Muerte en la Laguna. Ni Dr. House se banca tanta hipocresía…

Dr-House-globo

 

Las promesas incumplidas están naturalizadas. Incluso, pueden ser vistas como algo menor dentro de las campañas políticas. En este caso, costaron una vida!!!. Por eso, y con más razón cuando yo fui de las primeras en tocar el tema y sacarle la ficha a Pablito Petrecca (intendente), hoy tengo el derecho adquirido de hablar, mostrar y dedicar conclusiones…

La semana pasada murió un empleado municipal en la Laguna porque, más allá de su cuadro, no hubo ambulancia ni médico tal como se había “comprometido fuertemente” Petrecca desde 2013, cuando se postulaba a concejal.

Este video es lapidario con la truchada que queda en evidencia al confrontar palabras con hechos.

Vas a ver:

-Un vocero oficial (Beligni) sin preparación alguna para el tema, que se limita a dar las condolencias y “contener” a la familia cuando, encima, es mentira!.

-Un concejal (Prandi) que no se sabe si es o se hace… el médico al afirmar que, aún con ambulancia al lado, la muerte era inevitable.

-Un comunicado de prensa (¿Meres?) que, después de 2 años de “gestión” y de promesas propias, le sigue echando la culpa a Meoni.

-Un intendente (Petrecca) que primero esconde y después, cuando se le va de las manos, hace el circo de “soy el primero que quiere encontrar responsables”.

En fin, vas a comprobar:

Las consecuencias, en este caso las peores, de no hacerse cargo de las promesas electorales “garketineras” (las que advertí hace más de 4 años en este mismo blog).

La falta de capacidad, seriedad y coherencia para comunicar un tema crítico desde un municipio.

Y sobre todo, mucha, pero muuuucha falta de vergüenza.

 

 

 


PRIMER ACTO: El silencio

(No digamos nada y hagamos que lo publiquen en el diario como cualquier otra tragedia, que si pasa, pasa…)

 

SEGUNDO ACTO: La mentira

(Salgamos a decir que llamamos a la familia de Mastandrea para darle las condolencias y todo el apoyo…)

 

TERCER ACTO: La justificación

(Digamos que no había nada que hacer, que si la ambulancia hubiese estado al lado, igual era irreversible…)

 

CUARTO ACTO: El desvío de la culpa

(Recordemos que Meoni había puesto la ambulancia de la Laguna sólo fines de semana y feriados…)

 

QUINTO ACTO: El acting de la responsabilidad

(Hagamos la denuncia para mostrar que buscamos a los autores de la negligencia…)

 

¿Cómo se llama la obra?

#YoTeAvisé

 

 

Derecho a réplica…

 

ideas-gratis

Señoras, señores, amigos, periodistas, familias, chicos, chicos más chicos… (dijo hace aaaños un delegado de Morse).

En este solemne comunicado, tomo respetuosamente las palabras Memoria, Verdad y Justicia para recordar que si algo de lo dicho en mis notas les parece falso, tienen el Derecho Humano de demostrarlo!.

Vale para todos y todas. Pero en especial para el que nunca explicó sus desaparecidos. Obvio que no hablo de los del 70 ni los del vuelo 370, sino de los 2 tipos disfrazados de cebras que originaron uno de los mayores “golpes” a la mentira de este blog.

(más…)

Petrecca: sigue el misterio…

Pablo-Petrecca-cebras-Malasia

Después de 5 meses de papelón, algunos (hay que ver quiénes…) todavía creen que el concejal Petrecca se compromete con el problema del tránsito…

 

Dijo que la suya era una campaña SERIA E IMPORTANTE. Pero una vez que lo votaron, que te ayude Intermed. Después dijo que las cebras volvían “cuando bajara un poco el calor”.

Habría que ver si mide en Celsius o Fahrenheit, porque en febrero hizo frío y nada. Volvió Riquelme. Volvió La Chiqui. Hasta vuelve la Fiesta del Pejerrey. Pero las cebras desaparecieron como avión malayo. (Si hubieran viajado por Maliyo no les salía “tan caro”….).

(más…)

Primicia!. Vuelven las cebras de Petrecca!

 

Petrecca-cebras-termómetro

Ah no?. Todavía tienen calor?

 

Si te lo cuento y no lo ves, parece un chiste. Como los “ortográficos” avisos de Bracchi, que varios pensaron que me estaba cargando. Y no, eran tan reales como esta historieta…

Recuerdo por si alguien se prende ahora. En octubre, con la excusa de mejorar el tránsito, Petrecca sacó a la calle 2 tipos disfrazados de cebras para hacer circo mediático durante 15 días. Pasadas las elecciones, nunca más.

Probé que sólo fue una acción para ganar votos. Puso el grito en el Facebook. Según él, era una campaña vial “muy en serio” que incluso está por retomar a pedido del público…

Como siempre, la realidad habla. Y dije que mes a mes te la iba a mostrar. Porque las cebras son un símbolo de cómo algunos hacen cualquier truchada y encima la cancherean creyendo que nadie se da cuenta… (o que todos se olvidan).

Pues acá estoy, cumpliendo lo prometido, justamente sobre alguien que no cumplió lo que prometió. 

Asnos acalorados y motoqueros de Harley para la foto. Parte de la letra fácil que me sigue dando este papelonero muchacho.

Querés reírte otro poco?

(más…)

Por qué no les creo. Una mirada “PRO Verdad” sobre el marketing político…

 

Qué puedo decir de la actualidad política que no se haya dicho?. Bastante, y como siempre, desde una visión diferente.

Muchos afirman que vender un candidato es igual que vender un producto. De hecho se aplican las mismas técnicas. Pero, desde ya aclaro, es el único marketing al cual no adhiero. Simplemente porque no es el mismo riesgo que te salgan húmedos los cereales para el desayuno, a que, en nombre de tu futuro, te represente un panqueque pegoteado a una massita…

“El mercado de la política es el único donde no sirve ser segundo. Hay que llegar primero y en un plazo perentorio. Por eso la tentación de ganar a cualquier precio es tan grande…”, dice Alberto Borrini, prestigioso periodista y analista publicitario.

O sea, a la hora de pelear un puesto, vale todo y están todos en la misma en pos de intereses personales. Eso implica perder coherencia y autenticidad. Y el buen marketing avanza cada día hacia lo contrario.

Aunque entiendo que la política es un mal necesario. Si no quién nos va a gobernar?. Un indio como quería Belgrano?.

Ante políticos tan cuestionados, hace muchos años, un diario yanqui inventó una cobertura innovadora de las campañas, donde la gente participaba criticando los avisos y estrategias de persuasión de los candidatos.

Si lo hacía el ciudadano de la calle, cómo no lo voy a hacer yo!, que es del tema sobre el que puedo hablar con mayor fundamento.

Síganme, que no los voy a defraudar!. (Anticipo que hoy “le toca” al Pro…)

(más…)