La absurda grieta discursiva…

 

 

Las acusaciones entre macristas y cristinistas son tan «racionales» como si Coca y Pepsi se cuestionaran entre sí su contenido calórico…

 

Realmente no dejo de sorprenderme por la «ingenuidad» (por ser elegante…) de ambos lados de la grieta.

Hace unos días, los oficialistas le pegaban a Cristina por aparecer junto al PJ siendo que es de otro partido, al que incluso había criticado.

Ahora, viralizan el “hallazgo” de que Alberto trataba de deplorable al mandato de su flamante vice (al que fue difícilísimo encontrarle algo virtuoso).

Hasta llegan a festejar con “revolucionada alegría” la suposición de que esa contradictoria mancha beneficiaría la reelección del presidente actual.

 

Desde afuera se puede inferir que ignoran (o prefieren correr) que la crítica es del mismo tenor de lo que decía Carrió de Macri antes de formar Cambiemos. Tal como hizo Alberto, Lilita no se guardó nada y acusó a su socio de contrabandista y evasor, declarando entre otras cosas: “La Argentina sabe quiénes son los Macri, qué hicieron con Correo, con las cloacas, con Sevel… Si la gente quiere votar a alguien que formó parte del saqueo…”

 

 

Y esto es un agregado post.

Después de 3 años y medio de demonizar a los peronistas por los 70 años de fiesta, el populismo y el choreo, Macri pega el manotazo de ahogado hacia… el PERONISMO!!!

Elige como compañero de fórmula a Pichetto, jefe de banca desde Menem hasta Cristina!!!, y quien hasta el día anterior estaba armando un frente opositor.

Esto decía Macri hace unos años sobre el vice que ahora es la «salvación» para sus aspiraciones de reelección…

 

 

Por esta irracionalidad en la medida de la vara me pregunto (o le pregunto a los «grieteros»):

¿En qué quieren encontrar la diferencia tratándose de política?. ¿Tanto cuesta ver que son más de lo mismo o dos caras de la misma moneda?.

¿Algún día entenderán el papel absurdo que hacen defendiendo a personajes que sólo rosquean, panquequean, corrompen (y decenas de etcéteras) sólo a los fines de sus intereses personales?.

¿No se cuestionan que si a los políticos les interesara el país estarían sin poder dormir y tomando Rivotril tratando de arreglar esta crisis vergonzante y no las 24 hs especulando, armando alianzas, para ganar una elección y repartirse cargos?.

O sea, se los vería sin respiro TRABAJANDO POR ARGENTINA y no haciendo encuestas cada 2 minutos, lobby para el rejunte o craneando un slogan de cuarta para volver o mantenerse en el poder.

Y lo curioso es que los grieteros repiten el argumento que les bajan con idéntica forma, tal como es el echarle la culpa de todo a los 70 años de peronismo o decir que Macri es la dictadura, entre tantísimos ejemplos.

¿Quién les pasa letra?. ¿Marcos Peña? ¿El muchachote que regentea un obsceno ejército de trolls y encima lo niega o lo pone en espejo señalando a sus adversarios?. ¿Durán Barba?. ¿El pseudo gurú de marketing que les hace creer que ganar elecciones con frases de autoayuda es igual que resolver los problemas históricos de un país en decadencia?. ¿El propio Alberto Fernández?. En fin…

Es evidente que los fanatismos por uno y/o odios hacia los otros acribillan todo poder de análisis, memoria y coherencia.

 

Incluyo a partidarios “intensos”, periodistas y medios militantes y todo aquel que, según parece, no se toma ni el trabajo de chequear por YouTube…

Ojalá dejaran de discutir, dejarse manipular y ser funcionales al juego de otros…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>