Explicaciones sobre el logo de D10S…

Maradona-Dios

Salvo él, el resto somos humanos.

La obviedad no es para minimizar, sino todo lo contrario. Las personas de bien reconocen sus errores…

 

 

En la nota de hoy, puse en duda el registro de la marca D10S por parte de un juninense. Sí, la marca de Maradona que se adjudica el dueño del estudio Arrabal, Juan Rustici.

Arrabal-marca-Dios1


Dije que no figuraba en el INPI
(Instituto Nacional de la Propiedad Industrial).

Un colaborador de su equipo me avisó que sí. Me pasó un link de Unibrander (buscador de marcas) que enlaza al sitio referido. Efectivamente, la tuvo durante 10 años.

Por eso, y mientras preparaba esta aclaración, retiré el contenido. 

Vale decir que cada nota que publico lleva días de consultas y chequeos. No hablo de lo que no estoy informada. De hecho, por ejemplo, no dije ni mu de por qué el diario La Verdad volvió a su logo original a días de haber estrenado una obra de Arrabal por el último aniversario. Nunca había visto un caso así, pero aún no me puse en detalles.

Volviendo a D10S, la cosa no se agota ahí. Cuanto más investigo, más dudas genera!.

logo-Dios-Maradona2

Marca-Dios-Maradona

¿El logo de Maradona una “travesura” de Rustici?. Sin palabras…

 

Cualquiera puede confirmarlo: googleando la marca del barrilete cósmico, no sale Rustici como autor intelectual. Como mínimo es RAAAARO. Digo, tratándose de semejante signo planetario…

¿Y qué dice Google?. Que los “derechos” andan desparramados por USA, Canadá, Unión Europea, Chile y Argentina. Aparecen todos en el mismo buscador que Arrabal me mandó como prueba…

Mirá:

marca-D10S-registro-Argentina


marca-D10S-registro-Chile


marca-D10S-registro-USA


marca-D10S-registro-Canadá


marca-D10S-registro-UE


Bue, imagino que por lo menos les hicieron precio por cantidad… Casi como comprar una “bolsa de Maradona” en el Mercado Central…

 

Hay más. Googleá “marca D10S” y vas a ver cosas como éstas:


Puro-Marketing

http://www.puromarketing.com/29/16881/porque-proteger-marca-personal.html


legaltoday

http://www.legaltoday.com/practica-juridica/civil/media-and-entertainment/deporte-marca-y-negocio-la-explotacion-comercial-de-la-imagen-de-los-deportistas


 

Acá surge un problema universal: los dudosos registros de nombres de famosos. Pasa con todos los deportistas de elite, del fútbol a la NBA. Ej: a Iker Casillas y a Xavi Hernández (selección española) les registraron webs con su nombre.

Sin ir más lejos, a mí, que soy una simple blogger, me registraron por atrás la versión online argenta de VeroRezk. Fue un tercero que nada tiene que ver conmigo ni con mi trabajo.

Hasta tuve que pedirle que liberara mi propio nombre!!!. 

registro-VeroRezk

registro-VeroRezk1

 

Estas cosas pasaban seguido cuando el NIC (Dirección Nacional de Registro de Dominios de Internet) era gratis… Desde que empezó a cobrar, los oportunistas lo piensan 2 veces…

Registrar lo de otro es una práctica especulativa muy común. ¿Por?. Por negocio!. En la mayoría de los casos, los “cyberokupas” detectan algo ya instalado o con posibilidades de crecer, se lo “encanutan” y después se lo quieren vender al dueño original!.

Es más, hace unos años, Argentina tuvo que crear un tribunal arbitral por los imparables conflictos por la titularidad de URL (nombres de páginas web).

Ni hablar del desmadre en las redes sociales donde todo el tiempo se usurpan perfiles personales. En Twitter, se hacen pasar por Messi, Beckham y de ahí para abajo, ni precisás que te cuente…

Ante esto, los famosos toman cada vez más conciencia sobre la importancia de registrar sus marcas (nombre, iniciales, apodo, firma o logo) no sólo con el fin negociar contratos por uso de imagen, merchandising o licencias, sino para frenar cualquier intento de fraude.

