Premio a Junín 24: anunciantes fuera del festejo…

Premio Caduceo Junin 24

 

 

“Cuando veo que alguien se desubica yo se lo digo. Creo que los comunicadores tenemos que educar”.

 

Lo dijo una joven periodista en el último seminario que hice en la Universidad de Palermo sobre la actualidad de los medios.

¿Y qué pasa cuando son los propios comunicadores los que distorsionan su rol y maleducan al público?. Pues habrá otros dispuestos a señalarlo para que tengan la posibilidad (siempre hay tiempo) de corregirlo.

Eso me propongo con lo que voy a contarte sobre Junín 24 y las consecuencias de su práctica sobre la promoción de marcas locales.

 

 

Déjà vu… 

 

Hace unos años mostré un caso muy parecido. El gobierno de Meoni “premiaba” con un subsidio para un supuesto viaje al exterior a un diseñador que, con la excusa de “hacer publicidad” para sus clientes, se autofinanciaba una revista y fan page con contenido grosero. Así, y ante los desprevenidos de turno, provocaba asociaciones de imagen sin retorno.

Meoni y el “groso de la grosería”…

 

La semana pasada un hecho mostró que nada ha cambiado en tal sentido. Le dieron un “premio” a un portal de noticias que cachetea la dignidad de las marcas que lo acompañan en un espacio indiferenciado o fosa común…

Junín 24 recibió el Caduceo del Consejo Provincial de Ciencias Económicas (que de comunicación o periodismo debe saber tanto como yo de ingeniería mecánica. Sin ofender, es básico sentido común…).

Junin 24 premio

 

El diario de Bongiorno (foto) fue elegido por su “labor y trayectoria”. Desde ya, aclaro que él mismo lo define como una sola unidad: sitio web y redes sociales. Por lo tanto, lo que publica en Facebook es parte de esa “labor” premiada.

 

Caduceo convocatoria

A continuación, sacarás tus conclusiones respecto a contenido “cultural, social, periodístico, comunitario…”

 

Como suele ocurrir en estos casos, los ¿periodistas? hablaron de orgullo y compromiso con los lectores. Pues bien, te voy a compartir un mix de posteos capturados de su fan page donde conviven marcas de distintos comercios con… con… bueno, miralo y después fijate el alto galardón que ameritaba…

 

JUnin 24 Feria del Libro

Junín 24 mediocre1

Junin 24 polleria publicidad

Junin 24 Pocho la pantera

Junin 24 Bringeri

Junin 24 zunga1

Junin 24 pizzeria

Junin 24 zungas

Junin 24 filtros

pene grande

JUnin 24 joyería

dentadura postiza

Junin 24 La Cabaña

JUnin 24 Twitter y Google

Junin 24 Fiat

Junin 24 mediocre4

Junin 24 pollo

Junin 24 alta costura

Junin 24 piloto

Junin 24 dolar pro

Junin 24 mediocre2

Junin 24 multa

Junin 24 pene lupa

Junin 24 fotos

Junin 24 La Matera

Junin 24 sexo espantapajaros

Junin 24 gimnasio

Junin 24 perra en celo

 

¿Quién puede defender esto?

¿Quién dijo que en Publicidad todo sirve o todo vale?

 

Junín 24 basa su formato de Facebook en un scroll compulsivo donde da lo mismo “vender” pinturas para el hogar, uñas esculpidas, placas antihumedad, vestidos de alta costura, insumos para helados, computadoras, neumáticos, pizzas, alarmas, calzado, filtros para autos o una jornada de oración evangélica junto a Essen, una pollería o joyería (leíste bien: ollas, pollas y joyas…).

¿Se preguntarán si esa vidriera promiscua les sirve a cada uno de los anunciantes? ¿Qué le dirán para convencerlos de que Junín24 es un medio que hace sinergia con “cualquier” rubro?

 

 

Si creías que no había algo tan contraproducente como Mirtha haciendo el PNT de la pipeta para pulgas, pues te equivocaste…

Y aclaro algo que a veces usan para justificarse: Que lo vea mucha gente (cosa que ya ni pasa de modo orgánico en una fan page) no valida contenido ni efectividad. 

