Otra vez sopa…

Pinti sopa

 

Estos días me están llevando para otro lado. Será porque me tomo muy a “despecho” el pensamiento lateral de Edward de Bono. O me pongo muy seguido el sombrero negro. (Ya se hizo de esa manera y salió mal, razón suficiente para intentarlo de otra).

¿A dónde voy?. Cuando vi la política metida en el acto del 24 de marzo, pensé: lo que desapareció de la Argentina es precisamente la memoria!.

A través del tiempo se repite lo meeesmo decía el paisano, como si el pasado se nos borrara del chip.

El paro docente, la truchada del discurso gobernante, la opinología sobre la caída del consumo, entre otras cosas que se mantienen más vigentes que Mirtha.

Siempre, claro, con sus efectos locales en la tierra del mangrullo y el pejerrey…

Porque en Junín también tenemos para hacer sopa…

 

 

nunca-mas-pregunta

 

“Las grandes calamidades son siempre aleccionadoras” dice el documento de la CONADEP escrito por Sábato en el 84.

Ojalá lo haya sido la dictadura, porque en los otros temas parece que no nos sirvió ni un mate cocido.

 

En 2001 Marcos Aguinis publicó “El atroz encanto de ser argentinos”, un informe sobre la peor crisis de nuestra historia.

Aguinis libro

Seis años después, en la segunda parte, se pregunta:

¿Aprendimos la lección?

 

Lo releo cada tanto y cada vez coincido más con él: “Seguimos fijados a defectos que se resisten a desaparecer. Somos un pueblo que sufre de amnesia, o es negador, o prefiere la cómoda mentira”…

La sociedad olvidó las consignas de “que se vayan todos!” (…) o el fallo de la corte Suprema tras el corralito que decía: es necesario volver a la normalidad para evitar la repetición de los graves sucesos vividos.

Tremendo libro. Decís qué genio es el tipo en su análisis o qué pelotudos somos los argentinos de tropezar siempre con la misma piedra.

En el Capítulo VII, Aguinis habla de la Nueva Ley de Educación del 2006 para volver a “antes del 93” dado el fracaso del fracasado modelo español… Cuenta de la decadencia edilicia, administrativa y docente en general. Toma de colegios (y de la UBA), violencia entre pares y de padres a profesores, resultados alarmantes de estudios de diagnóstico y más.

En 10 años… ¿qué cambió?

 

En el Capítulo XII Aguinis describe “La Patria piquetera”. Desde el 96 (cuando se desbandó el sur por la privatización de YPF) nos resignamos al casi diario corte de calles, puentes y rutas por gente encapuchada y con palos. Desde D’Elía y Castells, los piqueteros naturalizaron los planes sociales, el asistencialismo y el clientelismo.

 

En 20 años… ¿qué cambió?

 

Según Aguinis, merecemos lo que tenemos: la incertidumbre política, la decadencia educativa, los vaivenes económicos, la incesante corrupción, la justicia semisometida, un congreso impresentable, la inseguridad en alza. Dice que Ortega y Gasset fue moderado al criticarnos, para no decir (como pensamos nosotros mismos) que tenemos un destino de mierda…

Pero pongámosle un poco de “humor”…

Los videos de Tato Bores muestran que aquello que criticaba en los 90 detrás de su escritorio sigue intacto. No avanzamos ni en patines.

 

 

Pinti, idem. En su última obra del Teatro Liceo, retoma cosas de Salsa Criolla e incluso de las anteriores. Es que el país se repite en sus miserias. Los problemas vuelven una y otra vez, con militares, con radicales, con peronistas, con alianzas o con la chikungunya… Todos idénticamente incapaces de cumplir sus promesas.

 

 


Más pobre que maestro de escuela hace 29 años…

 

Ésta no me la contaron. Empecé el secundario (1988) con el mayor conflicto docente de la historia. El paro por “tiempo indeterminado” en todo el país duró más de 40 días!.

CTERA pedía que les suban los 430 australes que les había comido la inflación, aparte de la jerarquización del cargo, más presupuesto educativo y tooodo lo que escuchás hoy. Igualiiito.

¿Querés más?. El gobierno (Alfonsín) le pasó la pelota a las provincias para romperles la unidad y acusó de golpista al plan de lucha. Decretó la conciliación obligatoria y descontó los días de paro. Los maestros de todo el país hicieron una multitudinaria marcha a Plaza de Mayo y pocos días después, la CGT convocó a un paro general.

Y no Sar-miento. Es la pura verdad. O seeeeea….

En casi 30 años… ¿qué aprendimos?

 

Escuchar a Macri sacando conclusiones sobre la evaluación Aprender me da un cierto “brote patriótico” en la piel.

Nomás con su riqueza lingüística queda clarísimo su compromiso con la educación. “Nos comprometimos a comprometernos”, dijo en la mesa de la Chiqui Legrand.

El Ministro Bullrich habla de Revolución de la Educación, Gesta Nacional. Y se juega: “En 10 años tendremos uno de los mejores sistemas educativos del mundo”. Sólo le faltó agregar que Palmiro Caballasca se va a vivir a Finlandia.

