Problemas de interpretación…

interpretacion1

 

Lo que te voy a contar tiene que ver directamente con la Comunicación y pasa por varios motivos.

Por ignorancia: El que no sabe de qué se trata (o a medias) pero igual opina.

Por mala intención: El que tergiversa o interpreta a conveniencia.

Por “deporte”: El que cualquier tema le viene bien para descargar su energía contenida.

 

La semana pasada se dio un poco de todo eso. Y voy a mostrar dos ejemplos, uno local y otro nacional.

 

1-Mi nota sobre las copias como parte de una dinámica comercial cada vez más compleja.

 

2-Las declaraciones de Lucía Galán sobre las asignaciones por hijo.

 

¿En qué conectan ambos temas?. Veamos…

 

 

 

(Muchas veces se reacciona ante la verdad porque incomoda o causa miedo…) 

 

 

El título de mi última nota fue: “A esa, que se copia de mí” con una foto de los Pimpinela tomando Gatorade Blueberry en una mesa de bar (teatralización de recital).

El contexto era claro: una analogía con la canción donde Lucía le pide a Joaquín que la amante venga así dirimen cuál es la mejor. ¿Más anclaje?. Puse el ejemplo del dúo Scarlata de Venezuela, que en los años 80 imitaba a Pimpinela al punto de presentarse como los originales. Por lo tanto, el “A esa” ilustraba lo que le diría Lucía Galán a Ángela Croes, la que se hacía hasta su misma permanente para cantar sus mismas letras.

Aparte de ese ejemplo, usé como siempre, uno local. En este caso, el de los negocios gastronómicos que se multiplican en Junín (de hecho son los que registran mayor número de habilitaciones) muchas veces repitiendo hasta los manteles.

Ahora pregunto:

¿El sentido de la nota fue criticar?. ¿Demonicé a Edison por entregar mantitas como Vicenta o a Los Juanes por haberse mudado al lado con fachada melliza?. NO. Lo que hice fue contar que hoy es normal que eso ocurra, que el mundo de la innovación tiene que ver con la ADAPTACIÓN, RECUPERACIÓN y REVALORIZACIÓN de lo que ya está inventado.

 

Para eso, compartí en exclusiva (material único en YouTube) lo que dijo al respecto el especialista Eduardo Kastika en el último MKT DAY de la Asociación Argentina de Marketing.

 

Hasta acá todo fenómeno. A mucha gente le gustó y me lo hizo saber con sus likes y comentarios. Sin embargo, otros hicieron una interpretación errónea o decodificaron con prejuicio, principalmente por el gran déficit de atención que provocan las redes sociales y la saturación de estímulos.

Algunos, sin haberla leído completa, vieron la foto de los frentes comparados y supusieron que le “estaba dando” a Los Juanes con el salame tandilense más largo del mundo…

No faltó el clásico ninguneo de que hablo sin conocer ni el menú del lugar (como si yo en vez de analista de Marketing fuera usuaria de TripAdvisor o la que pone las estrellas Michelin…).

Otros, creyeron que la dueña de Vicenta me había pasado letra, cuando en la misma nota dije que el disparador del tema fue algo público que leí por Facebook sobre su malestar por sentir inspiraciones de su bar por todos lados.

La que escribo soy yo y la responsable de los contenidos soy yo. Entonces, el que esté en desacuerdo o tenga dudas puede dirigirse a mi persona (salvo que sea De La Fuente que sigue preguntando mi nombre real…). Varios lo hacen sin problema y reciben, como corresponde entre adultos, una respuesta sobre lo que haga falta.

interpretar

(Imagen de uab.cat)

Lo concreto es que yo no puedo controlar la bola que se arme fuera de eso. Cada uno toma y resignifica lo que quiere. De todos modos, edité la nota para agregarle una aclaración de lo obvio…

 

Gracias a Pazos, la usaron para las PASO…

 

Como ejemplo de que el emisor no controla lo que el receptor quiera entender, paso a contarte el segundo caso.

Coincidiendo con la analogía de mi nota, involucra a la propia Lucía Galán, pero no por culpa de la Scarlata que sigue cantando música cristiana en el Caribe después de su fracaso histórico como alter ego de la argentina.

Seguro lo viste en la tele. Lucía estuvo en un programa del 13 y sin “Artear” ni parte, terminó en el medio de un quilombete propio de la emergencia cultural actual.

Por suerte, existe YouTube para ir a la fuente, ver cómo fueron las cosas y confrontar con la prueba a los opinólogos seriales sin fundamento.

