Carta abierta al NUEVO intendente…

 

Hola Pablo Alexis:

No sé cómo preferís que te llamen ahora. Si soldadito de Kicillof o de la gobernadora que tanto luchó contra las mafias pero dejó volver a La Cámpora. Por mí, el “honor” que más te guste.

Lamento señalar de entrada que siempre tendrás la mancha de pertenecer a un espacio político que, gracias a su estrepitoso fracaso económico, permitió el regreso de Cristina al poder. El que perdió una oportunidad histórica de superar el pasado y enterrar en las bóvedas tanto daño.

Respecto a lo de “NUEVO” intendente es porque doy por descontado que algo habrás aprendido en estos 4 años para no repetir errores zonzos. Igual no te preocupes, que haré de ayuda memoria.

Bueno, ahora sí, terminado el cotillón para la tribuna del domingo, pasemos “al momento Sprite”, o sea, a decir las cosas como son…

 

¿A quién le ganaste? decía mi viejo…

 

No me di el gustazo de escucharte, pero apuesto a que andás por todos lados diciendo a pecho inflado que la gente “valoró tu gestión” y la sarasa que, claro, no inventaste vos sino que copiás del manual de politicún argento. Y los que adhieren «orgullosos» son, básicamente, 3 grupos:

1-Tus familiares y amigos (a los que les cambiaste la vida en ceros!)

2-Los que tienen algún interés político o económico (negocios, cargos, favores, etc)

3-Los medios a los cuales comprás con pauta (y te publican los títulos como vienen).

Pero como el ex presidente alardeó durante toda la caravana con valores como «la verdad», supongo que apreciarás enormemente saberla sin los sesgos anteriores.

Y la verdad es que ganaste por 3 motivos:

1-Del otro lado tenías a Meoni, un candidato que, según vos y tus secuaces, fue de lo peor que tuvo Junín en las últimas décadas. El que fundió Grupo Junín, tuvo funcionarios condenados y con papeles más que ‘blancos’ por las oficinas municipales y que te dejó 2 chatarras como todo inventario. No lo digo yo, es lo que ustedes se encargaron de repetir desesperados por todos los medios. ¿Entonces?. Le bajaste tanto la vara a tu oponente que le pusiste ese paupérrimo valor a tu “victoria”. Porque ¿cuál es la virtud de ganarle a semejante lastre?.

2-“Lógicamente por supuesto”, sumaste los votos cautivos que te aporta tu iglesia familiar. No hace falta que explique la “racionalidad” que tiene el fan religioso para “evaluar” una performance de gobierno.

3-El día previo a la veda, te ca—– en todo lo que habías dicho sobre «no repetir los vicios de la vieja política» y repartiste a mansalva un «tinder» trucho de boletas. Más precisamente, te colgaste de Lavagna!!! para confundir a la gente que tenía pensado votar a Consenso Federal. Sí sí, tu caripela metida de prepo en un celofán que no era el tuyo. Y encima le echaste la culpa a tu socia de «jugarreta», la cual, encima! dijo que lo habían hecho porque todos lo hacían. Se viralizó en segundos. Bochornoso.

En fin, un triunfo muy loable… Qué duda cabe!!!

 

Dime si sos reelecto y te diré…

 

Seguro te creés que la reelección reafirma liderazgo o vaya a saber qué fantasía. Dejame que te recuerde que a Meoni, el mismo de las 2 chatarras y todo el prontuario que nos contaste “horrorizado” con tu equipo, lo reeligieron 2 veces!. Si usás la misma lógica que en tu caso ¿quiere decir que la gente reconoció/valoró ese nivel de gestión?. Ah, nooo, capaz Junín tuvo una invasión alienígena y ahora sí los votantes supieron diferenciar!. Como decía Marcos Aguinis, dejo el teclado para agarrarme la panza de la risa…

Argumento indefendible el del doblete. Desde Menem hasta Cristina fueron reelegidos. Es más, gobernadores con la «honestidad y valía” de Capitanich, Alperovich, Insfram y hasta Alicia Kirchner y hasta intendentes abusadores o narco intendentes como el de Paraná gozaron de tu misma “bendición”: la gente los eligió 2, 3 y varias veces más.

Ves, la cucarda del mérito en política no cierra por ningún lado. Sólo funciona para tus aplaudidores a los que les conviene que sigas por algún interés.

 

¿Revalidando «lo qué»?

 

La política es un negocio tan sucio y mediocre que a nadie con dos dedos de frente le podés hacer creer que un voto legitima capacidad intelectual o moral del vencedor.

Todo es según quién lo mire. Para un feligrés podrás tener una supremacía cuasi divina. Para una ciudadana de a pie como yo, tu cargo tiene menos autoridad que Miguel del Sel como Embajador de Panamá… Mirá cómo será que no ameritó ni que fuera hasta la urna del Marianista a ponerte un voto en contra…

A propósito, en el caso de la prensa que tenés fuera de control ¿de qué te sirve el poder?. Absolutamente de nada. En mi caso, por ejemplo, seguiré poniendo la lupa en lo que me apetezca con la misma libertad y firmeza que lo hice hasta ahora. Si sos un pichi o estás sentado en el sillón de calle Rivadavia, da lo mismo.

