Con argentinos así, vale la pena…

Tomás-Rojas-Danone-MKT-DAY

 


“Pensaba irme del país, pero después de esto, me quedo sin dudarlo”

 

 

Eso le confesó un estudiante a los directivos de la Asociación Argentina de Marketing luego de presenciar la conferencia de un par de jóvenes en el MKT DAY de hace 2 años.

El chico venía harto de ver mediocridad, corrupción y falta de posibilidades para un desarrollo exitoso.

¿Qué le hizo cambiar su visión y decisión?

Ver la otra cara. Escuchar a quienes con su misma edad hacen cosas importantes, asumen grandes desafíos en empresas de prestigio y demuestran que no está todo perdido. Porque con conocimiento y talento para aplicarlo, SÍ SE PUEDE. (Fuera de eso, es apenas una frase hecha o un slogan voluntarista/pastoril).

Como dijo Michael (Jackson no Porter) nuestra realidad es “Black or White”. Cada vez hay más contrastes.

De un lado de la grieta o el muro, no tenemos futuro. De revolear plata en un convento no se vuelve. Se nos cae todo. Sospechamos de todos, al punto de no saber si las monjas tenían la clausura en los ojos o si se patinaban un diezmito de Lopecito en las pistas de “Penitentes”…

En cambio, del otro lado, existe un capital humano que sustenta el orgullo que nos queda como argentinos.

El caso que te voy a contar es el mejor ejemplo.

Te presento a TOMÁS ROJAS, la revelación del máximo Congreso de Marketing del país.

 

Advertencia: los que piensen que la fórmula para salvarnos no es la meritocracia sino amarrocar yuanes, que vayan a contárselo a Nuestra Señora de Fátima (o a la señora que imita Fátima…).

 

 

Juventud, verdadero tesoro…

(lo de “divino” cayó más en desgracia que Di Monte)

 

Hace un par de años que los sub-30 son el nuevo fenómeno del Marketing.

Jóvenes al mando de marcas multinacionales exponen con una solvencia y soltura brillantes. Son creativos, valientes y se expresan con un lenguaje acorde a la calidad de sus ideas. O sea, lo opuesto a los políticos, que parafraseando a Novaresio, hace rato que abdicaron de su inteligencia… (Ya sé, se puede ser capaz y un chorro de academia, pero la mayoría no es el caso…).

Te convento, digo te comento.

Tomás Rojas tiene 24 años y es Brand Manager de Levité y Villa del Sur (Grupo Danone). Sin duda, bebidas mucho más puras que el agua bendita de la Hermana Alba…

Dice que no tiene un MBA, sino que hizo carrera en la misma compañía. De asistente y manager de producto, ascendió a manager de las marcas. El año pasado, participó en el Young Lions Marketers de Cannes, una competencia que desafía a presentar un brief (orden de trabajo para la agencia creativa) en 24 horas. Además, fue voluntario y Jefe de campaña en la organización latinoamericana “Un Techo para mi País”.

El 27 de mayo, en el último MKT DAY de la AAM celebrado en Paseo la Plaza, Tomás fue el segundo orador del primer bloque sobre “Consumidor”.

“No voy a hablar de las marcas ni de los productos. Vengo a ofrecer simplemente un punto de vista personal sobre lo que está haciendo hoy toda la industria a nivel marketing”.

Así arrancó Tomás en el escenario de una repleta sala Pablo Neruda.

Y cuando muchos imaginamos que nos diría “tómense la vida con Levité”, puso play a un video de Vicu Villanueva, una youtuber de 20 años que se rebela contra los estereotipos publicitarios.

 

 
Vicu dice que cuando abre un video de YouTube antes le aparece una publicidad de tampones. Ve adolescentes anoréxicas en los afiches de lencería y pibes que levantan minitas con el desodorante…

“Te quieren vender cosas desde Retiro a Floresta, mejor vení, publicitame ésta” (Vicu Villanueva)

 

Sorpresa, risas y aplausos.

Tomás resumió un material lleno de insights: “No le caben las marcas ni la industria. Nos pega a todos. Me sentí interpelado por el mensaje”. 

Antes, comunicábamos y no nos enterábamos lo que pasaba del otro lado. Estábamos bastante ciegos sobre lo que recibía o interpretaba el consumidor. Hoy las cosas se saben y no podemos ser ingenuos. (“Que nadie se haga el distraído”, dijo la más indicada…).

