¿Cómo era la primera Expo Junín?

Tras varios años de ir a la Rural y ver casi lo mismo, me dio una lógica curiosidad. ¿Cómo sería antes?. Pero mucho antes… Concretamente desde que hay registro.

Obvio recurrí a mis dos fuentes infalibles: el blog histórico de Roberto Torres y el grupo de Facebook “Si sos de Junín no podés olvidarte de…”.

Corría noviembre de 1936, dicen las crónicas. Junín trasitaba sus 109 años y el intendente era Borchex.

En ese contexto, la Sociedad Comercio e Industria (que este año cumple el centenario) organizó la 1ª Exposición Regional de Industrias. Un evento que, según el discurso inaugural, se vivió con “ferviente aspiración localista”.

Aquel Junín progresaba con el empuje de las locomotoras. Y se reflejaba en la cantidad y calidad de expositores.

En esta nota rescato un podio de 3. Los 2 primeros porque ya eran grandes y lo siguen siendo con sus marcas súper impuestas. Y el 3º, porque si bien no existe más, fue un ícono del consumo al mejor estilo Quilmes.

 

1- Cirigliano

 

Ingeniería en ventilación para la industria, la minería y el sector agropecuario. Uno de los principales propulsores de nuestra ciudad.

Don Pascual Domingo Cirigliano, empezó con una herrería y un pequeño horno de fundición para reparar máquinas agrícolas y fabricar repuestos.

Hizo de todo: desgranadoras de maíz sobre chasis Ford T, cocinas a leña, sanitarios para el Ferrocarril Pacífico, motores eléctricos para bombeadores, lamparitas eléctricas, enlozados, molinos a viento, ventiladores y extractores para General Electric, aire acondicionado, almacenaje y secado de granos, etc.

Hoy lleva más de 90 años en continua innovación tecnológica, que incluye viajes de perfeccionamiento a Inglaterra, Canadá o Italia.

 

2- Castellazzi Hnos.

 

Fue durante años la concesionaria exclusiva de Ford. Acá ves el stand del 36 presentando los motores V8. Un acontecimiento tan importante que los promotores estaban de smoking y sombrero…

Y hoy, con más de 85 años de trayectoria, en tiempos de agencias multimarcas, exhibe sus Mercedes Benz, Hyundai, Toyota o Isuzu en el show room del centro que se suma al clásico predio de Ruta 7.

 

3- Cervecería Guerriero

 

Tuvo un éxito inédito en la historia comercial de Junín.  En sólo tres años consiguió elaborar un producto que en calidad y presentación estaba a la par de las mejores del país, como la Bieckert de los Bemberg. También gaseosas, que competían de igual a igual con la Crush, Neuss, Teem, Gini o Bidú.

Sus productos estrella fueron la naranjada y la “bolita”.

Las primeras eran unas botellitas regordetas con jugo natural de naranjas. La publicidad era “Naranja de naranja, naranja de Guerriero”. Y la bautizada “bolita” (por su bolita en el pico) era un refresco parecido a la Sprite. Ambas hacían dúo perfecto con el “sanguchito” de mortadela que los chicos llevaban a los pic-nics.

También vendían barras de hielo, que la gente (a veces después de una cuadra de cola) se llevaba al hombro en bolsa de arpillera, para poner en heladeras de madera, tambores o bateas de lavar.

Hoy, las etiquetas de Guerriero son codiciadas piezas retro, que se consiguen por Mercado Libre, sitios de Facebook o el Club Argentino de Coleccionistas.

Cervecería Guerriero atendía en los galpones de 25 de Mayo y Tedín, en el empedrado barrio El Picaflor. Por el costado estuvo hasta hace unos años el grupo de teatro under La Fábrica.

Por lo que cuenta el archivo, el stand de la Expo 36 fue todo un espectáculo. Una magnífica fuente con chorros espumosos de cerveza con una pelota de celuloide en el centro (¿?). Y entre dos imponentes columnas, un cartel con el logo y la frase “Industria Argentina-Exponente regional-Orgullo local”.

Además, unas originales vidrieras con muestras de malta, cebada y lúpulo fino.

 

Grandes conocidos…

 

El Gran Jurado de Honor de la Expo 36 premió con medallas y plaquetas a los más destacados. Al leer la nómina te das cuenta de la importante tradición comercial que tiene Junín en toda la región.

Francisco De Ciervo. Hizo de Junín la primera ciudad argentina con una fábrica propia de neumáticos, con obreros y máquinas locales.

Astur Vasconia (de García y Alberdi). Una gran industria protagonista del progreso de nuestra ciudad. Producía 270 pares de zapatillas y alpargatas por día. Estaba en la esquina de Yrigoyen y Gral. Paz, actualmente confitería Cortés que es de sus descendientes.

Bicicletería Nani. Otro de los comercios con fabricación totalmente local.

Confitería 9 de Julio (de Angel Puricelli). Una de las mejores confiterías del país por sus productos de repostería. 

Fortunato Tassara y Cía. Molino harinero y fábrica de fideos.

Buisán Hnos. Represente de General Motors. En el stand más grande expuso los coches Chevrolet.

