La huevada del flan Casero…

 

(En este solemne acto culinario de pedantería infantil, empiezo la nota del Día del Niño agradeciendo a mis maestras que me enseñaron a desarrollar la mirada amplia y crítica y no comerme lo primero que me pongan en la mesa por más tentador que parezca. Por ellas, no estoy hoy “a punto caramelo” de la estupidez humana con el episodio del flan Casero…)


 

Resumidito porque ya lo sabés.

El gordo Casero estuvo con Fantino y “pegó” la “metáfora” más viralizada de la semana. Explicó la incoherencia del gobierno anterior en reclamar a éste siendo que tiene que encargarse de los quilombos heredados.

 

El mensaje fue festejado en la redes como quien acierta un huevo de codorniz en el tercer ojo y muchos aplaudieron el “guiño” de Macri sacándose una foto con el vengador postre lácteo.

 

Para variar, el “análisis” siempre se engancha y queda atrapado en la precariedad de la política. El M cree que se mandó el gran chiste y se ríe del K. El K seguro contesta con algún insulto o redoblando la negación del escándalo del lava jato.

Valga la paradoja, unos huevones en ambas canastas.

Celebro tener la capacidad para mirar de afuera y en perspectiva, usando las herramientas de comunicación para proponer el foco sobre las palabras. Se puede compartir o no mi sentido común, pero nadie puede decir que está viciado de ideología o interés partidario (muy imbécil el que quiera sostener eso sobre una persona que ni siquiera vota hace 9 años!!!).

¿Cuál es el punto?. EL DISCURSO.

Ejemplo concreto:

Ante la pesada herencia (cierta, le pese a quien le pese), un tipo SERIO y RESPONSABLE debió decir:

“Señores, acá pasó una catástrofe y hay que poner prioridades. Hablemos clarito: la casa se prendió fuego, mejor dicho, los inquilinos anteriores la prendieron fuego!, y no sabemos cuánto nos va a llevar volver a ponerla en condiciones habitables. Por si fuera poca saña, aprovechándose de la desgracia de todos nosotros, se llevaron hasta la lata con los ahorros que teníamos enterrada en el patio. Para colmo, ni el clima de afuera nos ayuda a sacudir las cenizas. Así que tenemos que ser conscientes del sacrificio y acompañarnos hasta que, no sin esfuerzo, recuperemos la normalidad. No sabemos cuándo, pero si cada uno hace bien su parte, será tan pronto como nos merecemos. A trabajar duro para levantar la nueva casa!”.

 

Pero no. Si blanqueaba eso en medio del hollín, tal como reconoció Menem, no lo votaba nadie. Y eso es lo único que les importa.

O seeea, Macri, tan político, oportunista y versero como cualquiera que aspira al máximo sillón, dijo al ritmo de Gilda (y no una sino miles de veces):

“Si antes comíamos flan, ahora vamos a poder ponerle dulce de leche los 12 juntos y en equipo porque sí se puede!. Y lo vamos a comer todos los domingos mientras miramos fútbol gratis o leemos en Clarín cómo llegan los inversores de Danone para construir la planta de crème brûlée más grande de América porque ahora sí el mundo confía en nosotros. Y el derrame de pintura amarilla de Alba nos va a hacer olvidar de las llamas en 6 meses. Y como la inflación no es un problema, vamos a poder reponer también todos los muebles destruidos incluyendo la heladera para stockear todos los postres que nos gusten, porque podemos vivir mejor!!!.

 

Clarita la diferencia ¿no?.

La cuestión está en lo que se dijo. Eso es lo que le quita lógica y razón a la “metáfora” de Casero, que la usó como si Macri hubiera sido honesto planteándonos lo que ejemplifico arriba.

No gordo, así contado no es ni gracioso. La realidad habla. ¿Y qué nos dice?. Que el político sólo piensa en su conveniencia, en cómo llegar al poder. De hecho ahora, los de un bando tendrían que estar preocupados por cuántos años de cárcel les corresponden por la década robada y los otros, ocupados en ver cómo salir esta debacle económica. Pero no!. Mientras unos están pensando cómo hacer caer al gobierno y rearmar el peronismo, los otros piensan cómo tapar la realidad y si Cristina conviene adentro o afuera para el próximo año. ¿Lo ves?.  El país es un caos y los tipos proyectan cómo ganar las elecciones del 2019!!!.

Es la misma hipocresía de ambos lados de la grieta (o de los que quieras incluir). La misma hipocresía de los senadores que votaron en contra de la despenalización del aborto sólo por cumplir lo que pidió el de arriba (sea presidente, gobernador, iglesia, logia…) y defender su cargo.

Y la gente, como siempre, en el medio, creyendo que algo “gana” estando de un lado o del otro del puente de Génova.

No te creas pollito pillo si te quedaste en el flan Casero…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>