La devaluación de la palabra…

 

 

VIDEO EXCLUSIVO

 

 

Todos hablan del dólar imparable y la caída del peso. Pero la cuestión arranca mucho antes.

Es la palabra la que perdió valor y ahí está el punto de partida de lo que hoy tratan de explicar los economistas. Estoy convencida que esa es la causa de todos los males que vienen como consecuencia natural y previsible de una comunicación superficial y mentirosa.

 

Como dijo Macri, es cierto que la sociedad debe madurar. ¿Para aprender a gastar menos?. Seguramente. Pero antes, como primer e imprescindible paso, los que votan deberían saber escuchar y hacer valer todo lo que se dice en campaña, para que los políticos se hagan cargo de sus promesas y tengan sanción si no las cumplen. Sólo así, quizás, Argentina pueda empezar a soñar con, algún día, recuperar un poooco de normalidad.

Los que me siguen saben que no fui, soy ni seré de ningún partido político. Pero soy comunicadora y sé el peso que tienen las palabras que se dicen y las consecuencias que deben (deberían) tener las cosas que faltan a la verdad.

Hasta al champú Tío Nacho le cobran multas millonarias cuando promete un resultado sobre el cual no existe evidencia científica. Literalmente, le hacen pagar caro cuando no puede demostrar su capacidad para lograrlo.

¿Por qué debería ser distinto para un gobierno?. ¿Por qué debería “perdonarse” la mentira de un presidente que tiene a su cargo parte de la vida de 44 millones de argentinos?.

Dicho de otro modo. Un champú mentiroso, cuanto mucho, hace que se le caiga el pelo (el mismo que se le iba a caer por la ley de gravedad) al que lo compró sin obligación alguna. Pero un gobierno mentiroso tiene efectos nefastas sobre niños, abuelos y cualquier persona que pueda padecer los problemas en el sistema de salud, educación, transporte, etc. Esto, aunque no lo haya ni votado.

Entonces…

Me opongo terminantemente a la irracionalidad del “dejarlo pasar como normal”, (total, todos los políticos lo hacen…), a este delirio que no puede encontrar otro defensor que no sea un cómplice.

Robarse medio país es tan perverso como robar el poder en base a engaños para seguir devastándolo desde el plan de garketing más idiota de la historia. Desde ya que es otra dimensión y penalidad del delito, pero el grado de hipocresía y negación es igualito.

En el video en formato podcast vas a ver ejemplos con los que siempre me quedo corta… Es que la estrategia de los amarillos es muy obvia. Se ve mucho la costura.

Ahora dicen “basta de soluciones mágicas” cuando fueron ellos mismos los que prometieron “pobreza cero” en un país saqueado y con una herencia de más de 30% de pobreza estructural.

Ahora dicen “no podemos gastar más de lo que generamos” cuando fueron ellos los que desde el primer día aumentaron los ministerios, inventaron cargos inútiles y hasta gastan 200 millones por mes en su delictiva y patética red de trolls.

Ahora dicen “la gente no puede pedir flan porque la casa estaba incendiada”, cuando ellos mismos prometieron que íbamos a comer flan con crema ya que íbamos a vivir mejor y hasta con alegría porque juntos sí se puede!.

Ahora hablan de recuperar confianza y credibilidad cuando nunca pidieron una disculpa por las promesas no cumplidas que quedaron en evidencia como meros espejitos electorales.

Como dice el Dr. Manes (que para variar, Cambiemos usa sólo para la foto) lo que nos diferencia de los países serios es la sanción social. Coincido. Mientras no tomemos conciencia de la gravedad de celebrar el reino del revés, no tenemos salida.

Pero además de la condena posterior, los candidatos deberían pasar un filtro al postularse, tal como ocurre en cualquier trabajo donde te miden la aptitud. Sin esto, o sea, tal como pasa hasta ahora, se trata de otra irracionalidad.

¿Quién definió que para atender un call center de un banco alguien debe superar una batería de tests psicológicos y para ser el “piloto de tormentas” de un país en caos basta con que su paracaídas tenga más colores que los del resto?.

 

CONCLUSIÓN:

 

De ningún modo acepto que una mentira “pase” como normal. Mucho menos, que un relato se dé vuelta con total hipocresía para justificar o no asumir lo propio. Ej: según al último discurso del presidente (si eso se puede llamar discurso) no sólo el contexto mundial sino hasta los ciudadanos son ahora los culpables por no colaborar o no acompañar con el esfuerzo…

No perdono que usen la palabra Marketing para definir un plan hueco cuyo fin es la manipulación de una masa superficial y distraída.

No banco jamás la decadencia.

