Caso Darthés. Alguien se nos está Burlando…

 

Juan-Darthes-Junin

 

Hace casi 14 años, fue una de la figuras del Primer Festival de Tango de Junín.

Junto a María Volonté, Darthés encabezaba Tangoloco, un nuevo quinteto fusión que estaba en pleno éxito. Vinieron a Junín en medio de una gira nacional.

Media página en el diario auspiciado por Fideos Don Antonio y la tienda Narairra (hoy con otros dueños).

Recuerdo como dato “de color” que se presentó con un sobretodo de cuero y la camisa abierta mostrando el pecho. Al menos en esa época, como cantor, era un muy buen galán bananero… Como decía mi viejo (amante del tango y del lunfardo), vino a “hacer rostro”. ¿Qué significa?. Nada. ¿Podemos inferir que por eso tiene potencial de acosador?. No. En la conducta humana el 2 x 4 no da siempre 8…

¿Entonces?. Sólo aporto un registro del paso del muchacho por Junín.

Por otro lado, y antes de pasar a lo groso, aprovecho para ejemplificar el tema de las variables no controlables en un negocio. Es decir, casi siempre hablo de las que sí son responsabilidad interna de cada empresa. Insisto con que antes de quejarse, cada uno debe revisar desde cómo es la estrategia de su marca y su calidad de atención, hasta en qué estado tiene sus carteles.

Peeero, ser la fábrica de sombreros Lagomarsino y que justo sea homónimo del principal sospechoso del crimen de un fiscal o lanzar la colección de Lázaro cueros y justo cuando se destapa el Báez-gate… escapa de tu control.

Y si justo se te ocurre contratar a alguien famoso para un testimonial o auspiciar su obra de teatro, recital, evento deportivo, etc, y el susodicho se manda una macana en ese u otro ámbito, tampoco podés evitar las consecuencias.

Le pasó a Gillette con Tiger Woods. Le pasa a la novela familiar Simona (con más razón si quiere ir a teatro para las vacaciones) y a Suar, que debería apartar al señor Guerrico si no quiere que siga afectando la imagen de su producto. Le hubiera pasado a Don Antonio o Narairra si al tanguero Darthés (las actrices) se animaban a “batirlo” antes.

 

Una verdadera burla…

 

 

Ahora viene la “verdadera nota”. Voy a analizar el escrito del abogado que se está Burlando no sólo de la justicia sino del sentido común y del buen gusto.

Largo, repetido, rebuscado, tilingo y muy, pero muuuy falaz.

 

El título ya te lo adelanta:

-“Juan Darthés es hoy un hombre acosado”.

 

Burlando da por hecho que el sospechado es la víctima, que padece hostigamiento brutal y le quieren romper la familia. Que lo acorralan justamente por no pertenecer a una clase de individuos acosadores. Te juro que es verdad. Googlealo.

Al menos como autor de defensa escrita, es un muy buen personaje bizarro del Bailando…

De ahí en más, una catarata de conclusiones imbéciles con cero conocimiento de la conducta humana.

A saber:

 

-“Los episodios sólo existieron en la imaginación… las acusaciones chocan brutalmente con la realidad pasada y presente”.

¿De dónde saca la certeza sobre la inocencia del tipo?. ¿Se basa en que le cuentan lo simpático o gentil que se comporta en público?. Si le sirve como dato, los psicópatas suelen tener una conducta agradable y hasta fascinante con tal de lograr lo que les conviene. Te convencen, te seducen, te encandilan con su “glamour”.

 

-“Si fuera cierto, no tendría el cariño y reconocimiento de cientos de compañeras y compañeros a lo largo de una larga carrera profesional”.

Algo queda clarísimo. Burlando no entiende un soto de psicología. Y mucho menos tiene memoria. Vamos a recordarle un “casito” para ilustrar su equivocada deducción.

