Cara de piedra, cemento y ladrillo…

Cristina-Premio-Nobel

 

Y sí… Algunos sólo ven la paja (con vinchuca incluida) en el rancho ajeno. No lo digo sólo por Cristina criticando la inflación o la pobreza a partir del 10 de diciembre…

Tampoco por el spot de Moreno reclamando “sensiblemente” por la sopa del pueblo…

Mucho más cerca. Concretamente: me refiero al tupé que tienen ciertos empresarios locales para hablar de la situación económica del país después de lo que hicieron con lo propio…

Carlos Cappelletti sigue opinando sobre la recesión y sus estragos en el comercio. Muy lógico, si no fuera porque su empresa se fundió en pleno boom de la construcción…

 

 

 

Ayer leí esto:

Cappelletti-Info-Noroeste


Resumiendo: Cappelletti culpa a la importación por la malaria.

Claro, porque seguro que la empresa de su apellido cerró porque los albañiles de Junín contrabandeaban cemento de Asia… Es más, cuando las bolsas llegaban al puerto las hombreaban los changarines de Quinquela Martín…

Mirá las pruebas Lanata…

Quinquela-Martin-materiales

Ves?. Así cómo no iba a fundirse. Ay, esta política de e-commerce…


 

Según diario Crónica, Cappelletti también dijo que se están perdiendo trabajos por menor consumo, menores ventas y menor actividad económica. Diagnóstico conductista (basiquista y “ciniquista”) si los hay...

Deduce por ello que no se puede mantener el plantel de empleados. Parece que la autocrítica le quedó adentro de la hormigonera…

Cappelletti-Cronica

El problema primario siempre es la inflación”, bla, bla, bla… sigue Cappelletti.

Igual que Dos Reis. La diferencia es que la empresa del (Dos Reis Hnos.) no va a quebrar nunca por una increíble paradoja: es un rubro para toda la vida porque la gente siempre se muere. Además, sin competencia asegurada. ¿A quién se le ocurre invertir en servicios fúnebres?. Imaginate la situación: “Saqué un crédito, me anoté en Argentina emprende, me vi todos los TED de Andy Freire y me decidí: voy a poner una cochería con anexo crematorio…”. Ni Capusotto!.

Más de una vez, ambos “profundos” opinólogos se encontraron en los mismos párrafos… Como en esta nota de La Verdad hace más de 3 años!. Sieeempre repitiendo las mismas obviedades. Nos cuentan las noticias que salen en todos lados y encima con interpretaciones falaces.

Acá tenés Beatriz Sarlo!


Dos-Reis-Cappelletti-opinologos


 

Volviendo…

Hay que tener cara para hablar de cómo la crisis afecta a las Pymes cuando Cappelletti bajó la persiana Aluar en el mejor momento de los corralones de materiales por el boom de Procrear…

 

Procrear-Junin

 

Según Cappelletti, las variables externas que operan en contra de una Pyme (inflación, importación) son causantes directas de achique y/o cierre. Sin embargo, ellos tuvieron otra variable externa pero reee a favor como los créditos del Ansés lanzados en 2012 (que les cayó del cielo a los corralones o emprendimientos de loteos como Proyecto Alvear). ¿Y qué pasó?. Cappelletti igual se fue al volquete.

Desde la empresa decían que no se podía hacer nada para salvar la situación. Así, los herederos de Aldo J. terminaron fundiendo lo infundible.

Sí señores, Cappelletti, el que no sólo vendía a la mitad más uno de Junín sino que hacía las obras más importantes de la región: desde el Edificio Junín 1 (alias Cappelletti…) hasta refacciones como las del Hotel Copahue, Famyl, los nuevos bancos Río y Galicia o YPF del ACA, entre tantísimas comerciales y residenciales.

Después, lo que ya sabemos… Quedarse sin mercadería, atrasarse 4 meses en los sueldos, tener empleados de paro hasta dejarlos en la calle (algunos con más de 30 años de servicio) y enfrentarse a juicios laborales por indemnizaciones como en los casos de Mastromauro o Junarsa.

Cappelletti-cierre
Como decía su publicidad hace más de 15 años: “Es imposible despegarse de Klaukol”. Ahora, para Cappelletti, es imposible despegarse del fracaso que fratachó solito con tanto esmero.

Hace 2 años, hice una nota mostrando sólo algunos de los errores de gestión/comunicación más expuestos. Desde el cartel oxidado hasta “esterilismos” promocionales como empatizar con los niños. 

Y esto era por decisión interna, sin que los obligara el libre comercio, los tarifazos o la falta de crédito hipotecario…

Cappelletti-cartel oxidado

Cappelletti-nota-Vero-Rezk


(Día del Niño by Cappelletti. Ni María Elena Walsh hubiera imaginado este castillo de arena en el reino del revés…)

 

CONCLUSIÓN:

 

Cappelletti no puede hablar!. Bue, como poder… Pero tiene menos autoridad que Cristina apuntando a los Panamá Papers de Macri.

El cierre de Pymes por estos días tan complicados merecería un análisis caso por caso. De lo que no tengo dudas es que el final de Aldo J. Cappelleti S.A. fue puro mérito de los que hoy se hacen los Guillermo Oliveto desde los diarios…

Y si no, habría que preguntarle a Carmencita qué piensa de lo que hicieron sus hijos con el imperio familiar de calle 12 de Octubre…

 


 

PD: Que se hagan cargo y no usen a Lázaro…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>