Tomás rescató el tema de los estereotipos para hablar del bullying y su efecto más cruel: el suicidio, segunda causa de muerte en adolescentes de 15 a 24 años según el Ministerio de Salud. (Suicidio u homicidio… Ahora se dice que el tirador de Orlando sufrió bullying en su etapa de estudiante).

El suicidio es una problemática súper fuerte y más común de lo que parece. Termina con la vida de 3 jóvenes por día. Si bien es multifactorial, está muy relacionado a la depresión que, a su vez, tiene raíces en el acoso y la no integración social.

Aprovecho para recordar que en 2014, año donde se destacó un mayor sentido de Responsabilidad Social de las empresas, el tema Bullying ganó un Premio Mercurio en la categoría ONG y un Plata en Pymes.

campaña Bullying
La campaña “Si no hacés nada, sos parte”, iniciada en 2012, fue la segunda más recordada de los últimos 10 años del Consejo Publicitario Argentino, una entidad sin fines de lucro que promueve causas de bien público.

Emanero compuso un rap desde la visión del chico que lo sufre. Fue el leit motiv de una cruzada que incluyó medios tradicionales y redes sociales triplicando la difusión del tema Bullying.

 

Tomás reflexiona serio y con la claridad de un experimentado de 60 años.

Dice que al bullying “normal” se suman las redes sociales.  Al ver la “mágica y feliz” vida de los otros (todos cancheros, viajados, con mucha onda) un chico piensa que la suya no está tan buena. El contraste entre su realidad y las expectativas de lo que podría ser comparado con los otros genera un nivel de frustración y presión muy grande.

Las preguntas que Tomás propuso en el MKT DAY ameritaron en gran parte esta nota.

¿Cuál es nuestro rol?
¿Qué podemos hacer para tratar de cambiar eso?
¿Cuál sería el granito de arena que podemos aportar para no construir estereotipos?

 


De consumidor a “ser humano”…

 

Las que siguen también son palabras de Tomás:

Clasificamos a los consumidores por modelos aspiracionales de identificación. Estamos construyendo lo que es ser hombre, buena ama de casa, ser lindo, atractivo, feliz. Esos ideales le agregan presión a la persona.

Separamos a la gente en cajitas, donde a veces entramos y a veces no. Definimos a la sociedad a partir del ser y el tener. Para pertenecer, tengo que ser lo que me piden que sea y tengo que “tener”.

Peeero… Vendemos productos, tenemos que tener negocios rentables, marcas amadas… ¿Entonces?. ¿Qué hacemos?.

La propuesta es tratar de repensar el concepto de “consumidor” mirando qué pasa más allá del momento del consumo.

Tomás habla de un cambio de paradigma: pasar de la definición limitada y alienante de consumidor al término “ser humano”.

¿Por qué no hablamos de personas cuando hablamos de productos?. ¿Por qué no empezamos a tener una mirada más amplia, integradora, diversa, profunda?.

Por si fuera poco, para ejemplificar esa evolución, tuvo la generosidad de mostrar un caso de otra compañía: Axe de Unilever.

De un modelo de seducción y cazador serial de mujeres, Axe pasó a una definición muchísimo más profunda de lo que significa ser hombre.

“Encontrá tu magia” propone el slogan y el spot que asegura no necesitar el cuerpo todo marcado cuando tenés la nariz, el look, el ritmo, fuego, huevos, pasta, cabeza, etc.

“¿Quién necesita otra cosa cuando vos ya tenés lo tuyo?. Ahora, trabajalo”.

Muy bueno.

 

Tomás subrayó el llamado a la individualidad que hace Axe. Cada uno puede ser hombre de la manera que se sienta más cómodo. Es una mirada menos exigente, más honesta, más real.

Todos desde nuestro lugar (creando y comunicando), podemos hacer la diferencia. Estamos moldeando la cultura, ayudando a las personas a co-construir su identidad, estableciendo modelos, y nuestro rol es hacerlo de manera responsable.

Y resumió su magnífica exposición con una frase de Tío Ben a Spiderman:

frase-Tío-Ben

 

CONCLUSIÓN:

Un profesional de sólo 24 años nos hizo repensar el sentido de nuestra actividad, y sobre todo, descubrir y valorar a los “nuevos héroes”.

Sí, sentí eso. Pasamos de la guerra gaucha de Güemes a una generación pensante y transformadora. Jóvenes que, desde la honestidad intelectual, defienden la celeste y blanca ante la invasión de tantos brutos, chorros y enfermos de poder. Porque hay que ser “realistas”: hoy a los enemigos los tenemos patria adentro.

Por suerte, argentinos y argentinas, existen los Tomás Rojas!.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>