El curro evangélico en la política…

 

Sabemos que existe, pero… qué fuerte es verlo todo junto. El informe de PPT “El voto divino” (23/6/19) trató sobre la influencia de las iglesias evangélicas en las elecciones y la puja por los cargos públicos.

 


 

Sería un milagro que yo no hubiera escrito algo al respecto después de semejantes evidencias sobre chanchullos que se venden como “normales” y encima están ligados al mundo «marketinero». ¿O creerán que están haciendo otra cosa que no sea negocios?. ¿O será que creen que Dios les perdona todos los pecados por sólo decir que tienen buenas intenciones?.

 

En fin, en esta nota (poco misericordiosa) vas a ver hasta un ejemplo local de la intromisión evangélica en el poder público en pos de sus intereses comerciales.

 

Desde ya aclaro: no critico la fe como acto personal. Cada uno (ni hace falta decirlo) tiene derecho a creer en lo que se le antoja o le hace bien, y por supuesto practicarlo, ya sea en su casa, en el templo, en la montaña o en el campo del retiro espiritual, solo, en grupo o con los amigos alienígenas de Patricia Sosa. El tema es cuando se pretende sacar la religión del ámbito privado para meterlo a cualquier costo en la gestión y decisiones del estado público. Eso no tiene nada que ver y no sólo me parece un disparate para nada respetable sino que lo repudio totalmente.

 

 

 

El reino del doble discurso…

 

De arranque no les cierra el cuento para aportar algo creíble en pos de las necesidades de la comunidad toda. Aunque como está hoy la política argenta, capaz son el matrimonio perfecto…

Parten de varios conceptos tergiversados en relación a la LIBERTAD y la HONESTIDAD. Cito ejemplos. Como todos los fanáticos religiosos, creen que “deciden” por sí mismos cuando en realidad son esclavos del dogma y sólo responden a lo que viene preestablecido (décadas o siglos). Rematan cualquier afirmación con un “amén” a coro como si fuera una verdad absoluta. Es más, cantan “Libre soy” cuando se limitan a repetir un relato y encorsetarse dentro de un inapelable mandato.

Como en cualquier credo, los evangelistas no son libres ni en sus actos ni en sus pensamientos. De hecho, no ponen en duda lo que les predican porque la fe no se analiza, debate ni cuestiona. A propósito, ellos pueden juzgar y demonizar al que los critica pero vos (que no compartís el culto) no te podés meter con el pastor ni su iglesia porque Dios te castiga. Como si el pastor fuera el mismísimo Dios!. Un delirio.

Son tan influenciables que hasta testimonian ante las cámaras de Lanata: “Si el pastor dice voten a tal, van y votan”. Tal como leés. Los mismos pastores confiesan que la gente va desesperada 3 días antes de las elecciones a consultarles la decisión. “Somos como los papás”, resumen con orgullo.  Libre albedrío que le llaman…

Ni hablar de los más sectarios como la Iglesia Universal brasileña (la pro Bolsonaro) que forma “gladiadores del altar”. Imaginate la libertad que tienen los pibes que hasta marchan a ritmo militar ante la arenga del supremo.

El doble discurso o moral se nota más en el plano económico, donde a los líderes les cuesta disimular o mantener el bajo perfil. “El cristiano piensa en el prójimo y no en llenarse los bolsillos”, dijo un fiel que parece no haberse enterado que la mayoría de los pastores (“Cash” Luna, Joel Osteen, Marcos Witt y tantísimos más entre los referentes internacionales) son magnates con fortunas de millones de dólares, mansiones en Beverly Hills, Texas o Miami, aviones, yates, canales de TV, bancos, escuelas, cadenas de tiendas, salones de fiestas y hasta con guardaespaldas como verdaderos rockstars. Ah, cierto, también están los más “austeros” apenas interesados en cambiar su casa, tener jacuzzi, auto importado y el iPhone último modelo. Tan coherentes como el hippie con OSDE.