Hace unos meses, me contacté vía chat con Junín 24 para ver si tenían algún alegato al respecto. Y me contestaron: “Si necesitas publicitar, dejanos un mail y te informamos los costos”. Quiero creer que el ofrecimiento fue por ignorancia y no por ironía intencionada.

 

 

Qué paradoja…

 

El Caduceo representa a Mercurio, dios romano del comercio. Y Mercurio es el máximo premio de Marketing de la Argentina.

Claro, hay una “pequeña” diferencia. En los Premios Mercurio de la AAM un jurado de profesionales en la materia (marketineros, publicistas, periodistas, profesores de posgrados, consultores, CEOS y brand managers de empresas, etc) vota, según criterios muy concretos, a los candidatos que exponen su caso ante el auditorio. Ahí es donde se juzga sobre evidencias de los buenos resultados cuali y cuantitativos.

Por su parte, la web del premio Caduceo dice que para cumplir con la inscripción, los medios deben enviar material para un “exhaustivo trabajo de evaluación”. A decir por lo que acabamos de ver algo no estaría funcionando… O Junín 24 mandó el link del Washington Post o los “expertos contadores” (no encontré datos del jurado) no pudieron pagar la factura del iluminado trofeo y “evaluaron” bajo una vela en pleno ojo de Irma.

Quizás se lo tomen como un juego…

juguetes sexuales

 

O tal vez no se animen a dar la cara…

hombre sucio

 

 

 

¿Otro signo de la decadencia?

 

Hace unos días Semanario nos informaba sobre la precarización de los medios locales, incluyendo despido de trabajadores, pago de sueldos en cuotas, cambio de directivos, achique horario, etc. Lamentablemente, esa crisis se traduce en la calidad de la información que se brinda.

Lejos de las excusas, esto pretende ser un llamado de atención para que no pasemos como normales cosas que no lo son.

Las marcas no están para pagar doble costo, o sea, ser maltratadas y encima poniendo plata. 

 

Este tipo de práctica sólo le reditúa económicamente al medio. Es como una especie de colaboración masiva (consiste en sumar muchos a bajo precio) con el único fin de sostener el emprendimiento personal. No suma valor ni prioriza la reputación/imagen del que pauta.

 

El qué, el cómo y el dónde de un mensaje publicitario debe manejarse con cuidado y respeto. A Junín 24 parece que no le llegó la noticia…

 

Dejo entonces el alerta encendido para que no se alimente el círculo vicioso. Porque al mismo tiempo que los autores se felicitan entre ellos, escuchamos las penas de los comerciantes que cierran y toooodo el speech culpando de la baja del consumo a la situación recesiva externa. Como si estos vapuleos mediáticos en detrimento de las débiles propuestas marcarias no hicieran su parte con gran esmero. (A las que están a un paso del abismo las ayudan a dar un paso adelante…).

 

CONCLUSIÓN

No es la primera vez que pongo la lupa aleccionadora sobre las prácticas que denigran los productos o servicios aprovechándose de la “distracción” de sus dueños. Vale decir, que se cobre un espacio como “publicidad” cuando resulta todo lo contrario.

Ninguna marca puede salir ilesa, mucho menos beneficiada, si se la mete en el mismo fango del grotesco y la obscenidad.

 

En aquel caso de Vermú (de la agencia Arrabal), por supuesto que nadie pudo defender tal modus operandi comercial. La única reacción fue, como siempre, matar al mensajero. Apuesto a que Junín 24 descartará ese camino inútil.

Como Publicista de profesión y actual Jurado de los Premios Mercurio de Marketing (que, vuelvo a decir, premia las mejores prácticas del país) invito a que alguien del equipo ganador del Caduceo me escriba para argumentar o explicar el “curioso” método promocional que visibiliza esta nota. Publicaré la respuesta para que los estudiantes, colegas, interesados y lectores habituales, puedan completar sus conclusiones.

Confío en que esta vez Junín 24 va a tener la voluntad de mostrar buena educación, aparte de saludar…

perro1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>