(La imagen que puse como captura es justamente de la que disparó la polémica con sus preguntas capciosas: Nancy Pazos)

 

En el fragmento del video se ve clarísimo que hablaban del Hogar Pimpinela para la Niñez, la Asociación Civil (ONG sin fines de lucro) que ella tiene con su hermano desde 1996 en Villa Martelli. Estuve varias veces ahí y doy fe de la obra de Lucía desde sus comienzos. Me encantaría saber cuántos de los que criticaron conocen la causa…

En ese contexto, y desde la REALIDAD con la que convive a diario, respondió sobre el motivo de por qué fallan los padres y hay tantos chiquitos en esa situación.

Todo muy en serio y concreto. Todo “normal”, hasta que “gracias” a las intervenciones capciosas de Nancy Pazos y a la posterior difusión de un título recortado, se viralizó un ataque personal sorprendente.

Mujeres en masa se dieron por aludidas y empezaron a repudiarla indignadas porque no les alcanza ni para pañales, cuando Lucía nunca generalizó ni mucho menos se refirió al monto de las asignaciones. Sólo describió lo que pasa en el Hogar con las madres que cobran mientras ellos les crían los pibes. Sí, hablaba del Hogar por más que hasta TVR lo edite y lo corte en la parte que le conviene para “venderla” como macrista.

Los medios publicaron datos del Anses, cuando ella jamás mencionó estadísticas nacionales y salieron a “desmentir” sus dichos, como si supieran más que ella lo que pasa en su propio Hogar!!!.

La trataron de prejuiciosa y otras descalificaciones queriéndole dar cátedra sobre el derecho adquirido de las madres siendo que ella jamás lo cuestionó sino que pidió control para que el dinero vaya efectivamente a los hijos.

La “corrieron” con el valor de la canasta básica como si ella no supiera lo que es conseguirle en Coto los alimentos, hacer rifas, cenas solidarias y cuanto esté a su alcance personal y artísticamente para suplir las becas insuficientes que reciben del estado.

Los que no tienen la menor idea de lo que hace, y como politizar todo es lo más fácil, la compararon con Miguel del Sel y cuanto bocón de Cambiemos haya marcado tendencia para ubicarla del peor lado de la grieta.

 

La acusaron de falta de sensibilidad, egoísmo, odio y falta de respeto a los pobres. Claro!!. Por eso que ella tiene un Hogar para niños abandonados, abusados y discapacitados y los moralistas están vomitando barbaridades por las redes sociales.

 

Hago un paréntesis para explicar el fenómeno desde un tema que también se abordó en el último MKT DAY de la AAM: las CREENCIAS COMPARTIDAS.

Ricardo Aranovich es un prestigioso Médico Psiquiatra de Argentina. Es Miembro del Capítulo de Integración del Conocimiento de la Asociación de Psiquiatras de América Latina y del Comité Científico de diversos congresos nacionales e internacionales.

Aranovich-MKT-DAY-2017
Aranovich dice que nos mueven las creencias. Eso es lo que motiva al sujeto.  En realismo básico: si un K cree que si alguien cuestiona algo de la AUH (ej: falta de control) es macrista, va a actuar en consecuencia, porque está convencido de eso.

Sólo la experiencia cambia la creencia. Aranovich puso el ejemplo del 2001. Si un amigo veía que él tenía plata sobre el escritorio le decía: “¿Qué hacés con esto acá? ¿Estás loco?. Llevalo al Banco!”. Después del corralito, ese mismo amigo le decía: “¿Cómo que llevaste la plata al banco? ¿Estás loco?”.

O sea, sólo si van al Hogar y ven con sus propios ojos y escuchan con sus propios oídos lo que hacen y dicen ciertas madres de los niños allí refugiados, podrán entender lo que contó Lucía… Aunque en el caso de fanáticos K, dudo que la teoría Aranovich funcione…

A propósito, la pobre Pimpi recibió insultos por su carrera y hubo “fans” que en el Face oficial del dúo prometieron romper sus discos y dejar de ir a los shows…

Un DESQUICIO total, provocado por la manipulación de la información en pos de un punto más de rating y de una campaña electoral, como ya es costumbre, berretísima.

Obvio que me comuniqué con ella para darle mi apoyo. Es consciente de que cayó justo en lo que te cuento, un momento donde los medios y la política muestran su cara más hostil. Sólo ella y quienes conviven a diario con la problemática del Hogar, saben por qué dijo lo que dijo.

En fin… una muestra más del pavoroso nivel de IGNORANCIA y AGRESIÓN que vivimos como sociedad gracias a la nefasta POLÍTICA.

Encima, ciertos extremistas pretenden que ella sea la que pida perdón. Tal como dice en su disco: “Estamos todos locos”.

#LuciaTeBanco

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>