Para tu suerte hay temas grosos que no son de mi incumbencia. Así que tranca que no me voy a meter con testaferros ni fortunas sin honra. Mi área no es la financiera, ni la penal ni siquiera la chimentera. Es el relato, la propaganda, el marketing, la comunicación en todas sus formas. Puedo investigar desde una promoción o curso trucho (como fueron las cebras peatonales o el congreso para influir con el evangelio en los cargos públicos), hasta irregularidades en acciones municipales relacionadas con los comercios o espectáculos artísticos.

 

Efecto boomerang…

 

Espero que de la experiencia también hayas aprendido que la peor estrategia para callar críticas es la intervención cobarde de tus trolls (como los más de 10 que me mandaste y/o avalaste durante estos 4 años vía Facebook).

Sugiero que tu tropa esté avisada sobre la conveniencia de proceder como corresponde. O sea, cuando algún involucrado quiera hacer un descargo debe dar la cara con nombre y apellido. Pues, ante el primer anónimo, en forma pública o privada, que yo reciba con agravios o similares, sabés que no me va a temblar el pulso para mostrar lo que tenga que mostrar. Sí, es una advertencia.

Capaz que a vos te importe un soto. Cumpliste tu principal objetivo de quedarte 4 años para «seguir haciendo» negocios y guita fácil rodeado de obsecuentes que comen de tu mano. Pero igual quiero dejar constancia para que después no haya sorpresas ni reclamos de terceros ante lo publicado.

Es tu responsabilidad no exponer a gente inocente que puede quedar pegada producto de tus actos. ¿Un ejemplo?. Cuando le pagaste de bajonazo (con dinero público) los viajes a Europa al ballet de tango de tu secretario de gobierno (Beligni), hiciste que se vieran perjudicados en el escrache los que quizás no estaban al tanto de tu “arreglo entre bambalinas”.

Si lo vas a hacer, sé más prolijo Pablín. Y si no, a llorar a la iglesia.

 

Tremendos «valores»….

 

Mención aparte para tu folletín de campaña donde, entre otros “logros”, promocionabas un “Código de Ética” que establece principios, conductas, deberes y prohibiciones a quienes desempeñan cargos y funciones dentro del municipio. Una duda: ¿ahí entra por ejemplo el director de turismo contratando a su propio grupo de rock para actuar en la laguna?. Pero qué bárbaro!. Tu concepto de ética es más flexible que Gopi Krishna!!.

A propósito, muchos deben estar re contentos de poder seguir 4 años más trabajando “ad honorem”. La pucha, ese privilegio no se consigue en cualquier parte!.

Para ir terminando… Y ya que andabas sacándote fotos modo “Torcuato Ferreyra senador” (sólo para entendidos…), mirá cuando tus pibes te pregunten: “Pa ¿dónde estabas en octubre de 2019?”.

Si vas de frente con la transparencia como tanto pregonás, es muy obvia la respuesta: “Haciendo ‘patria’ colgado de un pelado (léase Lavagna…), repartiendo chapas y bolsones de comida (como cualquier puntero de la vieja política) y hasta vendiendo choripanes en la cantina de un club para que se viralice la selfie y me voten como sea. Esa es la verdad, que, si no se las contás, igual la van a descubrir en el futuro por la web. Uy, qué feíto.

 

A estudiar aunque sea en la pública…

 

Por último, esta es otra sugerencia totalmente gratis. Ya que en 4 años no pudiste (quiero pensar que era tu intención pero no tuviste tiempo…), en este mandato anotate en algún cursete de dicción y oratoria. Obvio que no es ningún pecado hablar mal y sin contenido, pero sí es una falta de respeto a la audiencia pretender usar a diario esos recursos cuando no los tenés por naturaleza. (Dios no te favoreció en el reparto, dicen los malos…). Ej: yo soy pésima en matemáticas y por eso mismo jamás se me ocurriría andar como Paenza resolviendo cálculos en público. El sentido de la ubicación no te dará votos pero te aseguro que te hace más digno y te evita papelones innecesarios. Conclusión, menos chupines y más libros. Y si no te da (el presupuesto de tu modesto sueldo meritócrata…), para algo existen los voceros. De onda. Fijate.

Bueno, nada más por ahora. Adelante con las obras del centro de vigilancia y ojo con los chanchullos garketineros donde estás bajo radar. Repito, si es que te interesa no provocar efectos colaterales y salpicar gente en el camino. Ojalá que como “nuevo intendente” algo te haya servido de lección y cuides un poquito a los que no tienen la culpa de tu torpeza. Y si no, tendrás que hacerte cargo ante los que se quejen. No tenés demasiadas opciones. Ya comprobaste que matar al mensajero no se pudo ni se puede…

Saludos!!


PD: te toca pagar el timbreo, digo el timbrado…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>