Al señorito intendente…

Petrecca-cebras-transito
Hola Pablo Alexis:

A una semana del hito, vuelvo a dedicarte un espacio. Porque ya te pasaron el dulce. Es momento de pasar algunas cosas en limpio…

No voy a enredarte a lo Forster. Simplemente te escribo esta Carta Abierta para dejar nueva constancia de lo holgadito que te queda el título de CAMBIO.

Empecemos por el principio.

¿Por qué te digo “señorito”?. Porque en mi diccionario señor es una persona adulta y respetable, por ejemplo, por NO MENTIR.

Y que hayas ganado una elección no significa que no hayas mentido como un niño, incluso reiteradamente sobre un mismo tema.

Mucho hablás de tu honestidad y valores. Palabras que garpan. Ahora vamos a lo real y concretito.

¿Cómo entran en la misma frase honestidad y campaña de tránsito trucha?

 

Petrecca-cebras-truchada


 

Si querés gestionar con transparencia, podés empezar por rendir cuentas (como dice Vidal) sobre tus cebras peatonales. Porque jamás lo hiciste.

Por eso, de entrada, no te da el piné para que te llame Señor.

Y ya que estamos con los significados. Con la misma lógica que usaste para interpretar la palabra “pastor”, puedo inferir que sin duda sos “Intendente”.

IN-TENDENTE:

1-Que no entiende que cuando falla con una promesa tiene que dar la cara y/o pedir disculpas.

2-Que no tiende a decir la verdad. Ej: “las cebras son una campaña seria e importante, trabajarán con la inclusión social de los chicos, volverán cuando baje el calor”, etc, etc.

Partimos de ahí. Mentiste con las cebras peatonales, por lo tanto, mentís cuando decís que no mentís.

El voto popular no borra ni minimiza los hechos. Ni siquiera legitima otras “aptitudes” por más simpatía y voluntad que exista de por medio. Ergün Demir siempre arrasa en el teléfono de Tinelli. ¿Y vos viste cómo “baila” Ergün Demir???. OK.

Ergun-Tinelli

 

El menos peor…

 

Aclaremos: ganaste porque un 40% se hartó de Meoni y del siempre aclamado “carisma” de Traverso…

El jefe de campaña de tu partido, Marcos Peña, estuvo el lunes pasado con Fantino. Se sinceró con la estrategia que usaron. Detectaron que había una demanda de cambio y fueron por ahí.

Aprovecharon que la gente “no quiere ideas” sino esperanza. Necesita ser escuchada. Necesita creer. Ese fue el motor. De ahí a que evalúe racionalmente a tal o cual candidato…

El conductor de Reporte Publicidad, Carlos Acosta, también fue muy claro: la gente dijo basta a los K. Más que ganar Macri, perdió Cristina. “Lejos está de ponerse una cucarda Durán Barba”, remató el analista en comunicación.

Fue un voto castigo, desde la bronca. Lo demás fueron globos, cosas divertidas (¿Revolución de la Alegría?) y sensibilidad sobreactuada (que les puso Joaquín Moyá de La Comunidad, una de las agencias de Macri).

globos-Pro
Muy Eisenhower años 60. Muy Obama. Impacto sin contenido, tal como se atrapa a las mayorías. Perfecto desde la esencia del garketing político.

¿Y entonces?. Charlá en las esquinas, comé milanesas, tomá mate o birra si la religión te lo permite. Por mí, promocionate como quieras. Tirate p–etardos de colores. Pero de ahí a vender que sos DISTINTO por no mentir y encarnar una nueva política… contáselo a la tía en Navidad, a los aduladores, a los distraídos o a los que no les importa que hacés o decís con tal de no verle más la cara a Meoni (que dicho sea de paso ¿estará preparando el Arca de Noé para La Plata?).

 

Primera medida: sacar de la venta Memorex…

 

El otro día, cité la carta de despedida de Mario Markic a la Presidenta en la parte referida al olvido de los argentinos. Es simple: si nadie se acuerda del tractor de Angola de Moreno ¿se va a acordar de 2 cebras de Petrecca?. La respuesta es no.

100

La cuestión es que vos te aprovechaste de esa amnesia y seguiste con el tema como si nada, prometiendo desde sendas hasta colectivos!.

Dijo Lilita (de tu propia alianza): “Que hable de imprescriptibilidad de los delitos de corrupción quien fue jefe de gabinete del gobierno más corrupto de la Argentina, sin que nunca les haya hecho una denuncia, es una caradurez. Yo esta hipocresía no me la banco”.

Aplicando…

Que hable de prevención vial un pibe que no pudo ni explicar qué pasó con 2 cebras disfrazadas con cartelitos de “usá el cinturón”… ¿qué vendría a ser?. Adiviná. Otra cara…. Corrrecto!.

cebra-muerta

¿Se las morfó el rey de la selva? ¿Las c-anibalizó Aníbal?. ¿Las secuestró Puccio en el sótano?. Nunca una explicación a la gente que engañaste usando hasta a Niní Ceci.

 

En el programa político de TeleJunín, el conductor te preguntó sobre tránsito:

“¿Cómo se hace para resolver esto?”

Increíble. Tomarte como voz autorizada sobre soluciones viales después de semejante papelón con las cebras, es… (me reservo la opinión…). Y encima vos, redoblás la apuesta con proyectos de prevención, educación, concientización… Mirá que sos pillo Petrecca!. Seguís sacando ventaja frente a quienes no son capaces de recordar o cuestionarte nada.