Jorge Corsi era Presidente de la Asociación Argentina de Prevención de la Violencia Familiar y Director del Posgrado en Violencia Familiar del de la UBA. Autor de 5 libros sobre el tema, incluso promovía un proyecto de ley sobre violencia de género. Una eminencia que tenía el respeto y admiración de alumnos y pares. Hasta que fue condenado por corrupción de menores. Corsi formada una banda de pedófilos. Cumplió su sentencia y fue sometido a un tratamiento psiquiátrico. Recién 3 años después reconoció su culpa.

Sus colegas hubieran jurado sobre los santos evangelios que esto era más surrealista que película de Buñuel. Pero pasó. Fue real. El tipo del cual jamás ninguno hubiera sospechado, había hecho todo lo contrario a lo esperado social y profesionalmente.

Me encantaría escuchar a Burlando explicando este bombazo a su teoría. No, mejor evitemos el patético espectáculo.

La conducta humana es muy compleja como para cometer la ingenuidad de decir “no puede ser”.

 

Ejemplo local. Bajo la misma falacia algunos me decían sobre las amenazas que recibí de la esposa troll del intendente. “Yo la conozco de vista, de verla en la iglesia, no la creo capaz de semejante cosa”.

Le dije: ¿Qué tiene que ver?. Las máscaras externas, incluso la práctica religiosa, puede en muchos encubrir miserias de todo tipo. No precisarás que te dé ejemplos de supuestos ‘señores’, pastores, curas o docentes que luego nos sorprenden con los delitos más aberrantes…

La película “American Psycho“ trata de un ejecutivo millonario impecablemente vestido de Armani que en su tiempo libre disfruta matando personas.

¿Un dato más?. El asesino de Camila es evangelista.

Sigamos desasnando a Burlando.

 

-“Lo que se le imputa debió haber ocurrido a la vista de todos”.

Burlando sostiene que si un hecho no se consumó ante los ojos de los demás no puede ser cierto. ¿Vos estás leyendo bien?.

Con ese criterio, un acoso no se puede perpetrar en la intimidad de un cuarto. Qué bárbaro!. Cómo cambia el mundo!.

Una de dos: o conoce algún camarín con paredes de vidrio o se confunde a Darthés con Jim Carrey en The Truman Show.

 

-“Es un escándalo fabricado, ficticio, como producto de sabrá Dios que tormentos espirituales o psicológicos”.

Increíble. El que no entiende un soto de psicología tratando de explicar los motivos psicológicos que llevan a alguien a (según él) fabular una situación de acoso. Cerrame la 8.

 

-“Una situación que no le cierra ni a la Justicia ni a la sociedad ni a todas las personas que han tenido que ver o han estado cerca del ámbito laboral”.

O sea, Burlando asegura que ningún ser humano que estuvo cerca de Darthés duda de sus acciones. Qué bárbaro!!!. Estamos en presencia del primer ser infalible con garantía de fabricación… Qué raro que no se lo llevaron para analizar a Harvard Medical School junto al cerebro de Mirtha.

“Todo el mundo lo sabe” es una falacia ad populum. Burlando supone, sin pruebas, lo que opina la mayoría. Y si así fuera, ¿qué lo piense la mayoría lo convierte en verdad?. Mirá vos. Pensar que la mayoría de los argentinos pensaba que íbamos ganando en Malvinas… por poner un ejemplo que me vino ahora a la mente.

 

 -“No hay una sola persona de entre las cientos que han estado vinculadas a su trabajo que pueda siquiera poner en duda algunas de las afirmaciones formuladas contra su persona y sus actitudes como actor y, sobre todo, como hombre”.

 

-“No hay un solo antecedente entre las decenas de compañeras de trabajo que ha tenido que avale las imputaciones de que es objeto”.

 

¿El premio al negador cuándo es?. Que no vayan los nominados porque roba Burlando. Si no estamos locos, el escándalo empezó y Darthés está cada día más cuestionado precisamente por los testimonios de chicas que trabajaron con él. Natalia Juncos y Ana Coacci en directos y Malena Pichot o Siciliani en indirectos…

 

-“Mucha gente de bien, gente cabal que jamás hubiese avalado un acoso. Me pregunto quién hubiese hecho oídos sordos … qué director o productor hubiese avalado tal situación”.