Me cansé. Me enojé. ¿A quién le importa?. No me importa. Sólo me propongo dejar testimonio perpetuo en las redes de una oportunidad histórica que otra vez perdimos.

#BastaDeMentiras #FinDelRelato

 

La huevada del flan Casero…

 

(En este solemne acto culinario de pedantería infantil, empiezo la nota del Día del Niño agradeciendo a mis maestras que me enseñaron a desarrollar la mirada amplia y crítica y no comerme lo primero que me pongan en la mesa por más tentador que parezca. Por ellas, no estoy hoy “a punto caramelo” de la estupidez humana con el episodio del flan Casero…)


 

Resumidito porque ya lo sabés.

El gordo Casero estuvo con Fantino y “pegó” la “metáfora” más viralizada de la semana. Explicó la incoherencia del gobierno anterior en reclamar a éste siendo que tiene que encargarse de los quilombos heredados.

 

El mensaje fue festejado en la redes como quien acierta un huevo de codorniz en el tercer ojo y muchos aplaudieron el “guiño” de Macri sacándose una foto con el vengador postre lácteo.

 

Para variar, el “análisis” siempre se engancha y queda atrapado en la precariedad de la política. El M cree que se mandó el gran chiste y se ríe del K. El K seguro contesta con algún insulto o redoblando la negación del escándalo del lava jato.

Valga la paradoja, unos huevones en ambas canastas.

Celebro tener la capacidad para mirar de afuera y en perspectiva, usando las herramientas de comunicación para proponer el foco sobre las palabras. Se puede compartir o no mi sentido común, pero nadie puede decir que está viciado de ideología o interés partidario (muy imbécil el que quiera sostener eso sobre una persona que ni siquiera vota hace 9 años!!!).

¿Cuál es el punto?. EL DISCURSO.

Ejemplo concreto:

Ante la pesada herencia (cierta, le pese a quien le pese), un tipo SERIO y RESPONSABLE debió decir:

“Señores, acá pasó una catástrofe y hay que poner prioridades. Hablemos clarito: la casa se prendió fuego, mejor dicho, los inquilinos anteriores la prendieron fuego!, y no sabemos cuánto nos va a llevar volver a ponerla en condiciones habitables. Por si fuera poca saña, aprovechándose de la desgracia de todos nosotros, se llevaron hasta la lata con los ahorros que teníamos enterrada en el patio. Para colmo, ni el clima de afuera nos ayuda a sacudir las cenizas. Así que tenemos que ser conscientes del sacrificio y acompañarnos hasta que, no sin esfuerzo, recuperemos la normalidad. No sabemos cuándo, pero si cada uno hace bien su parte, será tan pronto como nos merecemos. A trabajar duro para levantar la nueva casa!”.

 

Pero no. Si blanqueaba eso en medio del hollín, tal como reconoció Menem, no lo votaba nadie. Y eso es lo único que les importa.

O seeea, Macri, tan político, oportunista y versero como cualquiera que aspira al máximo sillón, dijo al ritmo de Gilda (y no una sino miles de veces):

“Si antes comíamos flan, ahora vamos a poder ponerle dulce de leche los 12 juntos y en equipo porque sí se puede!. Y lo vamos a comer todos los domingos mientras miramos fútbol gratis o leemos en Clarín cómo llegan los inversores de Danone para construir la planta de crème brûlée más grande de América porque ahora sí el mundo confía en nosotros. Y el derrame de pintura amarilla de Alba nos va a hacer olvidar de las llamas en 6 meses. Y como la inflación no es un problema, vamos a poder reponer también todos los muebles destruidos incluyendo la heladera para stockear todos los postres que nos gusten, porque podemos vivir mejor!!!.

 

Clarita la diferencia ¿no?.

La cuestión está en lo que se dijo. Eso es lo que le quita lógica y razón a la “metáfora” de Casero, que la usó como si Macri hubiera sido honesto planteándonos lo que ejemplifico arriba.

No gordo, así contado no es ni gracioso. La realidad habla. ¿Y qué nos dice?. Que el político sólo piensa en su conveniencia, en cómo llegar al poder. De hecho ahora, los de un bando tendrían que estar preocupados por cuántos años de cárcel les corresponden por la década robada y los otros, ocupados en ver cómo salir esta debacle económica. Pero no!. Mientras unos están pensando cómo hacer caer al gobierno y rearmar el peronismo, los otros piensan cómo tapar la realidad y si Cristina conviene adentro o afuera para el próximo año. ¿Lo ves?.  El país es un caos y los tipos proyectan cómo ganar las elecciones del 2019!!!.