 



 

Y no me privo de comentar el colmo que mostró el informe de Lanata. Los evangelistas de Rosario usaron el aborto como excusa para votar a Amalia Granata. La ferviente “pañuelo celeste” es un ícono que milita (con la credibilidad de Milita Bora…) por la vida, los valores y la familia. Sí sí, la que se hizo famosa por ventilar que se encamó con Robbie Williams cuando el sexo oral es antibíblico según la religión que la arenga, la misma que cree que algunos tienen el semen ungido por el altísimo. Coherencia, ruega Wanda Nara que está más cerca de Dios, bueno, del Vaticano porque vive en Italia…

Se escandalizan con la educación sexual o el abordaje social del aborto, pero son capaces de decir y hacer estas aberraciones…

 

 

El curro de la fe…

Tartufo de Moliere es una obra del siglo XVII que critica la hipocresía de los líderes espirituales que se aprovechan de los inocentes que creen en su palabra. Manipuladores conscientes del poder que tienen en las mentes indefensas.

Leí en una investigación que desde México hasta Argentina el continente se ha vuelto un criadero de apóstoles que dicen que Jesús los se les manifestó sobrenaturalmente en sus casas. Ah sí sí, el pastor Hurtado de Chile tuvo una visión después de 40 días de ayuno en una cueva, y… terminó con una red de trata. Puede fallar…

Insólito. Ellos mismos te cuentan que fueron elegidos por… ellos mismos. Legitiman el auto-llamado y la auto-designación. Con ese criterio, tal como dijo un testimonio en el programa de Lanata, cualquiera puede ser pastor. Es un culto “cuentapropista”. Por eso se explica que en Rosario por ejemplo, haya hasta 10 iglesias en 4 cuadras. ¿Por qué deberían ser distintas si la fe es una?. ¿Será que cada pastor hace su negocio y atiende su kiosco?.

Entre esos muros donde la caradurez no tiene techo, hay cientos de historias con falsos milagros. Quizás el caso más bizarro es el de una anciana en silla de ruedas a la que sanaron primero en Brasil y luego en Paraguay. La misma vieja y el mismo teatro durante 6 años. Pero siempre van por más. Y es imperdonable cuando se meten con enfermedades terminales. “Jesús curó a una señora que estaba llena de cáncer” dijo el pastor Petrecca en su propia Catedral de la Esperanza. Sí sí. Acá en Junín. Sí sí, el hermano del intendente. Lo dijo y está grabado. Una calamidad propia de quien tiene la enfermedad incurable de la ignorancia (o la falta de vergüenza).

 

Y ya que mencioné la iglesia de los Petrecca, muestro las pruebas de algo que pasa los límites de la decencia. En 2016, organizaron un congreso aplicable a ámbitos laborales y empresas. ¿El objetivo?. Usar el poder del reino celestial para que Dios sea glorificado en ellos!!!. Y lo escriben públicamente!!!. Mejor que un psicólogo no lo lea…

Así, y en pleno ejercicio de su mandato, el intendente Petrecca no sólo lo promocionó sino que dio “cátedra” bajo un lema revelador: “Que se conviertan ellos a ti y no tú a ellos”. (Te influye para que pienses y obres como él, no sea cosa que se tenga que poner en tus zapatos). Ahí es donde el jefe de Junín entrenó su empatía y sensibilidad social para escuchar a los vecinos… ¿Viste qué altruismo y vocación de servicio?. Impresionante.

Lo mismo hizo el “Carnegie Dale” de la familia. El Edu parece que tiene una empresa muy «democrática y horizontal»… Un modelo digno de un benchmark en RRHH…

No sólo eso, en el canal oficial del Gobierno de Junín en YouTube, aparecieron, seguro “involuntariamente” por gracia divina, algunos videos de los sermones del hermano en la catedral familiar. Si esto no es oler tufo a trucho ¿qué es ser trucho don Tartufo?.

Serán acciones inimputables para la ley, pero condenables desde todo punto de vista racional y profesional.

 

 

El curro de la política…

La palabra curro empieza con el diezmo. Esa ofrenda que dicen que es para Dios pero la cobran ellos!!!. (Si son apoderados auto-designados de un mundo virtual capaz acepten bitcoins…).

Es más, dicen que la Biblia promueve que los pastores hagan templos bellos y grandes para él. Así, cualquier ostentación que se construya está justificada. ¿Te lo digo de otro modo?. Abusan de la fe de los devotos convirtiéndola en tremendo negocio.

Pero no les alcanza. Creen que deben llegar al poder público porque la religión es para toda la sociedad. ¿Perdón?. En todo caso será para la parte de la sociedad que quiere escucharlos. (Las cruzadas terminaron hace 700 años…).