Así lo hicieron Messi, Cristiano Ronaldo (CR7), Jordan, Nadal, Federer, Schumacher, Tiger Woods, tanto para actividades deportivas como negocios de indumentaria, calzado, alimentación, joyería, perfumería, cosméticos, etc.

¿Entonces?. Vamos por partes:

PRIMERO:

 

Respecto al registro en el INPI de “D10S”, ME RETRACTO y ME DISCULPO. 

Así lo hice cuando pifié algo durante las 470 notas que archiva mi blog. Ejemplos:

Cuando dije que Naldo no tenía el formulario para completar la venta online y sí estaba adherida a CACE (Cámara Argentina de Comercio Electrónico).

Cuando dije que el primer video club había sido Charles y el ex propietario de otro me llamó para testimoniar su antelación. (Esa vez hasta me fui al Paseo Sáenz Peña para hacerle una nota compensatoria).

He pedido disculpas al supermercado Don Enrique por una mención confusa acerca de su anterior marca o a un colaborador circunstancial de Aluminios Norte al que interpreté como empleado.

No importa el tamaño del error. Eso es lo que HAY QUE HACER cuando corresponde. Y por el mismo medio donde salió publicado lo que no era exacto.

Ojalá mi postura fuera la general… Pero lamentablemente no. De hecho, una vez me copiaron una nota en el diario y aunque lo pedí, no publicaron la fe de erratas.

También me inventaron perfiles, me mandaron anónimos, bardearon mi trabajo con trampas infantiles y jamás recibí una disculpa pública. Incluyo desde parientes y militantes del intendente como a integrantes del estudio Arrabal.

Eso es, en gran parte, lo que nos DIFERENCIA. 

 

SEGUNDO:

 

El hecho de estar registrado en el INPI no significa, como vimos en las fuentes que cité, la legitimidad moral de dominio. Puede tratarse del aprovechamiento indebido de un hueco legal. O sea, alguien registra una marca de otro porque el dueño natural no lo hizo previamente, no se enteró o su apoderado no controló la custodia y por ende, no presentó oposición. Así opera el INPI. Ideal para “astutos”.

¿Para qué puede querer alguien registrar un nombre/seudónimo de otro si no es para sacar ventaja?

 

Traducción de lo anterior: “Uy no está, joya!, la registro yo “por si las dudas” pego algún curro groso. Mientras tanto, chapeo con eso, doy una charlita, me hacen una nota, relleno mi portfolio y soy un capo…”

Rustici la registró en la clase 25 de indumentaria y calzado… Ah, mirá, y si quiere incursionar en el rubro ¿por qué no vende ojotas con el logo de Arrabal o Vermú?. 

Además, la inscribió en Mixta, o sea, logo y nombre. Eso supone que aparte de diseñar el logo (¿a quién le consta?), él también inventó “decirle Dios” a MaradonaBueeeee

Con ese criterio ¿cualquiera que haga un logo de La Pulga tiene derecho a registrar para sí el apodo de Messi?.

O sea, como poder (si antes no estaba) se puede, peeero, si Messi no te contrató para que le hagas nada porque ni te conoce y vos te armás un kiosquito en su “homenaje” ¿es honesto?.

 

TERCERO:

 

Lo del registro en el INPI no invalida los demás argumentos expuestos en la nota retirada ni en las anteriores. Ej: las pruebas sobre los múltiples plagios o la “viveza” de Arrabal para adjudicarse logos ajenos como el de La Pequeña Familia.

En esas acusaciones que hice, recordemos de paso, jamás hubo una desmentida de su parte, siendo que siempre doy derecho a réplica.

 

CONCLUSIÓN

Para evitar nuevos episodios como éste, desde ahora aplicaré lo que es código de los periodistas de investigación. Voy a pedirle explicaciones primero al cuestionado, tal como hice, por ejemplo, en el último caso del municipio, consultando al departamento de Legales por si habían hecho o no la denuncia contra Meoni.

Ese es mi compromiso. Primero hablará (o se callará, que también es una forma de respuesta) el involucrado. Luego, yo diré lo que tenga para decir en consecuencia.

La clave es seguir adelante tratando de no repetir errores. Salvo Messi, que como no se perdona su propia “humanidad”, dice que se retira. Pobre Lío, se debe creer D10S…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>