Alguien honesto de verdad hubiera dicho por ejemplo: “Antes de hablar de los nuevos proyectos, quisiera explicar que el de las cebras tuve que abortarlo porque me reclamaron derechos desde Bolivia”. Pero ni la mínima intención de hacerte cargo. Y hablamos de 2 cebras!!!. Ni me quiero imaginar entonces si se te llega a desmadrar la policía o te hacen un desfalco millonario…

 

Otra oportunidad…

 

El desafío de las cebras no lo pasaste. Bueno, no todas las medias pasan el desafío de la blancura.

Pero vale una segunda oportunidad. Capaz uno piensa que el político miente de jodido y no, es que a veces le falta ocasión de reivindicarse.

Voy a suponer que, aunque te “olvidaste” de aclararlo, pensaste: “las cebras son un pequeño y efímero adelanto de lo que haré cuando sea intendente”.

Entonces, ahora que llegaste, seguro las pondrás de nuevo en las calles!!!. 

Petrecca-cebras-campaña

¿Cuánto te puede llevar?. Una pasada por el Lave-Rap (porque con 2 años cajoneadas, deben tener un tufo…).

O sea, en un par de meses, sigo con el experimento. ¿Cuál?. Probar que todos los políticos en algún momento, en cosas pequeñas o grandes, derrapan y no resisten archivo. Casi evidencia científica!. En el primer episodio que te investigué, ya pisaste el palito. Dije: “A ver esta campaña de la cebras que huelo tan en la raya…”. Y oh casualidad, terminó en una fantochada.

 

“Y sin embargo, se mueve”…

Muchos seguirán negando lo que yo diga aunque vean decenas de pruebas y aunque tu mentira siga vigente en Facebook. A propósito, qué burla doble dejar la fanpage como si las cebras siguieran en actividad. Te explico: das click donde dice Configuración, y abajo de todo a la derecha, eliminar página.

La negación es propia del fanatismo. O simplemente de los que no quieren ver lo que no conviene.

Fijate qué pasa si le decís a un amigo que su mujer lo engaña. Aunque le muestres la foto de ella saliendo del telo, dirá que no es cierto y hasta, muy probablemente, te dejará de hablar. Porque la culpa es del mensajero.

El martes vi a Facundo Manes con Fantino. Dijo que es común que la gente, en vez de sancionar al autor, denigre a quien dice las cosas que no gustan ser escuchadas. Lo comparó con un paciente que llega al consultorio con fiebre:

“Es como si yo en vez de ver de dónde viene la fiebre me enojo con el termómetro”.

En la política pasa a cada rato. Y si se mezcla la religión la cosa empeora. Si no mirá lo que le pasó a Galileo con la Santa Inquisición cuando dijo que la tierra era redonda tal como había probado Copérnico…

Galileo-frase
Tu entorno mostró la hilacha desde mi primera nota delatora.

Algunos me acusaron de ser meonista. Quizás no les da (el tiempo) para entender que se pueda argumentar desde el análisis y no opinar desde intereses encubiertos.

Y vos no lo hiciste por menos. Para “zafar”, inventaste que te investigaba por motivos personales. ¿Habré tenido una cría de cebras y me robaste un par?. No me enteré.

Pero sí, es un asunto personal, exclusivo de mi persona, porque sostengo sola lo que digo y hago. En cambio en tu caso, tienen que salir a defenderte como a los chicos. Me recuerda cuando algunos padres (bastante cursis por cierto) se metían en las peleas de carnaval de los hijos. “Qué lo mojá al Kevin qué lo mojá”…

Me salieron al cruce militantes y amigos evangelizados (literal). Fernando, Ramiro, Mariano, Diego, Lula… que después me enteré que era tu hermana!. Qué feo…

Es más. En el perfil trucho que me hicieron en Google+ (porque también hubo otro en Facebook) figura un cuñado tuyo, el que va a estar en la secretaría general de la muni. Qué señal de madurez y seriedad!!!

Petrecca-amenaza
No solo eso. Recibí amenazas desde anónimos de tu casa. Pero al final me quedó la duda: ¿fueron porque te escraché con las cebras, porque conté lo de tu esposa (y su también trucho intento de contratarme para el marketing de su consultora) o por tu hidrofobia a las fotos de un jacuzzi peruano?. Como nunca aclaraste, puedo sospechar un mix de los 3 motivos. Estabas muy enojado diciendo que yo no iba a salir ilesa. Qué ganas de complicarte al cuete!. Era más fácil contestar lo de las cebritas. ¿O no?.

¿Y lo de “ilesa” fue porque pensabas atropellarme por la calle?. ¿Ves? Volvemos a lo mismo: faltan las didácticas cebras en los semáforos!.

 

CONCLUSIÓN

Reconozco que estás en el máximo cargo de una entidad devaluada que se llama municipalidad. Pero después de todo lo expuesto, no tenés ningún tipo de autoridad moral ante esta ciudadana “de Morse”.

En fin. El primer desafío no lo cumpliste (cebras en campaña). Se viene el segundo (cebras en mandato).

Vamos que se puede!. Aunque todavía te falta comer mucha papa…

 

Petrecca-cebra-bebe


 

“Los valores, como cumplir con la palabra y ser honesto, están debilitados. Así no tenemos futuro” (Dr. Facundo Manes)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>