 

Hacen campaña en los templos a través del sermón y los pastores reciben funcionarios. El informe de PPT mostró a Macri y Vidal. Si oran ellos o por ellos está bárbaro como buena vibra o buenas intenciones, pero no tiene ningún efecto en los aciertos de gestión. Sin embargo, los fieles confunden todo y se empecinan en imponer sus errores. En el último balotaje, hasta hicieron vigilias para que el resultado fuera la voluntad de Dios. Ah, capaz que el resultado debería ser congruente con la propuesta laica más sesuda y viable ¿no?.

Puertas afuera, despliegan un “trabajo territorial” llevando el “mensaje” a los barrios humildes donde dan contención a los más vulnerables. Ayudan a adictos, a presos y también lavan culpas de muchos sueltos… Y los políticos reconocen el caudal de votos que eso significa. O sea, cumplen la función de punteros. Y después dicen que no hacen clientelismo…

Conscientes de su expansión, creen que les corresponde un “cupo evangélico” o celebran al “pastor diputado”. Es gente que evidentemente NO ENTIENDE o NO LE CONVIENE ENTENDER. Diputado debería ser el que llegó por su vocación, preparación y/o experiencia en servicio público y que, además, claro, tiene una vida, que puede incluir, como en cualquier persona con intereses en el ámbito PRIVADO, ir al gimnasio, ser fanático de un grupo de rock o equipo de fútbol, ser rotario, vegano o cristiano. Pero nada de eso debe primar o interferir en su rol público en pos de la comunidad toda.

Un gobierno debe atender por igual a ateos, divorciados, mujeres solteras que quieren procrear, gays, travestis, transgéneros o pibas que hayan decidido abortar. A TODOS les tiene que dar trato y soluciones porque es obligación del estado, le guste o no. Pero si los evangélicos son incapaces de entender y aceptar las emociones humanas más básicas ¿cómo pueden tomar decisiones equitativas y eficientes en los  temas más complejos de la sociedad actual?. No resisten el menor análisis.

 

Resumiendo. Los evangélicos no quieren llegar al poder del estado para obrar en beneficio de todos. Quieren hacerlo para seguir ampliando su radio de acción, para seguir evangelizando y haciendo crecer el diezmo.

Y qué decir de los papelones. Vale recordar el famoso caso del pastor Guillermo Maldonado cuando en 2006 “decretó” que su esposa sería presidente de Ecuador porque así estaba establecido desde el cielo… ¿Y?. Fue reelegido Rafael Correa y ella salió última.

Obvio que también tenemos casos autóctonos. Ej: cuando ni el escenario se bancó la “bendición presidencial” del diputado Olmedo. O cuando Gildo Insfrán calificó de ignorantes a los que no creen que es el “elegido de Dios”. Sí, esos “señores” son evangélicos, muestra contundente de que la religión no cambia, mejora ni limpia a nadie. A propósito, algo que no me canso de explicar cuando los trolls o simples feligreses “argumentan” que su candidato es bueno y honesto por ser cristiano, como si el pertenecer a una religión les diera inmunidad o fuera garantía de algo. Lamentablemente hay muchos que sostienen esta falacia bruta.

Creer que pueden ser buenos o mejores por el solo hecho de adherir a un credo es tener un pasmoso nivel de IGNORANCIA sobre la condición humana. Las creencias no te hacen mejor o peor persona. De hecho Hitler y Stalin (hasta Arquímedes Puccio!) eran cristianos. O sea, los pastores, por más título que se auto-adjudiquen, pueden estar conectados con políticos corruptos, lavadores de dinero, contrabandistas o narcotraficantes. Una iglesia evangélica puede estar exenta de impuestos, pero no de la posibilidad de encontrar en ellas desde un antro pedófilo hasta una riña de gallos. Como puede pasar en cualquier ámbito que involucre personas de carne y hueso.

 

CONCLUSIÓN:

Lo haga Vidal, La Cámpora, Insfrán o Petrecca, la religión mezclada con la política es un CURRO. Que existan iglesias justicialistas o escuchar cosas como “Por Jesucristo, por Perón y Evita” es una INMORALIDAD.

Sea de la religión que sea, pretender la comunión entre el acto privado e irracional de la fe con la gestión pública y concreta de un gobierno, es una TRUCHADA de dimensiones que ni Dios puede calcular. Votantes, sépanlo de una vez.

#IglesiaYEstadoAsuntosSeparados

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>