La absurda grieta discursiva…

 

 

Las acusaciones entre macristas y cristinistas son tan «racionales» como si Coca y Pepsi se cuestionaran entre sí su contenido calórico…

 

Realmente no dejo de sorprenderme por la «ingenuidad» (por ser elegante…) de ambos lados de la grieta.

Hace unos días, los oficialistas le pegaban a Cristina por aparecer junto al PJ siendo que es de otro partido, al que incluso había criticado.

Ahora, viralizan el “hallazgo” de que Alberto trataba de deplorable al mandato de su flamante vice (al que fue difícilísimo encontrarle algo virtuoso).

Hasta llegan a festejar con “revolucionada alegría” la suposición de que esa contradictoria mancha beneficiaría la reelección del presidente actual.

 

Desde afuera se puede inferir que ignoran (o prefieren correr) que la crítica es del mismo tenor de lo que decía Carrió de Macri antes de formar Cambiemos. Tal como hizo Alberto, Lilita no se guardó nada y acusó a su socio de contrabandista y evasor, declarando entre otras cosas: “La Argentina sabe quiénes son los Macri, qué hicieron con Correo, con las cloacas, con Sevel… Si la gente quiere votar a alguien que formó parte del saqueo…”

 

 

Y esto es un agregado post.

Después de 3 años y medio de demonizar a los peronistas por los 70 años de fiesta, el populismo y el choreo, Macri pega el manotazo de ahogado hacia… el PERONISMO!!!

Elige como compañero de fórmula a Pichetto, jefe de banca desde Menem hasta Cristina!!!, y quien hasta el día anterior estaba armando un frente opositor.

Esto decía Macri hace unos años sobre el vice que ahora es la «salvación» para sus aspiraciones de reelección…

 

 

Por esta irracionalidad en la medida de la vara me pregunto (o le pregunto a los «grieteros»):

¿En qué quieren encontrar la diferencia tratándose de política?. ¿Tanto cuesta ver que son más de lo mismo o dos caras de la misma moneda?.

¿Algún día entenderán el papel absurdo que hacen defendiendo a personajes que sólo rosquean, panquequean, corrompen (y decenas de etcéteras) sólo a los fines de sus intereses personales?.

¿No se cuestionan que si a los políticos les interesara el país estarían sin poder dormir y tomando Rivotril tratando de arreglar esta crisis vergonzante y no las 24 hs especulando, armando alianzas, para ganar una elección y repartirse cargos?.

O sea, se los vería sin respiro TRABAJANDO POR ARGENTINA y no haciendo encuestas cada 2 minutos, lobby para el rejunte o craneando un slogan de cuarta para volver o mantenerse en el poder.

Y lo curioso es que los grieteros repiten el argumento que les bajan con idéntica forma, tal como es el echarle la culpa de todo a los 70 años de peronismo o decir que Macri es la dictadura, entre tantísimos ejemplos.

¿Quién les pasa letra?. ¿Marcos Peña? ¿El muchachote que regentea un obsceno ejército de trolls y encima lo niega o lo pone en espejo señalando a sus adversarios?. ¿Durán Barba?. ¿El pseudo gurú de marketing que les hace creer que ganar elecciones con frases de autoayuda es igual que resolver los problemas históricos de un país en decadencia?. ¿El propio Alberto Fernández?. En fin…

Es evidente que los fanatismos por uno y/o odios hacia los otros acribillan todo poder de análisis, memoria y coherencia.

 

Incluyo a partidarios “intensos”, periodistas y medios militantes y todo aquel que, según parece, no se toma ni el trabajo de chequear por YouTube…

Ojalá dejaran de discutir, dejarse manipular y ser funcionales al juego de otros…

 

De Argentum a los Argento…

 

 

El país de los contrastes, de una bipolaridad que confunde. Así es el mensaje que comunicamos al mundo.

Como dice siempre Lanata, somos raros…

En el caso del G20, mostramos que podemos estar artísticamente entre los mejores del planeta y políticamente entre los peores.