Como muestra del compromiso, quieren ser juzgados por lo que pase en educación. Si a eso le sumamos lo de Pobreza Cero, vayamos sacando un turnito en la Corte de La Haya.

El carpintero (Armando “Estaban” Quito) remata: “Nos desvela la calidad educativa”. A mí también. Es más, no puedo dormir por la pesadilla recurrente de haber caído en la escuela pública. Eso tiene secuelas. Por ejemplo, escribir este tipo de notas para alegría de los “optimudos” (lo dice De Mendiguren, no lo digo yo, de ningún modo!).

Ah, por la fase REM del sueño me aparece el spot de campaña de Cambiemos prometiendo docentes respetados, cuidados y bien remunerados. Definitivamente, tendré que tomarme un anticonvulsivo.

 

 


El público se renueva…

 

Y Mirtha, también!. Aparte de su edad (quién pudiera llegar así!) a la señora no le perdonan el haber cambiado frivolidad por preguntas concretas que no se hace precisamente la oligarquía.

O sea, pasó de contar que la esperaba un Cadillac a la salida del estreno de “Los martes orquídeas” a largar sin pelos en la barba de Durán:

-“Pero vos prometiste Pobreza Cero Mauricio”

A lo cual, el presidente que se hace cargo de todo, en especial de sus artilugios de campaña, respondió:

-“Para llegar a algo cercano a Pobreza Cero hay que trabajar 20 años”.

 

 

“No vamos a llegar en el primer mandato”, se había atajado en otras oportunidades. A lo cual la luz de sus ojos Marquitos Peña cegó toda posibilidad de hacerlo a cambio de una sola votación: “Es obvio que en 4 años no se alcanza”.

Siempre lo comparo con una situación publicitaria cualquiera. Ej. Oral-B  3D White. Dientes más blancos en 1 semana (sonrisa 90% más blanca en 5 días).

Shakira Oral B
Resulta que vos, viendo que se te ponen amarillos como globo pro, le reclamás a P&G y el propio CEO te responde: “Ah no, pero para llegar a los dientes de Shakira tenés que cepillarte 20 años mientras movés las caderas”. Qué, no te lo aclaramos?. Uy, sorry, es que el spot era muy cortito. Problemas de precisión que le dicen…

Bueno, pero eso es un dentífrico. La presidencia de un país no es algo tan serio…

Mirtha, que dicho sea de paso tiene el mismo odontólogo que el Papa (Francisco no Pío XI che!), no necesita apretar los dientes para seguir preguntando lo que ella dice ver en la gente:

-“Pero hay crisis Mauricio”…

-“Claramente, lo tengo muy claro”

De nuevo, un derroche de lenguaje binario. Eso, creo yo, es lo que molesta. Que alguien pregunte lo que el otro desde su superficialidad no puede responder sin quedar expuesto ante los que pueden diferenciar. “Piense que del otro lado también hay gente seria escuchando”, le dijo el turco Asís al “defensor de lo profundo” Fernando Iglesias.

Pero ya lo dijo Macri. No puede ser que la mitad de los estudiantes secundarios no comprendan un texto. Pero sí es posible que un egresado del Cardenal Newman diga una oquedad tras otra aún desde el máximo sillón del país!.

-“Pero a los docentes no les alcanza el sueldo Mauricio”

-“Más vale que no”

Sugerencia para los demonizadores de la diva: agradezcan que es Mirtha y no Christophe Krywonis para comerse ciertas respuestas…

 

-“Pero el tarifazo de la luz ¿no se podía hacer gradual?”

-“Mirá que lo pensé y lo pensé y le busqué la vuelta”…

(Salía humo de las dendritas de ese pobre hombre a la luz de las velas…).

 

-“Pero no se ve la reactivación, bajó el consumo Mauricio”

Y Macri da un ejemplo contundente que apunta a reducir el escandaloso 33% de pobreza:

-“Con las low cost se agotaron los vuelos a Barcelona, la clase media puede viajar!”.

 

Además, aprovechó para despegar su honor del tema rutas aéreas y decir que Avianca es una empresa “de la hostia” (vocabulario de la chetocracia que los pibes de la escuela pública no pilotean).

Qué curioso. González Fraga había dicho que el modelo K le hizo creer a un empleado medio que podía comprar celulares, plasmas, autos, motos e irse al exterior. Eso fue una ilusión, no era normal”.


Gonzalez Fraga clase media


 

Pero claro, hay que sincerar todo. Hay que ver que tan pobres son los pobres y que altura crucero alcanza su sueldo al día 15.

Más que por el léxico de Macri, me tomaría un Dramamine al escuchar la lógica que aplica: “Si la gente vuela más, los aeropuertos reciben más gente, hay más turistas, compran más y ciudades como Bariloche o Villa La Angostura crecen y el país se desarrolla”.

Acá vale una intervención casi terapéutica…

Un jefe de Estado que se maneja por intenciones, el arte de vivir y decretos de la ley de atracción. Un “conductismo” cuasi infantil. Es la Fábula de la Lecherita!!!.