Es la misma hipocresía de ambos lados de la grieta (o de los que quieras incluir). La misma hipocresía de los senadores que votaron en contra de la despenalización del aborto sólo por cumplir lo que pidió el de arriba (sea presidente, gobernador, iglesia, logia…) y defender su cargo.

Y la gente, como siempre, en el medio, creyendo que algo “gana” estando de un lado o del otro del puente de Génova.

No te creas pollito pillo si te quedaste en el flan Casero…

Memerrachos PASO 2017

Meme Peña

 

Meme Bullrich

 

Meme Macri

 

Meme Prat Gay

 

meme Patricia Bullrich

 

meme Duran Barba

 

meme Candela votos

 

 

PASO 2017. Espejismo, espejismo…

(Ver lo que quieren ver…)

Igual que la malvada de Blancanieves, los políticos hacen una lectura narcisista y tendenciosa de lo que pasa en la realidad.

 

espejo magico elecciones

 

 

No se dan cuenta porque están metidos en el circo. Pero de afuera no se ven ni graciosos.

Salen eufóricos a decir que “la gente” les reconoció el trabajo, premió el esfuerzo, eligió a conciencia o les hizo un mimo a la gestión (como se autoconvence el intendente de Junín interpretando lo que le conviene a su propio ego).

Petrecca falacia

falacia pro

Oigan!. Se trata de política!!!. Avísenles que si quieren medir sus verdaderas competencias o festejar en “serio” le están pifiando de ámbito.

Creerse “el premio” en un sistema donde no existen filtros ni para postularse ni para votar es, como mínimo, bastante bobo.

 

Partamos de la base que puede ser senadora una multiprocesada, diputada la mujer de Capitanich o intendente el abusador de Salta.

Cristina procesada

 

Por el mismo “derecho cívico”, puede ser votante un psicópata con cero empatía, un fanático religioso o el chitrulo con sexto grado incompleto.

Entonces:

¿De dónde se puede deducir más votos = mejor gobierno?

 

Falacia total.

La verdad es que hay de todo y en tooodos los partidos.

Si hablamos de Junín, algunos habrán votado porque les llegó el asfalto que esperaron durante mucho tiempo. Otros, porque les gusta el modelo empresario de Macri. Otros, porque quieren que no ganen más los ya malogrados Meoni y Traverso. Otros, porque son funcionarios partidarios, familiares o amigos de Petrecca. Otros, porque tienen intereses en común (cargo o beneficio a presente o futuro). Y muchos otros, porque son de la misma iglesia o fanáticos que sólo creen por la creencia misma.

Exactamente lo mismo se puede decir de los demás. Algunos votarán a Cristina porque tienen ideología popular. Otros, porque fueron ñoquis de La Cámpora y extrañan los 29. Otros porque les divertía el ojo de Néstor. Otros porque simplemente detestan que Macri sea millonario. Quizás hasta hayan votado a Leiva porque mastica los mismos chicles de fruta. Y cientos de posibilidades.

Además…

La política es un espejo de la sociedad que tenemos

Si la sociedad está en decadencia (y no precisa que lo diga yo), esa misma decadencia se va a reflejar en las urnas. Por lo tanto, lo más probable es que cada vez haya más proporción de voto ignorante, agrietado, superficial, volátil o líquido… como quede más lindo.

 

¿Por qué vamos a suponer que si la sociedad empeora en calidad y valores el electorado de esa misma sociedad está preparado para analizar capacidades y legitimar calidad de gestión?. Es irrisorio.

 

Es más, los políticos lo saben y lo usan. También saben que a muy pocos les influye los chanchullos que se manden.

Ej: como a un votante de Cristina no le importa Hotesur, Báez o Nisman, a un votante del cambio tampoco le importa Panamá Papers, el Correo o Maldonado.

 

CONCLUSIÓN

 

Cambiemos cree que por ganar con el 41 % en Junín “la gente” eligió la mejor opción. Con el mismo criterio se puede decir entonces que si Menem sacó más del 44 % en La Rioja, “la gente” lo premió por su inolvidable aporte a la Patria

¿Cuál sería la diferencia?. ¿Por qué un porcentaje habría que tomarlo para bien y el otro para mal?.

 

Menem Paso

 

Si asumen que el más votado es el de mayor mérito, hay algo que no estaría cerrando… (como el escrutinio definitivo…).

En estos casos habría que recordar una ley natural que se da en la educación, el deporte, el arte, las relaciones humanas, las empresas o la política:

“Lo bueno nunca es lo que abunda”

 

Los que se suben al éxito de las mayorías, deberían recordar que Donald Trump es presidente de los EEUU. De ahí para abajo, podés esperar cualquier cosa.

 


 

PD: Mañana te cuento la parte positiva de la elección juninense!