Me refiero a dos hechos puntuales. Por un lado, el magnífico espectáculo en el Colón, mérito de Ricky Pashkus. Por el otro, el pobrísimo, por momentos estupidísimo discurso inaugural en Costa Salguero, mérito de Macri y asesores varios.

De la puesta en el Colón no puedo agregar nada. Como espectadora quedé tan maravillada como cualquier humano que aprecia un hecho creativo, estético y de alto impacto.

Ahora, sobre el mensaje oral del presidente, voy a evaluar cual profesora casi jubilada en mesa de diciembre. Aunque, aclaremos, no hace falta más que medio dedo de frente y una pizca de sentido común para darse cuenta de la “calidad” del no contenido…

Vas a escuchar una recopilación de frases que quedarán en la historia de la idiotez discursiva presidencial nivel Argento 1.

 

 

(más…)

El equilibrio del gato…

 

Ahora sí!!!. Cómo no vamos a creer en el cambio!!!. Macri habló y logró recuperar la confianza que nos quisieron robar los mercados internacionales golpistas… (Maluma niño malo).

Aquí, los certeros contenidos que lograron calmar la crisis, depreciar el dólar, equilibrar las cuentas y revalidar la eficacia de la gestión M…

 

Ehhh ¿cómo que no?. Sí sí, leé bien…

 

-“La mayor parte de las causas de esta crisis está fuera del control del gobierno”.

O sea: estos noveleros de Turquía y Brasil por qué no arreglan sus quilombos y nos dejan de joder que acá estamos okis tudo bem tudo legal…

 

-“No puede ser que gastemos más de lo que tenemos, hay que equilibrar las cuentas fiscales y lograr déficit cero”.

O sea, para dar el ejemplo, recién a los 2 años y medio ellos van a reducir los ministerios que habían aumentado cuando no había ni para mantener ni a los 2 secretarios de la Primera Junta.

 

-“La euforia del principio nos ayudó a convencer a los que nos prestaban”.

O sea: los países serios se dieron cuenta que era sólo euforia / globos y ahora no nos prestan ni atención (aunque salgamos en las necrológicas).

 

-“Los argentinos tenemos que madurar como sociedad y comprometernos con el equipo valioso de gobierno”…  

O sea: ellos están haciendo todos los esfuerzos posibles. El tema es que no colaboramos y los que no llegan a fin de mes no se ponen las pilas!!!

 

-“Vamos a generar energías renovables (etc) y pronto va a haber trabajo y dólares”.

O sea: si hoy en Jujuy los chicos no pueden comer, piensen que en 20 años van a cargar la batería del celu con el litio made in house y van a poder viajar en Flybondi a Disney para comprar al último iPhone. Además, hay que agradecer que somos unos privilegiados. Podremos ver los frutos de Vaca Muerta cuando la vaca ya murió.

 

-“Vamos a tener la Argentina que soñamos juntos. Sólo es un proceso duro que hay que enfrentarlo con alegría y esperanza porque sí se puede!”.

O sea: el gobierno sigue apostando a la base electoral que puede manejar Durán Barba…

 

En fin, lo que logra el poder de la palabra bien dicha…

Vamos señores, a achicar el gato, digo el gasto.

 

EXPO JUNÍN 2018: los salames de siempre…

 

VIDEO DE COLECCIÓN…

 

Y otro año pasé por la rural a ver con qué sorprende la actividad comercial del campo y la ciudad.

Cansada de hacer recorridos estériles por más de lo mismo, esta vez decidí resumirlo en los dos extremos, que a mi criterio, se hicieron notar muy claro…

¿LO MEJOR?

Los salames caseros de Agustín Roca. Todos, pero destaco los de Acerbo por lo simple y disruptivo de su gran atracción: el «barril pulpería».

 

¿LO PEOR?

Los otros salames…

Esos personajes que van a hacer «rostro» o se paran en el palco a declamar una serie de oquedades y lugares comunes fuera de foco y de época. Y por supuesto, la prensa obsecuente que repite sin filtrar multiplicando la decadencia.

Por si fuera poco, el diseñador autor del plagio más descarado que tuvo la expo con su logo, ahora dando cátedra de cómo manejar la identidad visual de los expositores…

Conclusión: lo que está en el video!