Saggesse.  Representante de los coches Nash y LaFayette que exhibió en un llamativo stand.

Joyería Tomasone. Mostró en vivo su taller donde fabricaba anillos y otras joyas.

Lanza y El Rosedal. Dos de las casas más importantes en venta de semillas, flores y plantas.

José Nanni, Fratamico Hnos., Carlos Panizza, Pietrobón Hnos., Juan Ribas, E. Álvarez Rea, Mármoles Dani, Edgardo Di Marco y Cía., Perrone y Tomino, entre tantos más.

Curiosos contrates: la distinción para promocionar chocolates. El representante de Águila-Saint Hnos. con smoking como en Castellazzi. Y un bizarro (e incoherente) obelisco con la marca de la tienda-mercería Paco el Loco…

Delatores de época: prehistóricas suenan hoy las cocinas a petróleo de Salvador Bertotti (aunque también había cocinas y refrigeradores General Electric o SIAM Di Tella), la fábrica de jabón de los hermanos Lupano, la sastrería de Máximo Bellusci y las fajas y modeladores de Amadora López.

Novedades: la fábrica de helados La Marplatense tenía un “moderno” mostrador de conservación. Y “Yuquery” (leche, cacao, malta y azúcar) se vendía como el alimento perfecto para niños y grandes, como auténtico antepasado del Actimel…

La Expo se conectaba a través de Unión Telefónica, y alguien tomaría nota junto al eterno registro visual de Foto Cuenin. (Ya dirían whisky en lugar de Hesperidina? jaaa).

Gracias a:

http://juninhistoria.blogspot.com.ar

http://www.facebook.com/groups/138680891616/ 

Ni Meoni, ni Easy, ni Comercio e Industria…

Ya te podés imaginar quién se queda con los disputados talleres de Circunvalación.

Juninenses y juninensas, prepárense para lo que viene!.

Hoy se cumplen 60 años de la muerte de un ícono argentino de trascendencia mundial: EVITA.

Hubo películas, documentales, libros y musicales. Ahora billetes. Los primeros con la imagen de una mujer.

En medio de la polémica judicial y política (anche mediática=Lanata) por la confección de billetes de 100 pesos en la ex Ciccone Calcográfica, la presidenta Cristina Kirchner decidió que ese dinero deje de existir.

En un acto en la Casa Rosada, anunció otro diseño: estarán ilustrados con el rostro de Eva Duarte de Perón.

El nuevo billete se inspiró en uno de 5 pesos que se creó en 1952, año de la muerte de Evita (y que nunca salió porque se perdió en la Casa de la Moneda…).

Es obra del artista Roger Fund y el grabador Sergio Pilosio. El reverso está ilustrado con una alusión a Ara Pacis, un monumento de la antigua Roma que simboliza la paz y fue levantado en honor al emperador Augusto (¿?).

Nunca antes había ocurrido que circulen por la calle dos billetes completamente distintos de la más alta denominación.

A eso se suma una realidad que demuestra el descontrol de la emisión monetaria en el último tiempo. Los billetes de Evita coincidirán con los de Roca, que a la vez tendrán tres orígenes distintos: la ex Ciccone Calcográfica, la Casa de Moneda y la Casa de Moneda de Brasil.

(Y después pretendo COHERENCIA en el branding de Iris, Cognigni, Wellness y el Sanatorio… Bueee, de algún lado viene esta “onda”…).

En el caso de las marcas, la bipolaridad es grave, para la imagen y resultados comerciales de la empresa.

En el caso de la moneda nacional, no admite mucho análisis. Es un elemento clave de la soberanía e identidad de un pueblo. Tener 2, 3 o 4 versiones, con distintas caras, tamaños y calidad de papel, es sintomático. Quizás representa la superficialidad y el “vale todo” que estamos viviendo como sociedad.

Un experto en numismática dijo que el cambio se hizo para poder empezar de cero. Se les terminaban las letras en los billetes de Roca. Ya íbamos por la serie “U”, a sólo 5 del final…

Muchos discutirán ahora si fue por la cuestión técnica de Roca o por la cara de piedra del gobierno K. Pero esa es otra historia de la cual no se ocupa este blog…

Fuentes consultadas: 

http://www.clarin.com/politica/Cristina-defendio-rol-fabricacion-billetes_0_743925645.html

http://www.perfil.com/contenidos/2012/07/26/noticia_0015.html

 

 

No estaba previsto en esta nota. Pero no pude evitar compartirlos…

Dos videos increíbles del musical “Evita” que se estrenó a principios de abril en el Marquis Theatre de Broadway.

Protagonizada por la argentina Elena Roger, a quien la crítica y colegas definen como “pequeñita de tamaño pero inmensa en el escenario”, y Ricky Martin en el rol de Che Guevara.

Una versión impactante de la obra que Tim Rice y Andrew Lloyd-Webber crearon a fines de los años 70, y por donde pasaron desde Madonna hasta la misma Elena hace unos años en Londres.

http://www.youtube.com/watch?v=x9fNJdq7vVM

http://www.youtube.com/watch?v=JwVRfQ6pgxk