La hija de un granjero llevaba un recipiente lleno de leche a vender al pueblo, y empezó a hacer planes: cuando venda esta leche, compraré huevos. Los huevos me darán pollos. Venderé los pollos para fin de año y con la plata me compraré el mejor vestido para las fiestas y así seré la más codiciada por los muchachos. Pero en ese momento tropezó con una piedra y se le volcó toda la leche. Así todos sus planes acabaron en un instante.

Moraleja:

Macri, ocupate de las urgencias del presente y dejá de perder el tiempo con la autoayuda barata.

 

Marcha docente, unos 9 mil y pico…

 

Se dice que fueron 400.000. Para Fernando Iglesias eso significa una “intensa minoría”.

No tengo una sola lectura sobre el tema. El paro no sirve. No le hace bien a la educación. La actitud del gobierno, tampoco.

Pienso en una incoherencia provocadora. La política levanta bandera por la educación, pero resulta que después, gracias a la política, los “sin educación” llegan a cualquier ámbito.

“Yo no sé por qué me designaron, no tengo conocimientos técnicos sobre medio ambiente”, dijo el Rabino Bergman Ministro de Medio Ambiente…

“No conozco nada del mercado de compañías aéreas, apenas algo de rampas”, dijo el que reemplazó a Isela Costantini en Aerolíneas porque Dietrich se lo pidió.

 

En otro momento te pongo más ejemplos locales. Ahora termino con el tema discursivo que, en mi opinión, es signo directo de la capacidad intelectual de una persona. (Después, si ese don lo usa para bien o para mal como en el caso de Cristina, es otra historia y se debe hacer justicia).

A Macri le falta piné para reflexionar, dijo un conductor de los tantos programas de actualidad que miro por las noches. Nos cuenta lo que ya sabemos (“la inflación nos hace mal”) o llena el relato con ideas vagas. O sea, del más puro vacío.

¿Medidas concretas contra la pobreza?, le preguntó un periodista en una conferencia de prensa: “Empleo, educación, infraestructura, hidrovías, todo eso genera nuevas oportunidades”.

 

“Podría desarrollar un poquito”… dijo Beatriz Sarlo. (Admiro rotundamente su línea crítica). Y puso un par de ejemplos precisos:

“Pobreza Cero no existe, es como una embajada en Júpiter”

 

¿Qué quiere decir unir a los argentinos?

 

Con Galtieri por Malvinas estuvimos unidos y fue fatal. La Ley de Educación Laica no fue por la unión con los católicos… Y para la paz con Chile Alfonsín hizo un plebiscito (no unión) y se llegó a un acuerdo. Medidas de las más eficaces no fueron en base a la unión de los argentinos…


Son ideas fantasiosas, sin contenido social ni político.

“Los argentinos estamos para más” es un slogan satélite del “Sí se puede”. Qué lindo suena!. Qué inspirador!. Y???

La revolución bolchevique costó hambrunas bíblicas como resultado de políticas utópicas y voluntaristas… dice Aguinis también en “El atroz encanto de ser argentinos”.

Macri es el actual, pero no el único del molde. Estamos a meses de que un robot te atienda en un hospital no es mucho peor que los vuelos a Japón por la estratófera de Menem. Aguinis también recuerda a los legisladores de todos los partidos que, entre otras genialidades, proponen declarar la Fiesta Nacional del Canasto o la Capital del Meteorito.

Ya lo decía Ortega y Gasset cuando Mirtha era chiquita… Somos una quimera personal y colectiva que nos lleva a desatender el presente. Vivimos de ilusiones como si ya fueran realidad. Resumiéndolo con todo respeto:

“La pampa se mira comenzando por su fin, vago oleaje de imaginación, donde la inverosimilitud forma su espumosa rompiente, vacía realidad (…).  Acaso lo esencial de la vida argentina es eso: ser promesa”.

Vamos que se enfría la sopa. Y resulta que siempre el pueblo se termina quemando y no precisamente las pestañas en las aulas.

 

CONTINUARÁ…

 

4 comentarios en “Otra vez sopa…

  1. Raúl Laiolo

    Hola, pregunto: para Ud. quien sería un buen candidato que tenga todas las cualidades que no han tenido nuestros últimos gobernantes. Muchas gracias.-

    • Vero

      Hola Raúl,

      Un buen candidato sería alguien honesto, con formación intelectual y un equipo de especialistas igualmente capacitado, con ideas reales y con sustento (no utopías), con pensamiento propio (sin discurso prearmado con frases hechas y superficiales), sin acting, sin garketing, sin el poder como único fin. Y por supuesto, humano, con empatía y sensibilidad social.

      Sin dudas que hay gente con estas cualidades y tantas más. Habrá que preguntarse por qué no en la política…

      Saludos.

      Vero

      • Raúl Laiolo

        gracias. no será una utopía?-|

        • Vero

          Sí, no tengo dudas que en el sistema político actual, encontrar honestidad junto con capacidad, seriedad y coherencia, es una gran utopía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>