Por qué «sí se puede» defender la POBREZA…

 

Le reclamamos empatía al gobierno, pero… ¿y por casa?.

Como reconozco la importancia de ponerse en el lugar del otro, y dados los últimos datos del INDEC…

 

Trato de encontrar respuestas al siguiente interrogante:

¿Por qué con el 35,4 de pobres Macri y seguidores sostienen que SÍ SE PUEDE, que es el CAMINO CORRECTO o la BASE SÓLIDA PARA EL CRECIMIENTO y que defender este modelo de país es HACER PATRIA?.

 

Seguramente no es una sola razón. Incluso pueden ser varias y con distintas combinaciones. No me atrevo a decir cuál es la más recurrente. Apenas enumeré algunas para que sirva a modo de checklist

Repito, reconozco que puede haber muchas más. Ej: el Dr. Facundo Manes seguro explicaría perfecto cómo opera el fanatismo desde lo cognitivo. Ni hablar el Dr. Enrique De Rosa sobre… Bueno, no quiero irme más allá de mi básica intención de empatizar con el sujeto fascinado por la macrisis.

Una cerveza quiero tomar y así olvidarme… ¿de la ortografía?

Qué mal pinta para la Real Academia en la comunicación birrera local…

 

En una de las notas anteriores, en “ocasión” del acto 360 de Vidal, ejemplifiqué cómo la congruencia es vital en todas las expresiones de la marca.

Ahora propongo otro caso simple y concreto de la comunicación local. Fue una acción del mes pasado de la birrería anexa al restaurant céntrico Andi que también tiene sucursal en Villa.

LataBerna (juego de palabras mediante, el mismo nombre que tuvo un ochentoso bar de calle Belgrano frente a la Sociedad Italiana) cometió un error no forzado y absolutamente evitable en sus textos promocionales.

Antes, nobleza obliga, digamos que tiene un gran punto a favor con la personalización de sus latas.

Es un buen recurso ya sea como “newsjacking” (estrategia de comunicar según los eventos de la actualidad) o “memorabilia” (la gente los compra como objetos coleccionables).

Así existieron latas para celebrar desde San Patricio hasta fechas patrias. Y por supuesto, las latas con logo para posicionar la identidad de marca.

 

Hasta ahí todo bien. Mejor aún si sumamos su coherente impronta birrera tanto física como en las redes sociales: madera, chapas envejecidas, tonalidades ámbar, etc.

Peeero (ahí vamos al punto) el mensaje no es sólo visual. Hace años que insisto con esto porque es de lo más básico. TODO COMUNICA es un lema que tanto marketers como publicistas tenemos que tener siempre tan arriba como aquella espumita de Quilmes Imperial.

Lo que se dice con las palabras es tan importante como lo que sugiere una tipografía, un color o una línea estética de vanguardia.

 

Se ve que el mensaje era apto para un público distraído, porque nadie advirtió, al menos en los comentarios del posteo, semejante fallo. (A mí me lo mandó un lector)

 

De poco sirve que la puesta se vea canchera si no la acompaña una correcta ortografía. Es más, son errores que no deberían escapar de ningún filtro. La foto puede incluso estar impecable, pero ni la mejor reflex de Nikon te salva de la mala imagen que provoca escribir con una falta tan notoria.

De paso que alerto sobre este punto, aprovecho para sugerir que se revisen los posteos en general con una palabra en particular que arrastra un error en la acentuación, o mejor dicho, el uso de la tilde sobre la sílaba tónica.

 

El adjetivo demostrativo “esta” no lleva tilde. La llevaría en el caso de que se usara para reemplazar al sustantivo. Ej: “Hay muchas birras, pero ninguna como ésta”. De todos modos, las últimas actualizaciones de gramática dicen que ni siquiera así precisa tilde, salvo que hubiera riesgo de ambigüedad o doble interpretación. Tal como indica la “wikilengua”, tampoco llevan tilde (nunca la llevaron) las formas neutras “esto, eso, aquello” que solo funcionan como pronombres.