¿Un Harvey Weinstein quizás?. Es hasta gracioso que en plena polémica mundial por los abusos en Hollywood, Burlando se apoye en algo tan mentiroso como decorado de triple X.

Uno de los productores más poderosos pagó y amenazó a las víctimas para que no hicieran públicas las acusaciones. Algunas de ellas sufrieron violaciones y actores que lo sabían, como Ben Affleck, se hicieron los sotas.

Y los amigotes de Hitchcock, Bertolucci, Polanski o Woody Allen no eran precisamente los que se ofrecían como testigo en tribunales…

Ante estas evidencias sólo me sale pensar: mirá que hay que ser pe… para salir justo en este momento con el argumento del “no cómplice”.

 

-“El público lo reconoce como una persona de vida privada impecable”.

¿WTP?. El público puede aplaudir y ser fan de lo que muestra en la tele, un escenario e incluso las redes sociales. De ahí a dar fe de lo que hace entre cuatro paredes, por ejemplo en un camarín… Disparate. Ni como amigo ni como abogado es testigo de eso. Tampoco de la condición de ser humano “impecable” que asegura conocer.

Por si todo eso fuera poco serio, el Ricardo Fort de las leyes se pone a filosofar de manera berreta. Habla de planetas quizás gobernados por un Hitler y mundos paralelos, de realidad virtual para sostener el argumento de que las acusadoras inventaron todo.

 

-“Darthés nunca necesitó de este tipo de episodios para ser reconocido por el público”.

Y no querido!. Justamente, si hay algo que no quieren los que hacen este tipo de cosas, es que la gente se entere!. Todo lo contrario, no andan acosando por todos lados. Se cuidan, disimulan, esconden. No lo hacen para “firmar autógrafos” sino por una pulsión sexual que así ejercida (lo saben porque no están perdidos), tiene mala fama.

 

-“Desproporcionada necesidad de una persona (Calu Rivero) por ocupar un lugar que por peso propio no ocupa”.

¿Perdón?. Yo no miraba “Dulce amor”, pero bien se sabe que Rivero era la protagonista de la novela junto a Darthés cuando supuestamente pasó el hecho. Y que se bajó en pleno éxito por esta “dudosa” causa.

 

-“Es un hombre de bien, un caballero. No cometió acto indecente alguno, no acosó, no intimó, no se aprovechó de ninguna circunstancia”…

Qué seguridad!. ¿Estaba ahí?. Otra que el hombre invisible de Griffin… No sé para qué estudió abogacía con todas las instancias del juicio si él mismo encarna la prueba que lleva derecho a la sentencia. (Que le pidan un VAR de todos los casos y de paso diga si fue penal el de Boca a San Lorenzo…).

 

-“El uso de las redes sociales atenta con el funcionamiento de esa gran máquina llamada cerebro”…

Digamos que suena a una especie de auto-confesión. Burlando estaría abusando de Facebook, Instagram y Tinder. Oajalá encuentre alguna piscóloga que le explique algo de la vida…

 

Burlando dice que todo es ridículo y banal. Nunca mejor dicho: un abogado usando la ley del espejo…

 

Y arremete:

-“Es imposible, impensable, absurdo…”

A veeer, repetimos sin soplar: Hablamos de conductas humanas. ¿Qué es lo imposible?. ¿De dónde la certeza absoluta?.

Tanto énfasis en negar, tanta exageración en poner adjetivos para ningunear las acusaciones sólo aumenta las dudas… ¿Mecanismo compensatorio quizás?. Otra de psicología básica. Y vaaaan.

 

CONCLUSIÓN:

 

Un abogado debería ser conciso y concreto (que por cierto la mayoría escribe muy mal), juntar las pruebas y limitarse a una defensa profesional. No el caso de Burlando, que comete este divague con un grado de ignorancia escandaloso.

Que se investigue como corresponde, pero basta de burros opinando en los medios con total impunidad. Es un atropello a la razón y un abuso a la paciencia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>