ahí detuvieron a un forajido peligroso que huyó a caballo hacia las lomas de Las Petaquitas. Lomas donde se escondían varios delincuentes… De hecho vivió un gringo casado con una nena de 12 años.

Los nietos, bisnietos y tataranietos de Elías heredaron Las Petaquitas. No sé cómo estará hoy. Sí me acuerdo que en los 80 era uno de los escenarios codiciados para los exteriores de 15 y casamientos. Incluso más que la Fosforera de Morse y sus infinitos álamos (aunque el picnic de primer grado lo hicimos abajo del ombú).

Como Elías, Silvana Vattier fue una pionera en lo suyo. Un claro ejemplo de Marketing Experiencial. Su marca no era sólo sinónimo de danza, sino de show, moda y tendencia.

Defino a Silvana como una líder para las adolescentes, como una Cris Morena que las hacía sentirse estrellas en cada acción: desde ir a grabar a programas de TV en Capital (me acuerdo de Finalísima en canal 9!), como hacer estas puestas temáticas que después se exhibían en las vidrieras “sociales”.

Volviendo al blanco, resumo con una frase de Alan Faena: “Ni Via Vai fue una marca de indumentaria ni el Faena es un hotel. Lo que hace la diferencia es la alquimia que los rodea”. Un tipo que entiende que la experiencia siempre debe trascender al producto (o servicio) que se vende.

¿Más claro?. A Onur y Sherezade sacales Estambul, el Estrecho del Bósforo y el Puente Bogaziçi, la Mezquita Azul y la exótica música árabe y ponelos entre 2 decorados en un estudio de Constitución con Estevanez de Kerem y la cortina musical de Darthés…

Por más que sean los mismos actores con el mismo libreto, jamás provocarían lo mismo.

Por las dudas ni probemos…


Gracias a Natalia Breme su “cool collaboration”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>