 

 

En el caso de este posteo, falla el criterio. O ponés tilde en todas las palabras que corresponde (así, sabés, elegís, máquina, disfrutás) o la omitís en todas como recurso arbitrario, o sea, que se note que es a propósito por algún motivo.

Conclusión:

Cuidemos que además de “verse lindo”, el mensaje comunique bien en todas sus formas.

 

Parafraseando a Ráfaga, termino con un mensaje que no será muy “honey” pero sirve para sentir la diferencia entre lo simplemente cool y lo elaborado con esmero y cariño en cada detalle.

Si te dedicás al alcohol (productor, catador, fan de cerveza artesanal) o a la promoción del mismo (redactor, diseñador, community manager), no te olvides de revisar la ortografía para no caer en la trampa. No será mortal para la marca, pero denota que no querés (lo suficiente) o no tenés amor por el lenguaje.

 

¿Y si usamos el sentido común?

 

La última promo del súper Vea no está muy lejos de este «menjunje»

 

Esto es algo que se me ocurrió después de 25 años de ver los mismos errores, tanto en comercios re instalados como en nuevos emprendimientos.

En realidad, lo vengo haciendo desde el inicio del blog, pero digamos que ahora lo propongo como un método práctico para evitar pasos en falso en tiempos de crisis.

Está inspirado en la psicología inversa. Así como a los chicos basta que les digas “eso no se hace” para que lo hagan, voy a mostrar ejemplos concretísimos sobre lo que no está bien hacer para aprender por oposición y aplicar en los negocios de cualquier rubro y tamaño.

Para eso tomaremos casos simples donde se cometen errores muy pavos, totalmente prevenibles y evitables.

Arrancamos con una promo vigente del hipermercado Vea.  Se llama “El sabor de lo nuestro”. Incluso válida hasta una fecha patria como el 9 de julio. Consiste en comprar un producto, subir un código a la web creada para la ocasión y así participar de viajes para toda la familia a cualquier lugar de Argentina.


Aunque no es original (hasta existen programas de TV con el mismo nombre) digamos que hasta ahí, todo “normal”. Como gentileza, voy a disimular que Vea/Cencosud es chileno y no “nuestro”.

El tema está en los productos que intervienen. Entre decenas de opciones, aparecen por ejemplo sabores nuestros como las tapas para empanadas criollas, los alfajores Terrabusi y el dulce de leche Ilolay o San Ignacio.

 

Ésta es una tríada coherente.

 

Ahora analicemos lo que sigue…

 

En la misma grilla de «productos autóctonos», aparecen el whisky Johnnie Walker de Escocia, el licor Baileys de Irlanda y un ron Havana Club de Cuba.

Para mí una caña Legui…

 

¿A quién se le ocurre meter un whisky o un ron entre los “sabores nuestros”?

 

Una acción que no debería tener complicaciones semánticas, se puede transformar en un trago amargo simplemente por falta de sentido común.

La creatividad no excluye usar la lógica. Tal como fue el lema del último congreso argentino de Marketing, hay poner límites. Límites significa “no vale todo”.

 

Si la promo parte del concepto “nuestro”, eso necesariamente incluye ciertos ítems y descarta otros.

 

La misma disociación ocurre con “Sabor”. Por definición, este sustantivo de ningún modo contempla limpieza del hogar (Blem) o higiene personal (papel higiénico, toallitas, talco para pies). Es más, son antagonistas. Ni hablar los insecticidas!. Sólo una cabeza de mosquito puede no ver el fallo.

Las cucarachas, los pies y el c— entre las sabrosas ofertas de tierra adentro…

 

Ahora cambiemos el ángulo. ¿Querés poner todos esos productos porque hay que sacar exceso de stock?. Pues entonces… ponele otro nombre a la promo!!!.

Bueno, por ser el primer caso, creo que es suficiente.

¿Te sirvió?. ¿Ves cómo se puede conectar con lo tuyo?.

