EXPO JUNÍN 2018: los salames de siempre…

 

VIDEO DE COLECCIÓN…

 

Y otro año pasé por la rural a ver con qué sorprende la actividad comercial del campo y la ciudad.

Cansada de hacer recorridos estériles por más de lo mismo, esta vez decidí resumirlo en los dos extremos, que a mi criterio, se hicieron notar muy claro…

¿LO MEJOR?

Los salames caseros de Agustín Roca. Todos, pero destaco los de Acerbo por lo simple y disruptivo de su gran atracción: el “barril pulpería”.

 

¿LO PEOR?

Los otros salames…

Esos personajes que van a hacer “rostro” o se paran en el palco a declamar una serie de oquedades y lugares comunes fuera de foco y de época. Y por supuesto, la prensa obsecuente que repite sin filtrar multiplicando la decadencia.

Por si fuera poco, el diseñador autor del plagio más descarado que tuvo la expo con su logo, ahora dando cátedra de cómo manejar la identidad visual de los expositores…

Conclusión: lo que está en el video!

Riqueza de sabores y buenas intenciones por un lado.

Pobreza de contenido y falta de vergüenza por el otro.

Así vi yo la EXPO JUNÍN 2018.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>