Riqueza de sabores y buenas intenciones por un lado.

Pobreza de contenido y falta de vergüenza por el otro.

Así vi yo la EXPO JUNÍN 2018.

 

Argentina: la hora de Messi y los alfajores…

 

Carlos Paz le puso la 10 a su célebre pajarraco… Ojalá no nos vaya como el cucúlido…

 

Toda Argentina está pendiente del partido del año. Ni hablar los comercios que aprovechan este poderoso evento aglutinador de emociones.

Sí tribuna. Hay que pasar a octavos y es la hora de que Messi aparezca y tape bocas.

Todo eso junto me dio como resultado un comentario deportivo ad hoc que, sin fernet mediante (“Quién se ha tomado todo el vodka” dijo la matrioska…), me llevó al Cucú de Villa Carlos Paz y a los alfajores La Quinta.

 

La Quinta es la marca más popular del tradicional alfajor cordobés (como si fuera chocolate Del Turista de Bariloche). Lleva 45 años (el cucú tenía menos de 10 fuera del nido) en calle Sarmiento, pleno centro viejo de Villa Carlos Paz. Desde hace 20 años, está frente al Cucú y el año pasado inauguró un espacio de 1200 m2 con cafetería y pastelería que en estos días mostraba una pantalla led con el mensaje que todos quieren ver:

 

Y del cucú pasamos al pito de San Petersburgo que está por sonar en menos de 2 horas.

No puedo obviar decir algo sobre el 10. Repito lo que postée en mi Face personal después del malogrado penal a Islandia y el pésimo partido contra Croacia:

¿Es humano?. Por supuesto!!!, pero COBRA como si no lo fuera, o sea, un precio descomunal, como si garantizara al menos 10 goles mundialistas por encima del resto.

Entonces me pregunto:

¿Por qué habría que «perdonarle» que desde el arranque de un partido decisivo agache o se agarre la cabeza en evidente gesto de molestia, depre o lo que sea que le pase en su vida personal?.

 

Por Messi y CÍA recordé cuánta razón tenía mi viejo (yo creía que exageraba) al describir ciertas realidades…

“Son unos farabutes”, decía en su crudo lunfardo sobre los jugadores de la selección argentina (al menos de los últimos 5 mundiales).

Comparaba el fútbol con el boxeo, deporte del que según él, mucho tenían que aprender los “pecho frío” de los botines.

Me contó 30 veces que Firpo (el “toro salvaje de las pampas” nacido en Junín), el que de una trompada sacó a Dempsey del ring en Nueva York, viajó de polizón en un barco carguero y comía puchero en el entrenamiento para la «pelea del siglo».

Aquellos eran campeones que lo daban todo sin medir los sacrificios. Como el Mono Gatica, que de humilde lustrabotas llegó a ídolo máximo porque, entre otras cosas, seguía peleando como un tigre hasta con el maxilar fracturado. Mientras los jugadores de fútbol, seguía explicando mi viejo, si no van con todos los chiches (ej. el Airbus VIP con asientos cama y catering personalizado del team Sampaoli) o si se les encarna una uña, no salen ni a la cancha.

No quiero imaginar lo que opinaría hoy mi viejo de “Messi deprimido”, el mismo que gana millones incalculables como si fuera de otra galaxia pero se anula ante cualquier defensa cerrada y acumula 6 partidos mundialistas sin convertir…

 

Y de mi viejo paso “Me la jugué porque sabía que mi vieja me estaba mirando, porque Argentina me estaba mirando”, dijo el Diego exigiendo que pongan lo que pone la madre del cucú villero:

Al menos eso, demostrar que se rompen por honrar la historia de una camiseta y a la gente de todo un país (incluyendo su propia familia) que vive el fútbol como su mayor pasión colectiva.

 

CONCLUSIÓN:

¿Querías algún análisis bilardista?. ¿Creíste que era una nota de marketing digital y te encontraste con un bicho analógico?. Bue… no sigas buscando ni pidas el VAR porque no lo tiene. Como dijo el señor que sacaba la foto a los turistas ávidos por más gracias del pajarraco: “Es lo que hay”

Esperemos que hoy sea su hora…