 

Si tenés dudas, querés ampliar o hacer un diagnóstico particular, escribime!

 

Perón, digo perdón por ser spoiler…

Y un día se confirmó lo que tanto alerté. Son TODOS IGUALES. Bueno, convengamos que no se necesita ser Nostradamus para darse cuenta de cómo terminan los políticos con tal de acomodarse. Aún así, siempre habrá público iluso que siga creyendo en finales infantiles…

 

 

Spoiler Land ganó el Martín Fierro como mejor comercial del 2018.

Es un comercial de Cablevisión Flow inspirado en una historia terrorífica… Seres con un apetito voraz de contarte lo que ya vieron, aunque todavía no lo hayas visto vos…

Unos días después del Martín Fierro, Macri anunció al peronista Pichetto como su vice. Sí sí, PERONISTA, o sea, del partido al que culparon de todos los males de Argentina en los últimos 70 años.

Si te lo anticipaban como el último episodio de la serie del año, no lo hubieras creído. Pero no fue ficción ni una fake news. Pasó, porque en política y en TOOODOS LOS PARTIDOS podés ver lo peor de las miserias humanas.

Y no lo digo con el diario del lunes sino que te avisé cuando empecé este mismo blog. (Más abajo está el link de la nota publicada hace 6 años donde explicaba el por qué no le creía a Cambiemos).

Siento vergüenza por decir que lo supe antes que muchos por el sólo hecho de ser profesional del marketing. Pero no tanta claro, como la que deben (o deberían) sentir los que se pasaron 3 años hablando pestes de los peronchos y hoy están obligados a bendecir el matrimonio, o si más te gusta, a aplaudir su propio ridículo.

Fuerte. Demasiado para los fanáticos que sólo son capaces de ver a través del ombligo de su líder. Macri les hizo creer que venía a refundarlo todo y no pactaba con la vieja política pegó el manotazo justo hacia el partido que tanto se encargó de demonizar para mostrarse diferente. Sólo un obsesionado por el poder sin ningún tipo de vergüenza ni respeto a sus votantes (o desesperado por quedarse como sea) podría hacer eso.

En cualquier marca, tal maniobra sería un desastre. La falta de coherencia haría perder la mayoría de sus consumidores. En política, capaz tiene el efecto contrario. Por eso, de arranque nomás, adelanto también que voy a seguir combatiendo el uso de la palabra Marketing para denominar a lo que incluso excede los límites del GARKETING.

En esta nota vamos a ver cómo prestando más atención a la comunicación de los candidatos se puede evitar llegar a estos lamentables desenlaces.

¿Será demasiado tarde?

(más…)

Big Sale 2. Quién ayuda a los comercios (y quién se borra…)

 

El Big Sale Junín nació el año pasado como propuesta del municipio y Comercio e Industria para incentivar el consumo.

Los comerciantes se unen un finde para hacer descuentos de hasta el 50%. O sea, lo mismo que puede hacer cada uno por su cuenta pero con promoción masiva.  Podría analizar varios aspectos relacionados al marketing. Pero en la primera edición cuestioné el uso político que se le dio al evento, con Petrecca shoppineando para los flashes por pleno Sáenz Peña.

 

Marcelo Tapia, uno de los principales propulsores del Big Sale, fue parte del autobombo del intendente. Pero este año, se quejó públicamente de que nadie le dio una mano, ni siquiera los políticos… Muuuuy raro.

 


 

 

Como le apunté al “detalle”, vino la respuesta de Tapia que disparó esta nota. Porque en vez de explicar por qué el intendente se borró de lo que había apoyado con tanta “convicción” pro comercial, Tapia tuvo el tupé de meterme a mí entre los destinatarios del reclamo. Justo a mí, que soy de las pocas (si es que existen pocas) que desde hace años, en forma independiente y GRATUITA, genera y comparte contenido profesional en beneficio de las marcas locales.

Aquí la crónica de lo que pasa cuando alguien habla sin saber a quién tiene enfrente…

(más…)